DEUDA
19/04
La rifa de Chascomús: ya hay valor del campo y el municipio apura reuniones con Provincia
Según dictaminó el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N° 27, con sede en La Plata, el terreno cuesta más de 234 millones de pesos, costo que debe hacer frente el Estado bonaerense, según dictaminó la Corte Suprema en 2017. El municipio que conduce el intendente Javier Gastón intenta agilizar las gestiones para que se abone lo que denominó la "deuda externa" de la comuna.
La saga de la rifa del campo en Chascomús tiene un nuevo episodio. La justicia emitió la pericia en la que se establece el valor definitivo del terreno, que asciende a más de 234 millones de pesos, valor del que debe hacerse cargo la provincia de Buenos Aires.

El valor del terreno fue determinado por el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N° 27, con sede en La Plata, la perito oficial María de Lourdes Fernández.

"Con los antecedentes encontrados semejantes al bien en cuestión, ubicado en la localidad de Lezama,con una superficie total de 320,7469 has. se estima el valor total del mismo, en $234.786.720.- (promedio dólar oficial compra – venta al día de la fecha de la presente pericia, 92.53$, más 30% =120$/ dólar)", señala el documento judicial.

El valor del terreno debe ser abonado por la Provincia de Buenos Aires a las damnificadas, que se adjudicaron la rifa realizada en 1996, según dictaminó la Corte Suprema de la Nación.

Según señalaron a La Tecla fuentes del municipio de Chascomús, el intendente Javier Gastón solicitó una reunió con el Ministro de Economía bonaerense, que se realizaría el jueves. El jefe comunal del Frente Renovador no dudó en definir a la rifa como la "deuda externa" del distrito.

La preocupación de la comuna, que ya tiene bienes embargados por este tema, son los costos judiciales, equivalentes a cerca de un 25 por ciento del valor del predio, y el lucro cesante, cuyo valores íno están establecidos, pero se estima en 330 millones. Todavía no está definidos si a Chascomús le corresponde hacerse cargo de alguno de esos pagos. El temor radica en que esto derive en un embargo de las cuentas municipales.

La historia

En 1996, Sonia Della Vedova de Godoy y Clorinda del Carmen Gallego de Sandoni resultaron ganadoras de la rifa que una escuela local, por la Lotería Nacional, sorteó 327 hectáreas de un campo sobre camino a La Horqueta. El terreno se encuentra en el municipio de Lezama, que en ese entonces formaba parte del partido de Chascomús.

Tal como señalaron las beneficiarias en la demanda instaurada, realizadas las gestiones para obtener la posesión del campo y el otorgamiento de la escritura, tomaron conocimiento de que existían dificultades que obstaban tal propósito, por la existencia de una hipoteca que gravaba el campo, registrada poco tiempo antes del sorteo y que afectaba al inmueble propiedad de Jorge Naqued, el promotor de la rifa.

Las gestiones fueron pasando y quedaba la disputa de a quíen le correspondía hacerse cargo de la rifa. Finalmente, la Corte Suprema de la Nación dictaminó en marzo de 2016 tanto que la Municipalidad y la Provincia, así como las cooperadoras escolares y Naqued (titular de la propiedad) son responsables del fraude.

El Estado bonaerense es responsable porque organizó la rifa a través del Consejo Escolar, dependiente de la Dirección General de Escuelas de la provincia de Buenos Aires; el Municipio por autorizar la rifa y no constatar el cumplimiento de los requisitos exigidos por la normativa; las cooperadoras por ser las beneficiarias de la recaudación; y Naqued por obviar que el campo a rifar estaba hipotecado.