INFORME ESPECIAL
05/06
Vecinos en guerra
La pandemia no da tregua y mientras se extiende la cuarentena los conflictos se hacen cada vez más latentes. Límites cerrados, controles en exceso, y brotes epidemiológicos son algunos de los inconvenientes que soportan aquellas localidades que tienen a otras provincias como vecinas. El impacto económico y las dificultades de una nueva disputa en medio de la pandemia.
El extenso territorio de la provincia de Buenos Aires hizo que la cuarentena por el Covid-19 sea algo más que una cuestión sanitaria. A las dificultades de la expansión del virus en la zona metropolitana, como también en las grandes ciudades, se sumaron los conflictos con las provincias vecinas, donde los intendentes deben responder a las dificultades en la circulación, como así también en el impacto directo de sus comunas.

El territorio bonaerense, limita con Entre Ríos al noreste; Santa Fe y Córdoba al noroeste; La Pampa al oeste y Río Negro, al sur. En cada una de ellas se presentaron distintas dificultades como consecuencia del panorama epidemiológico. Las quejas no se hicieron esperar y hubo intendentes, que dudaron en salir con los tapones de punta para expresar su malestar ante las restricciones de sus vecinos.

En una zona casi sin casos, las localidades bonaerenses que limitan con la provincia de La Pampa expresaron su molestia por la imposibilidad de circulación. Productores, comerciantes, vecinos y toda la comunidad en su conjunto encontraron restricciones en el territorio que conduce el gobernador Sergio Zliotto.

Intransigente, el gobierno pampeano, puso a la provincia de Buenos Aires, como una zona de circulación viral, y no es para menos, si se tiene en cuenta que concentra gran parte de los casos positivos que informa el Ministerio de Salud en cada jornada (junto a la Ciudad de Buenos Aires). No obstante, los intendentes consultados por este medio, enfatizaron al unísono la inexistencia de casos en la región limítrofe. Los reclamos no tardaron en llegar al Ejecutivo de la provincia vecina, como también al mismo gobernador Axel Kicillof.

Con las provincias de Córdoba y Santa Fe, el panorama es diferente. Si bien los controles son estrictos, no hay resistencia en la circulación, más allá de los protocolos sanitarios que se toman. En este sentido, una de las localidades más comprometida es General Villegas al noroeste bonaerense, que limita con las dos mencionadas además de La Pampa, su intendente busca poner paños fríos con los pampeanos en la implementación de protocolos sanitarios que permitan el tránsito en un área clave del pasaje interprovincial.

Allí, como en las localidades vecinas se ven perjudicadas actividades como la cerealera y la ganadera, además de ser un paso obligado a la provincia de Córdoba, como Santa Rosa, la capital pampeana.



En el extremo norte, la situación no es muy diferente. Las localidades de Zárate y Campana, son el punto de conexión con la provincia de Entre Ríos. Ambos municipios, ven en ascenso los casos de coronavirus y la lupa se pone en el Puente Zárate – Brazo Largo, que une las localidades homónimas de sendas provincias.

En Entre Ríos, el gobernador, Gustavo Bordet, expresó que “por nuestra parte, reforzaremos todo lo que son controles en nuestras zonas fronterizas, especialmente en el Puente Zárate-Brazo Largo. Ahí está, creo, la clave para evitar casos de contagios que puedan producirse en nuestra provincia por entradas de personas de zonas que tienen circulación activa o también, como se ha dado en algunas situaciones, por salidas de personas y, nuevamente, al volver a ingresar a veces traen el contagio aquí”.

Cabe destacar, que la zona norte de provincia de Buenos Aires, en distritos como Zárate, Baradero, Escobar, Campana y Pilar, se ponen de manifiesto datos alarmantes sobre el COVID-19 que resultan preocupantes para la provincia de Entre Ríos en virtud de la cercanía con el puente Zárate-Brazo Largo.  

En su último contacto con el presidente Alberto Fernández, el gobernador entrerriano señaló que los tres últimos casos que se registraron en la provincia son "personas que han ido a los mercados tanto de Tres de Febrero como de Escobar a vender frutas o a comprar verduras y traerlas para acá, con lo cual en ese tránsito nos produjo casos de contagio en algunas localidades”.


