Argentina
Lunes, 22 abril 2024
LA TECLA MAR DEL PLATA
6 de junio de 2023

Plan Estratégico: una deuda de la política marplatense

A diez años del Plan Estratégico Municipal 2013-2030, este brilla por su ausencia en la discusión de las diferentes fuerzas. Obras, legislaciones y desarrollo, en el debe.A diez años del Plan Estratégico Municipal 2013-2030, este brilla por su ausencia en la discusión de las diferentes fuerzas. Obras, legislaciones y desarrollo, en el debe.

Plan Estratégico: una deuda de la política marplatense - La Tecla

El largo plazo aparece como una figura cada vez más rara en la política. La reactividad de las redes, la crisis continua y la sensación de hastío provocan que la dirigencia mire de forma permanente en tiempo presente, más allá de las retóricas discursivas de futuro. A contramano de dicha lógica, los planes estratégicos aparecieron en los ‘80 como una herramienta disruptiva que, sin embargo, se caracterizó por quedar trunca en concreción o en el plano abstracto.

El más reciente fue el Plan Estratégico Municipal (PEM) 2013-2030, continuidad de procesos comenzados en el 2002 con la conformación de una comisión mixta y que funcionó de forma combinada con otras herramientas, como el Plan Maestro de Transporte y Tránsito. Elaborado durante el gobierno de Gustavo Pulti supuso la convocatoria de los sectores más variados: universidades, sociedades de fomento, cámaras empresariales, organismos provinciales y nacionales, así como aquellos vinculados al ámbito productivo de la Comuna. En el mismo se establecieron frentes de trabajo con un eje ordenador: el crecimiento planificado de la ciudad.

A diez años de su lanzamiento, y a pesar del apoyo mostrado por distintas fuerzas, el PEM se convirtió en otra deuda de la política marplatense, con poca gravitación en la discusión pública y apariciones eventuales durante las campañas. El déficit político queda expresado en cuestiones como el financiamiento, obras, el desarrollo ambiental y sostenible, la extensión de los servicios o legislaciones como el Código de Ordenamiento Territorial.

Una de las aristas más visibles de dicha falta es el ejido urbano, que, según consideran fuentes técnicas, está desactualizado. Si se consultan los mapas, la ciudad se extiende cada vez más fuera de sus límites, en zonas caracterizadas por la falta de cloacas o red de gas y que, a su vez, no son consideradas en algunos aspectos de la estadística oficial.

La descentralización aparece como uno de los desafíos para una ciudad que crece de norte a sur y hacia el oeste que las delegaciones municipales no terminan de subsanar. El Plan Estratégico establecía como objetivo la creación del Centro Cívico en el oeste, las funciones de la Comuna. Sin embargo, dicha obra no fue concluida y trajo rispideces entre Acción Marplatense y Juntos, luego de la promesa de llevarla adelante, voto positivo del Presupuesto mediante.

En la misma línea, el PEM dejó un tendal de propuestas utilizadas para un fin diferente del original o inconclusas. Una muestra son los polideportivos barriales o la Terminal de Cruceros, actualmente sede la Policía Federal y que, a pesar de los tironeos y chicanas, no tuvo centralidad durante las distintas gestiones. A su vez se pensó un puerto multipróposito que no dependa en exclusivo de la pesca, actividad que año tras año se corre más hacia el sur.

La política local suele coincidir en el diagnóstico de las potencialidades de la ciudad y consignas referidas a una “Mar del Plata de todo el año”. Se trata del primer puerto en materia de desembarques, del segundo cordón frutihortícola y con fuerte presencia de la
industria alimenticia, la metalmecánica, la fármaco química y la textil. A la la corona”: el turismo. La ciudad ocupa los primeros lugares en materia de arribos dentro de Argentina.

Además del desarrollo propio o interno, la planificación también contempla la venta de la “marca Mar del Plata”, su competitividad dentro de Argentina y su “exportación al mundo”.
La política de la ciudad tiene otra cuenta pendiente: la representación de sus intereses en los planos provincial y nacional. Por electores y tamaño, Mar del Plata tiene el peso equiparable a una provincia. Según coinciden distintos sectores, al no ser capital provincial, sufre los tiempos de crisis. Sin legisladores o con funcionarios de fuste relativo, la política no proyecta la potencia de la comuna en el mapa nacional.

Calle 44 Num. 372 La Plata, Buenos Aires. Argentina
+54 (0221) 4273709
Copyright 2024 La Tecla
Todos los derechos reservados
By Serga.NET