ENTRE RÍOS
08/04
Condenan a un policía por violencia de género y acoso laboral
La justicia de Paraná resolvió condenar a un oficial policial que en 2007 ordenó a una efectivo a trabajar en “minifaldas” y mantuvo varios episodios de abuso. La víctima debió realizar tratamientos psicológicos y tomar medicamentos. Leé más.
En las últimas horas, la justicia de Paraná, Entre Ríos, resolvió condenar a un oficial policial que ejerció violencia de género contra una efectivo durante 2007. El acusado y el Estado provincial deberán abonar más de 1,2 millones de pesos a la víctima.

Después de varios años y conflictos de por medio, la jueza Gisella Schumacher, confirmó que hubo “violencia de género laboral y sexual” y además, sostuvo que el imputado le causó a la agente daños graves como “incapacidad sobreviniente, pérdida de chance, daño moral y daños patrimoniales”, motivo por el cual, ella debió consumir “medicamentos y un tratamiento psicológico”. 

En septiembre de 2007 el policía comisario principal M.G.F., le ordenó a la víctima, mediante una nota escrita que al día siguiente se presentara a trabajar “en minifalda y colaless, bien afeitada y perfumada”. Agregó que iba a “pasar revista del cumplimiento” antes de que pueda tomar el servicio, según detalló Infobae.

Luego de recibir reiterados mensajes, la agente decidió denunciar a su superior por “acoso sexual y laboral sistemático”. Por su parte, el acusado negó la situación y afirmó que la mujer “Es mentirosa” y padece problemas psicológicos.

Sin embargo las pericias comprobaron que la mujer sufrió “un cuadro de desestabilización y brote de mecanismos depresivos, contextualizado con sus repercusiones de su historia de vida”, motivo por el cual debió ser hospitalizada.

La jueza además, solicitó: “Empoderar la palabra de la señora de policial jerarquía inferior, que denunció a un superior y afrontó todo el proceso posterior que implica, siempre, enorme desgaste emocional”.