Controles estrictos en Entre Ríos

"Hoy se sigue atentamente con controles en los ingresos a la provincia, fundamentalmente en el tránsito en la ruta nacional 14 porque es una ruta internacional que une varias provincias y tres países. No se puede tener un bloqueo sistemático, sino lo que hacemos es tener puestos sanitarios, controlar las personas que transitan y establecer protocolos porque no sólo atañe a Entre Ríos, sino también a Corrientes y Misiones. En esto hay que trabajar de la manera que se viene haciendo y es en conjunto para resguardar a nuestros ciudadanos. Esto se cumple de manera estricta", agregó el mandatario entrerriano.

En el otro extremo de la provincia, en el límite con Río Negro, se reforzaron los controles de circulación y se trabajó bajo estrictos protocolos sanitarios. La comarca de Carmen de Patagones y Viedma, no registra casos positivos y el diálogo en constante entre el intendente maragato José Luis Zara, con su par viedmense Pedro Pesatti y la gobernadora Arabela Carreras. Sin embargo, el jefe Comunal, no dejó de resaltar a La Tecla el grave impacto en las finanzas de la localidad.


Guillermo Pacheco (Intendente Pellegrini)
“Existe un abuso del gobierno pampeano de restringir de forma significativa el ingreso de bonaerenses”


Guillermo Pacheco, intendente de la localidad de Pellegrini, localidad que se ubica al noroeste de la Sexta sección y en el límite con La Pampa, dialogó con La Tecla e hizo referencia a la situación en el tránsito a la provincia vecina. En este sentido expresó: "Obstaculiza mucho la relación entre las comunidades, sobre todo Pellegrini, con otras localidades como Santa Rosa, que es la capital o también, General Pico, Catriló, Lonquimay, Quemú Quemú, y que en nuestra zona hay una vinculación permanente, no sólo familiar, sino de trabajo y esto representa un obstáculo para la gente".

"Esta zona de la provincia de Buenos Aires no es el AMBA y existe un abuso del gobierno pampeano de restringir de forma significativa el ingreso de bonaerenses a La Pampa, y no así el egreso de algunos pampeanos a Buenos Aires, con su correspondiente retorno, los cuales vienen por diferentes motivos, incluidos los laborales" expuso el jefe comunal.

Respecto a la situación epidemiológica en el municipio, el intendente informó: "Nosotros no tenemos casos, hubo un sospechoso que luego fue negativo. Estamos en una región que, en 150 kilómetros a la redonda, no hay problemáticas sanitarias, y eso nos da la posibilidad de sí sostener los cambios de hábitos y que actúen con los protocolos que se vienen difundiendo. Esto nos da la tranquilidad de gozar de algunos privilegios que nos otorga la cuestión sanitaria".

Respecto a la intervención de las autoridades dijo: "Esta es una situación para que la gestión de del gobernador Axel Kicillof, pueda realizar algún planteo, porque hay un acuerdo entre San Luis y La Pampa, pero es serio el inconveniente para el transporte, para la vida laboral de las comunidades y también el vínculo con la Patagonia".

Sobre el freno a la economía regional, Pacheco, señaló que se ven afectados comisionistas, productores agropecuarios, trabajadores de la salud, entre otros.

José Luis Zara (intendente Carmen de Patagones)
“Tratamos de manejarnos con la misma sintonía"


Al sur de la provincia de Buenos Aires, se encuentra otros de los límites interprovinciales. En el extremo sur se ubica Carmen de Patagones, que limita con el río Negro y la ciudad de Viedma, capital de Río Negro. Ambas ciudades integran una comarca unida por lazos históricos y geográficos que albergan a más de 70 mil habitantes en su conjunto. Sin embargo, la pandemia abrió una grieta.

 Al respecto, el jefe comunal, José Zara habló con La Tecla y señaló: "Venimos trabajando en conjunto con el intendente de Viedma, Pedro Pesatti y también hablamos con la gobernadora (Arabela Carreras). Al ser una comarca, muchas de las flexibilizaciones que se llevan en Viedma, como Patagones, más allá que sean provincias distintas, tratamos de manejarnos con la misma sintonía".



