Argentina
Domingo, 26 junio 2022
GESTION
14 de junio de 2022

Mar del Plata: ordenar el tránsito, el objetivo 2022

Montenegro decidió implementar las fotomultas sin el aval del HCD a partir de una modificación en la Ley Orgánica de las Municipalidades. Mientras tanto avanza con cambios internos.

Mar del Plata: ordenar el tránsito, el objetivo 2022 - La Tecla

Vía La Tecla Mar del Plata

“En Mar del Plata se maneja mal. Todos los días vemos situaciones donde queda evidenciado esto, y accidentes que muchas veces terminan en la pérdida de vidas”. La frase del intendente Guillermo Montenegro refleja la crisis en materia de tránsito que atraviesa Mar del Plata, frente a lo cual el Ejecutivo tomó una serie de medidas.

sión de implementar las fotomultas en la ciudad. El gobierno presentó un proyecto de ordenanza a comienzos de este año para volver a utilizar el sistema de detección de infracciones de tránsito, luego de la experiencia fallida durante la gestión de Carlos Arroyo. Los números en torno a la siniestralidad vial son elocuentes y fueron un disparador para avanzar en la iniciativa. “Queremos que la gente maneje mejor”, destacan desde el Ejecutivo.

Como es sabido, el gobierno rubricó un acuerdo con la Universidad Nacional de San Martín (UNAM) por un plazo de cinco años y prorrogable por otro lustro, sin licitación previa del servicio. Entre los principales objetivos se dispone la implementación de una “red de recursos tecnológicos a fin de monitorear el uso de la vía pública por parte del transporte público y privado”; diseñar políticas “para mejorar la seguridad vial”; detectar transgresiones a las normas de tránsito y brindar capacitación continua sobre seguridad vial a los agentes municipales, funcionarios de gobierno y público en general.

De acuerdo a lo planteado en el convenio, Provincia será la acreedora de un monto equivalente al 20% de lo que se perciba por las infracciones labradas; el Municipio, en tanto, se quedará con el 24%, y la casa de altos estudios, con el 56% restante.

En lo operativo, la UNSAM tendrá a cargo la provisión de equipos y recursos humanos, además del mantenimiento. Desde el Ejecutivo remarcan que la ciudad se llevará su porcentaje sin poner “un peso”, ya que la inversión correrá por cuenta de la universidad.

La falta de mayoría propia durante los meses de debate en el Legislativo fue un impedimento para que el proyecto que impulsa el gobierno lograra pasar por el filtro de las comisiones internas. Si bien hubo dictamen en Seguridad y Movilidad Urbana, el expediente quedó cajoneado desde marzo en la estratégica Legislación, donde Montenegro necesitaba del acompañamiento de Acción Marplatense, algo que nunca se concretó.

Ahora, bien, ¿cuál fue la salida del intendente para saltearse la convalidación del HCD? Las miradas apuntan a la sesión extraordinaria del 28 de diciembre pasado en la Legislatura bonaerense. En aquel entonces, en el marco del debate del Presupuesto 2022, se aprobaron una serie de modificaciones a la Ley Orgánica de las Municipalidades (LOM), las cuales, paradójicamente, tuvieron la venia del Frente de Todos.

En concreto, el artículo 45 de la Ley 15.310 que sancionó la Cámara de Diputados modificó el artículo 41 de la LOM, la clave del asunto. El mismo establece que “corresponde al Concejo autorizar consorcios, cooperativas, convenios y acogimientos a las Leyes provinciales o nacionales”. Mientras que este requisito quedará eximido “en los casos de los convenios suscriptos con los organismos de la administración central, desconcentrados, descentralizados, sociedades y empresas del Estado, tanto de la Provincia de Buenos Aires como del Estado Nacional”. Dentro de este universo se ubicaría el acuerdo con la UNSAM, según la visión del gobierno.

De esta manera, el intendente Montenegro resolvió comenzar a implementar las fotomultas en la ciudad, y anunció, a modo de legitimación, que se creará un fondo afectado para que el ciento por ciento de lo que recaude la Comuna se destine a “seguridad, educación e infraestructura vial”. Para avanzar en ello deberá hacerlo vía decreto, teniendo en cuenta que se trata de una modificación presupuestaria.

La decisión del jefe comunal caldeó los ánimos en el Legislativo, donde tanto la oposición más férrea del FdT como Acción Marplatense -la más dialoguista- salieron a cuestionar la legalidad del convenio.

Los números de la siniestralidad

Uno de los parámetros que tomó el Ejecutivo para avanzar en la implementación del sistema de fotomultas fue la cantidad de accidentes de tránsito. Según un informe de la ONG “Asociación Víctimas de Delitos y Tránsito”, en 2021 las muertes crecieron 64,5%.

Los siniestros se cobraron la vida de 51 personas. El mayor número corresponde a motos, con 22 accidentes. En contrapartida, en 2020 las víctimas fatales habían sido 31.

Ahora, bien, la tendencia a la suba persiste si se toman los números de la prepandemia: el año pasado hubo un 20% más de muertes que en 2019, cuando se registraron 43 decesos.

La presentación advirtió que el incremento de la siniestralidad está ligado al aumento de la circulación tras el final de la cuarentena. Sin embargo, desde la ONG aseguraron que el número también subió “por la imprudencia del factor humano”.

La incorporación de dispositivos

El gobierno realizará un período de prueba de entre 60 y 90 días para ajustar “los sistemas automáticos de detección de infracciones de tránsito” e instalar “la señalética correspondiente”. En una primera etapa se prevé la incorporación de 50 dispositivos colocados en diversos puntos de la ciudad, con foco en donde se registran más accidentes (la costa y las avenidas Colón, Luro y Constitución, principalmente).

En el transcurso del año el objetivo es colocar un total de 240 dispositivos de detección de infracciones, entre los que miden la velocidad (cinemómetros) y los que registran el paso por el semáforo en luz roja (semafóricos). Por ahora, en el Ejecutivo son prudentes al momento de vaticinar cuánto percibiría la Comuna por las fotomultas.

Los cambios en Tránsito

La asunción de Martín Ferlauto al frente de la Secretaría de Seguridad desencadenó cambios en Tránsito, área bajo su órbita. El más significativo fue el alejamiento de la directora Sofía Pomponio. Asumida en diciembre del año pasado y cercana al ala PRO de Patricia Bullrich, la funcionaria fue blanco de críticas por la distribución de los agentes para controlar las principales arterias de la ciudad y el reparto discrecional de horas extras. No obstante, desde el Ejecutivo aseguraron que el alejamiento se debió a que Ferlauto prefirió rodearse de gente de su confianza.

Pomponio regresó a su antiguo cargo en el Centro de Operaciones y Monitoreo y fue reemplazada por Alejandro Volpe, agente que venía trabajando en la misma área.