ECONOMIA
26/04
¿La decimosexta es la vencida? Vuelven a extender el plazo para renegociar la deuda
El gobierno bonaerense prorrogó nuevamente el período para acordar la reestructuración con los tenedores de bonos en moneda extranjera. El nuevo plazo se extiende hasta el 7 de mayo y se lo consigna como “la última ronda de consultas”
Este lunes, el gobierno de la provincia de Buenos Aires anunció una nueva “extensión del período de presentación de órdenes para canjear bonos elegibles por nuevos bonos hasta el 7 de mayo”, tal como se anuncia en un comunicado del ministerio de Hacienda y Finanzas. De esta manera, la administración bonaerense recurre a la decimosexta prórroga consecutiva para intentar renegociar con los tenedores de bonos emitidos moneda extranjera.

Como ha publicado La Tecla sucesivamente, desde que se inició el proceso de renegociación de la deuda bonaerense en moneda extranjera, en abril de 2020, por un total de 7.148 millones de dólares, el gobierno de Kicillof no ha pagado vencimientos de capital ni de interés.

El plazo anterior para la renegociación venció el pasado viernes 23, y sin un acuerdo a la vista, este lunes la cartera conducida por Pablo López emitió un comunicado en el que señala que lo extiende por dos semanas más. En el texto se consigna que “desde que se lanzó la Invitación el 24 de abril de 2020, la Provincia ha mantenido un diálogo constante con sus bonistas y los diversos asesores del comité que nuclea a varias de las instituciones con mayor número de tenencias de bonos provinciales bajo ley extranjera”. 

“Durante este tiempo, la Provincia ha buscado permanentemente maneras de llegar a un entendimiento con sus bonistas, siempre dentro de un marco de sostenibilidad de la deuda provincial. En este sentido, al finalizar conversaciones restringidas, recientemente se hicieron públicos términos indicativos para una posible mejora en la propuesta inicial, y en base a ellos se continuó dialogando de buena fe e identificando posibles mejoras sobre estos últimos”, se agrega.  

En el Gobierno manifiestan que todavía confían “en un último esfuerzo para alcanzar un entendimiento con una mayoría de acreedores, siendo este el único motivo para no haber enmendado formalmente la invitación”. Al respecto, se señala que “la Provincia permanece comprometida con una negociación de buena fe, y ha dado muestras de ello a lo largo de todo el proceso, a pesar de la actitud intransigente de algunos acreedores individuales”. 

De acuerdo al comunicado,  el Gobierno cree que “es posible llegar a un acuerdo sostenible con los acreedores que aún no han aceptado la oferta”; e invita a los principales tenedores “a una última ronda de consultas a fin de identificar las mejoras finales a incorporar en una enmienda formal de la propuesta, la cual incorporará todas las mejoras posibles en el marco de la sostenibilidad de la deuda provincial y la sostenibilidad macroeconómica”.

La Provincia se comprometió, además, a hacer públicos, durante las próximas semanas, términos y condiciones para enmendar la propuesta original.

La oferta inicial del gobierno de Axel Kicillof a los bonistas para reestructurar la deuda bonaerense se presentó en abril del año pasado y se mantiene sin modificaciones, aunque en conversaciones restringidas el Ejecutivo mostró voluntad de hacer cambios a ese planteo original.

La propuesta del 24 de abril de 2020, contiene un período de gracia de tres años (de 2020 a 2022) con quita de intereses el 55 por ciento y una quita de capital del 7 por ciento. Además, una extensión de la vida promedio de la deuda de los 4,7 años actual a 13 años.

Hasta el domingo 21 de marzo, el Gobierno mantuvo conversaciones restringidas con el grupo acreedor GoldenTree Asset Management, que no llegaron a buen puerto y dispararon la demanda judicial de los bonistas la semana pasada. En esas negociaciones la Provincia presentó términos indicativos que se hubiesen transformado en propuesta concreta en casode ser aceptados.

La oferta fue eliminar la quita de capital, elevar los cupones de los intereses y disminuir de 13 a 11 años la vida promedio de la deuda. También el deudor se comprometía a dedicar pagos por casi 1.800 millones de dólares por encima de la oferta original al repago de los bonos bajo legislación extranjera en el período 2021-2030. Sin embargo, como el fondo inversor no aceptó, la propuesta se mantiene en los términos originales.