Sobre la atención de la circulación expuso: "Uno de los problemas que tuvimos es que mucha gente de Viedma trabaja en Patagones y viceversa. Nosotros tenemos dos puentes, el ferrocarretero y el Basilio Villarino que es la ruta 3, solamente quedó abierto este último para tener un solo ingreso de control y a medida que se flexibilizaba hubo inconvenientes en el tránsito de personas, y en conjunto con Río Negro establecimos que Viedma haga más controles en el sur y nosotros en el ingreso a Carmen de Patagones. Además, nosotros también tenemos, sobre el río Colorado, al límite con Villarino, otro ingreso. También hicimos refuerzos en la cabecera para manejarnos con certificados". En el impacto económico puntualizó: "Hay muchas actividades que no pueden abrir sus puertas y dentro de eso la economía cae. Tanto Carmen de Patagones, como Viedma dependemos mucho del turismo, entonces se ve que esto nos afecta".

Javier Reynoso (Intendente Rivadavia)
“Hay problemas en todos los pasos”


Otros de los puntos claves en el tránsito con La Pampa es la localidad de Rivadavia, allí el intendente, Javier Reynoso, habló con La Tecla y expuso la situación en su distrito: "Tuve una reunión con el ministro de Seguridad de La Pampa en el control caminero, también con intendentes de distintos distritos, porque había problemas en todos los pasos”.

Sobre este punto recalcó: “En nuestro caso es González Moreno el principal punto de paso, pero el problema abarca a todo el distrito que limita con La Pampa, donde la mitad de la población tiene domicilio allá, por ser una de las calles uno de los límites con esa provincia. Además, queda a la misma distancia nuestra cabecera que es América y General Pico, que es una de las más importantes. En ese encuentro se acordó confeccionar un protocolo para aquellos vecinos que tenían que circular necesariamente por cuestiones esenciales, porque, por ejemplo, hay jubilados que cobran sus haberes en Pico, o propietarios rurales que tienen que pasar constantemente para ver su producción y demás".

Sobre el aspecto económico, el intendente expuso: "Es una complejidad, porque nuestras farmacias se abastecen de medicamentos y tienen que hacer el trasbordo de mercadería en el paso de González Moreno. Muchos de los comercios también se abastecen en General Pico y también está la preocupación que atienden su salud en la otra provincia. también hay otros factores como el precio del combustible, si se tiene en cuenta que La Pampa es zona patagónica y tiene un precio diferenciado, por eso muchos establecimientos compran allá. Esta es una afectación indirecta, y arreglamos que pasen las ambulancias que tiene que ir por urgencias allá".

"Nosotros estamos en una zona sin casos", enfatizo Reynoso al hacer referencia al panorama epidemiológico.



Eduardo Campana (Intendente General Villegas)
“Buscaremos llegar a un acuerdo para que pasen nuestros productores”


El intendente de la localidad de General Villegas, Eduardo Campana, habló con La Tecla y expuso la situación en su localidad: "Nuestro partido limita con tres provincias, Santa Fe, Córdoba y La Pampa, esta última no tuvo casos y nos cerró las fronteras, y eso nos demanda otras tareas, donde buscaremos llegar a un acuerdo para que pasen nuestros productores, tanto de un lado para otro".

"En La Pampa fueron muy firmes en las restricciones. Ellos nos consideran como una zona caliente, porque somos provincia de Buenos Aires, pero no tenemos circulación viral", en este punto aclaró: "Le envié una carta al gobernador de La Pampa, y lo puse en autos al gobernador de la Provincia de Buenos Aires, para ver cómo avanzar en eso"

"No tenemos circulación del virus en los partidos vecinos" expresó el jefe comunal al mencionar la situación epidemiológica en el distrito, en este aspecto recalcó: "Nuestra situación es distinta a la del conurbano".

"Queremos ver si podemos establecer un protocolo de tránsito, porque tenemos problemas, en La Pampa hay gente que nos lo dejan volver y quedan en cuarentena" expresó. Con respecto a la circulación con las provincias de Córdoba y Santa Fe, señaló: "Con Córdoba no tenemos problemas y con Santa Fe, tampoco, pero con ellos tenemos muchos controles porque hubo muchos casos positivos en Sancti Spiritu y Venado Tuerto, pero, de cualquier manera, ya pasaron 15 días".

"Acá en General Villegas no tenemos montículos de tierra, no restringimos los accesos, pero sí controlamos, porque aquí hay más de 20 ingresos a la localidad, tenemos rutas que nos atraviesa por todos lados, está la RN226, la RN 188 y la RN33, más la ruta provincial que une el sur de Córdoba con el Oeste de la Provincia de Buenos Aires, esos camiones que vienen del sur de Córdoba son los que buscan acceder al sur de Santa Fe, u otras localidades de Buenos Aires" finalizó Campana.