Argentina
Lunes, 27 junio 2022
18 de abril de 2022

Cristina empieza a pisar fuerte en el escenario presidencial de 2023

De acuerdo a la más reciente encuesta de Rouvier & Asociados, la vicepresidenta se posiciona entre los dirigentes más competitivos. Horacio Rodríguez Larreta y Javier Milei completan el podio.

Cristina empieza a pisar fuerte en el escenario presidencial de 2023 - La Tecla
Cristina empieza a pisar fuerte en el escenario presidencial de 2023 - La Tecla

Todavía falta mucho para las elecciones, pero en un país tan dinámico como Argentina, son varias las encuestadoras que, con el objetivo de analizar la coyuntura política y las distintas tendencias, miden a varios dirigentes que podrían ser candidato a la Presidencia de la Nación en 2023. 

Una de ellas es Rouvier & Asociados, que en la más reciente encuesta -a la que tuvo acceso LaTecla.Info, reveló quiénes son los que mejor se posicionan en la carrera hacia la Casa Rosada. 

En este sentido, el director de la consultora Ricardo Rouvier aclaró que la medición no abarca, porque aún es temprano, “escenarios competitivos en donde los consensos pueden cambiar por la incidencia del voto negativo (en los escenarios electores, interviene no sólo el voto propio sino también la negatividad hacia el otro, favoreciendo al adversario)”.

Si bien ningún candidato obtiene una afirmación de voto de gran significación debido a la crisis entre la política y la sociedad, según la encuesta hay dos dirigentes que superan el 20% de voto seguro: Horacio Rodríguez Larreta y Cristina Kirchner. 

Cristina empieza a pisar fuerte en el escenario presidencial de 2023

Sin embargo, entre quienes obtienen una frecuencia mayor de “No lo votarían” también se encuentran la Vicepresidenta, y se le suma Mauricio Macri. “Es decir que aunque tienen un núcleo duro del voto, ambos poseen un techo bajo que se pone de manifiesto en una segunda vuelta”, explicó Rouvier. 

Entonces, “si sumamos el voto decidido y el probable (tal vez lo votaría) se consolidan las preferencias por el Jefe de Gobierno porteño y disminuye la potencialidad en Cristina Kirchner que no logra agregar mucho respaldo a su núcleo de voto duro”. 

Por su parte, el libertario Javier Milei tiene una proyección interesante, considerando que carece de una estructura política consolidada. Ante esto, Rouvier plantea una hipótesis: “Suponiendo que en el 2023 la fórmula presidencial encabezada por Milei sacara el 50% de los votos en todas las provincias, los libertarios alcanzarían el Poder Ejecutivo y la Presidencia del Senado. Pero aún con semejante apoyo electoral, sólo obtendrían 16 senadores sobre 72 (dos por cada una de las ocho provincias donde se vota para la cámara alta) y 69 diputados sobre 257 (la mitad de los que estarán en competencia más los que tienen: cuatro). Conclusión, para gobernar debería hacerlo con acuerdos con la oposición”.