ESCANDALO
15/08
El Presidente recibe el "fuego amigo" a cuatro semanas de las PASO tras la foto en Olivos
Luego de conocerse que Alberto Fernández violó la cuarentena en julio del 2020 y recibir fuertes críticas desde la oposición, parece que las disculpas no sólo no alcanzan sino cayeron mal dentro de algunos sectores del Frente de Todos. A 28 días de las internas, todo indica que el escándalo por el festejo del cumpleaños de la primera dama dejará heridas internas.
A falta de cuatro semanas para las internas legislativas, el escándalo político por la revelación de una foto que confirmó que  el presidente Alberto Fernández violó la cuarentena al participar en julio del 2020 del cumpleaños de su pareja, Fabiola Yañez, en la Quinta de Olivos parece que va a dejar heridas.

Luego de los lógicos cruces de la oposición, ahora se comenzaron a escuchar las críticas hacia el interior del arco político oficialista. Desde el senador Parrilli a los periodistas Víctor Hugo Morales y Roberto Navarro, y el dirigente social Luis D’Elía, pasando por la presidenta de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini

También Sergio Berni expresó su punto de vista sobre el tema a través de una carta pública, con el título “Yo no fui, fue ella”, en la que recuerda que la primera reacción de Alberto Fernández fue negar el hecho.

En la misma, el ministro de Seguridad bonaerense sostuvo que  “si entregamos a nuestra compañera, es difícil que nos crean capaces de defender al país”, entre otras fuertes definiciones que reavivaron la disputa que mantienen desde comienzos de la gestión.

Por su parte, el periodista Víctor Hugo Morales fue uno de los intelectuales oficialistas que cuestionó al presidente durante la mañana desde la radio y, también, luego del discurso en Olavarría, donde reveló que su “querida Fabiola” había convocado “a un brindis que no debió haberse hecho”.

“A veces, las imágenes tienen mucho más poder que millones de palabras y de hechos. Lo que ha ocurrido con Alberto Fernández exactamente es eso. Está siendo devastado por lo que significa la imagen de algo que nunca debió ocurrir. Es algo más grave que un error. Hoy ensayó unas disculpas que no le salió bien”, afirmó el conductor en su comentario editorial en el canal C5N.

En esa misma línea, también desde el ámbito periodístico se expresó el director de El Destape, Roberto Navarro: “Alberto estuvo mal, se equivocó, actuó mal porque él carga con la responsabilidad de dar el ejemplo. Yo sé que muchos en este tiempo algún día se relajaron, algún gusto se dieron, lo he visto hasta en personas que yo quiero y respeto. Bueno, él no puede porque es el Presidente y tiene que dar el ejemplo”.

El dirigente social Luis D’Elía también criticó fuertemente desde Twitter al Presidente por la fiesta de cumpleaños en la Quinta de Olivos, haciendo referencia a una situación familiar: “Mi mamá falleció el 10/5/2020 y además de no dejarme verla por mi condición de preso político, por protocolo no pudimos velarla y al entierro solo pudimos asistir 4 personas. Alberto Fernández nos debe una disculpa a toda la sociedad argentina. Esta vez la oposición tiene razón”.


La presidenta de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini también cruzó muy duro al presidente de la Nación por la actitud no sólo del año pasado, sino por sus dichos luego de conocerse las fotografías del hecho.
 

Por otra parte, el senador kirchnerista Oscar Parrilli se refirió también a la polémica foto del festejo de cumpleaños de la primera dama, Fabiola Yáñez, en Olivos y se mostró crítico con el entorno cercano de Alberto Fernández. “Hay que hacer un llamado de atención a los que están al lado del Presidente para no cometer estos errores”, alertó el presidente del Instituto Patria.

“El presidente ha cometido un error y hay que hacer un llamado de atención a los que están a su lado”, consideró Parrilli en Radio Con Vos.

Ahora, queda ver cómo transcurren estas semanas, en donde sólo faltan 28 días para las elecciones internas. Allí, será el verdadero termómetro para saber el cuadro real de salud política que atraviesa el ejecutivo luego del cimbronazo que significaron los festejos del cumpleaños de la primera dama en plena cuarentena.