CAMINO A LAS URNAS
25/06
Objetivo "recuperar el Senado": Kicillof mete "Quinta" en tierra hostil, y con artillería pesada
Por primera vez, el gobernador bonaerense visitará esta mañana la ciudad de Tandil, una de las que más afrenta le hizo al sistema de fases diagramado por el Jefe de Gabinete, Carlos Bianco. "No es fácil el chiquito", soltó el intendente Lunghi allá por octubre del año pasado, en medio de los cruces por las restricciones. El gobernador llega al distrito con anuncios importantes.
Tal como se viene informando, la campaña del gobernador Axel Kicillof se va a centrar en las secciones en las que se eligen senadores. La idea es recuperar la cámara alta y encarar el período 2021-2023 con mayoría tanto en Diputados, que ya la tiene, como en el Senado. La tarea no es sencilla. Y en el Ejecutivo lo saben, por eso están dispuestos a poner toda la carne al asador. 

Así las cosas, el mandatario llegará esta mañana a la Quinta sección (de las cuatro secciones, la más complicada para recuperar manos), más precisamente a Tandil, a las 10 de la mañana, acompañado por algunos de sus ministros, entre ellos, el de Seguridad, Sergio Berni.

Previo al lanzamiento del Plan de Desarrollo Agropecuario Bonaerense, que comenzará a las 10:30, en la Escuela Granja, se procederá a la entrega de dos camionetas para sumar al Comando de Prevención Rural, que fueron solicitadas por el Foro de Seguridad de Tandil.

Vale resaltar que esta es la primera visita oficial de Axel Kicillof, como Gobernador a tierra serrana, donde vale recordar, no lo trataron muy bien en algún momento. Por caso, el año pasado, el intendente Miguel Lunghi decidió abrirse del sistema de fases provincial, por lo que el Jefe de Gabinete, Carlos Bianco llegó a hablar de la "República separatista de Tandil".

"Me le paré al Gobernador en una conversación bastante tensa, no es fácil el chiquito (SIC), le expliqué que no quería apartar a Tandil, salí a defender el compromiso firmado y acordamos que si había un problema, cerrábamos. Me dijeron que sí, pero estamos cerrando parcialmente y ahora me dicen que no", manifestaba el referente boina blanca, allá por octubre de 2020.

Volviendo a la cuestión política, como se dijo, el Gobierno de la Provincia concentra buena parte de sus energías en la conquista de las secciones electorales que eligen senadores: Primera, Cuarta, Quinta y Séptima. 

"Es lógico que sea así. Tenemos la mirada puesta en esas secciones desde el día que asumimos, porque tenemos que recuperar senadores, pero la tarea se hace en toda la Provincia. La gestión de cada uno de los ministros es desarrollar acciones en todo el territorio, pero, por supuesto, la observancia política está puesta en estas secciones", asegurba ante este medio, días atrás, la ministra de Gobierno, Teresa García. 

Contó, además, que “por fuera de la gestión, he hecho un laburo electoral para determinar las posibilidades en estas secciones”. En ese sentido dijo: “La Primera estoy absolutamente segura que la vamos a ganar y vamos a invertir el número 3-5 por 5-3. Soy de la sección, la camino y sé que nos va a ir bien ahí. Por más que sea anclaje del macrismo en San Isidro, Vicente López y Tres de Febrero, no alcanza para que sigan sosteniendo el número que tienen hoy. Y le tengo mucha fe a la Séptima, porque no hacen falta demasiados votos para conquistar un senador, y me parece que eso lo podemos alcanzar”.

También hay expectativa en la Cuarta, porque, aun perdiendo, la chance es que el oficialismo recupere un senador y la ecuación no sea 5-2 como en 2017, sino 4-3, porque “ahora el Frente Renovador está dentro del Frente de Todos, y esos votos (que hace cuatro años le restaron al kirchnerismo y no le alcanzaron a Massa para llegar al piso) van a ser conquistados por el Frente de Todos”, analizó García. 



LA SITUACIÓN EN LA QUINTA SECCION


Juntos por el Cambio
-Franco Bagnato
-Flavia Delmonte
-Lucas Fiorini

Frente de Todos
-Gervasio Bozzano
-Gabriela Demaría

*Si bien la victoria de Cambiemos en 2017 fue más que contundente, el sistema de repartos (no le permitió obtener aunque sea una banca más. Claro, con el 52,12 por ciento de los votos (442.013), el por entonces oficialismo se quedó con tres voluntades, mientras que Unidad Ciudadana, con el 27,56 por ciento (233.717 votos) se alzó con las dos restantes. Lejos, en el tercer lugar, el Frente Renovador, con el 11,28.

*¿Hubiera cambiado algo si los K y los massistas jugaban juntos? No. El reparto hubiera sido exactamente el mismo. Tres para los ganadores, dos para los perdedores. Ni siquiera llegando al 40 por ciento (20 por ciento de los votos es el piso) habrían alcanzado una banca más (la suma de UC y FR da 38,84 por ciento). Como el tercero en discordia no llegó a 20, el reparto es sencillo: tres para el ganador, dos para el segundo. 

*Y lo mismo sucede con los votos de 2019 transportados a los comicios entrantes, aunque las diferencias hayan sido mucho menores. Juntos por el Cambio obtuvo el 48,07 por ciento de los votos (433.398) y el Frente de Todos el 43,04 (387.991). Si esto se repite en octubre, el reparto de senadores quedará igual: tres para la oposición (en 2017 oficialismo) y dos para el oficialismo (en 2017 oposición).


REPARTO 2017
-CAMB: 3
-UC: 2
REPARTO 2021 (según los números de 2019)
-JxC: 3
-FdT: 2
GANANCIA OFICIALISTA: 0