LA TECLA MAR DEL PLATA
30/03
"Hay un radicalismo que está vivo"
Ariel Bordaisco y Vilma Baragiola, presidente y vice electos en el Comité local, hablan sobre el presente y futuro de la UCR, la mirada sobre Juntos por el Cambio y los desafíos ante la pandemia.

Con una revitalización tras las internas y con el emergente de Maximialino Abad como dirigente nacional, el radicalismo marplatense apuesta a recuperar de una vez por todas el espacio político perdido en los últimos años. Los electos presidente, Ariel Bordaisco, y vicepresidenta, Vilma Baragiola, del Comité Mar del Plata de la UCR compartieron sus impresiones sobre el porvenir del centenario partido y sus desafíos inmediatos.

-Pasó la interna que le dio mucha visibilidad a la UCR, ¿cómo sigue esto?

Bordaisco: La UCR tomó una decisión muy inteligente y muy arriesgada, ir a una elección en pandemia y elegir a sus autoridades a través del voto del afiliado. Eso trae la legitimidad de un proceso electivo, donde los afiliados eligen dos modelos y dos propuestas distintas de partido. Desde los 90 que no había una elección así. El afiliado radical tomó una decisión en la urna pensando en el futuro, en los nuevos liderazgos que vienen. También votó pensando en el país, en la Provincia. La gente quería otorgar su voto, en una muestra de lo que se viene para agosto. La gente quería ir a votar y decir “es por acá: hay que tener un radicalismo fuerte”.

Baragiola: Estamos satisfechos de haber logrado un gran equipo, que pudo distribuir, cumplir con la tarea de convocatoria al afiliado, de movilizarlo, que desde los 90 estaba aquietado. El afiliado nos elige por pertenencia, la gente está cansada del que va y viene en la política.

-Hay una continuidad en el Comité local de la UCR, ¿cuál va a ser el rasgo distintivo en este nuevo período?

Bordaisco: Se busca valorizar las discusiones que hacen a lo ideológico, formar y capacitar a los dirigentes y ganar las elecciones. Esos son los tres pilares en los que vamos a seguir trabajando y profundizando. La UCR es un partido de gobierno, de poder, que une a la ciudad con gestiones que han sido virtuosas, coherentes, austeras y transparentes. El partido tiene mucho para dar todavía.

-Se vivió una interna muy tensa, ¿cómo va a ser el trabajo para unificar a todos los sectores del radicalismo?

Bordaisco: La UCR va a internas, dirime a sus autoridades y trabaja para que todas las listas se transformen en un activo. Esa va a ser la prioridad N°1 junto a Vilma. Aparte, la unidad tiene una visión estratégica en la coalición que integramos: la unidad del frente opositor es una cuestión central para el país y la Provincia. Si se atomiza la oposición, lo que sucede es un proyecto hegemónico y discusiones que no se dan. Sin eso, hubiera habido medidas como las reformas en la Justicia o Vicentín. Ninguna de las disputas que hubo fue de una magnitud tal como para que los lazos se rompan.

Baragiola: La UCR tiene la posibilidad de unirse y de ser un actor importantísimo dentro de Juntos por el Cambio. Es uno de los partidos que fundó la coalición, que seguirá buscando fortalecerse en la ciudad, la Provincia y el país. El vecino quiere generar un cambio.

- ¿El radicalismo debe tener un rol mayor en la agenda del gobierno local?

Bordaisco: El espaldarazo de las últimas elecciones lo pone al radicalismo en clave de futuro, pensando en cómo puede aportar y discutir programas de gobierno, políticas públicas, hacia dónde ir. También estoy convencido de que nadie acá pone el carro delante del caballo. Estamos en un proceso de fortalecimiento de nuestro espacio político, acompañamos al intendente dentro de su gestión y lo vamos a seguir haciendo. Lógicamente, queremos mayor protagonismo. Sabemos que nuestro partido puede aportar más cosas.

Baragiola: Somos muy respetuosos de las orgánicas. Somos parte de la coalición, aportamos lo mejor que podemos, en los espacios que nos corresponden, sabiendo dónde hay que debatir. Puertas adentro, vamos a trabajar mucho con la afiliación para lograr que este partido se  fortalezca aún más de lo que está fortalecido.



Una mesa chica para los comicios

Con la interna definida, la UCR quiere negociar dentro de Juntos por el Cambio mayor influencia en el armado de la lista para las elecciones legislativas. “Más que quiénes, es importante el qué”, asegura Bordaisco.

-¿Cuál es la mirada del radicalismo marplatense de cara a las próximas elecciones?

Baragiola: Una vez que se asuma, Ariel va a tener la responsabilidad de generar una mesa chica que pueda sentarse a conversar lo que va a ser la negociación de esta alianza con la fuerza que hoy representa el intendente y las otras. Nosotros iremos con algunas cuestiones en las que necesitamos tener respuesta dentro de lo que van a ser los armados. Maxi (Abad) lo hará después en la provincia: discutir en la mesa nacional lo que le corresponde a Buenos Aires. En Mar del Plata será Ariel la cabeza de ese armado.

Bordaisco: Coincido, a 6 años de Gualeguaychú el objetivo es llevar a cabo una mesa de debate en Juntos por el Cambio, para definir el armado. Siempre que miremos la importancia de la unidad como factor estratégico, no creo que tengamos inconvenientes y podamos llevar a buen puerto el proceso de negociaciones.

-Ya se habla de una virtual candidatura de Bordaisco en el HCD, Baragiola no podría ir por un tercer mandato…

Bordaisco: Las construcciones son colectivas. Eso eligió el afiliado, no un personalismo. Entonces yo estoy convencido de que el proceso que viene va por ese lado. No importan tanto los nombres propios, sino la construcción horizontal que se ha generado. Nosotros tenemos un gran número de hombres y mujeres capacitadas. Más que quiénes, es importante el qué.

Baragiola: El domingo 21 la gente también decidió historia: una síntesis de aquellos que estuvieron con Roig, con Aprile, de los que trabajaron con ellos. Hay un radicalismo vivo, que realmente piensa en seguir formando cuadros políticos. Hoy se pueden decir nombres y nos vamos a quedar cortos. Cuando los veo a Maxi y a Ariel siento que hay futuro.

 

“Maxi nos hizo recuperar la mística”

Baragiola llenó de elogios al nuevo presidente del Comité Provincia: “Hoy el partido tiene una musculatura que Maxi la logra con su militancia. Hay que sacarse el sombrero con esa mística que nos hizo recuperar. Va a lograr visibilizar a la Provincia de en la discusión nacional. Como marplatense, verlo en el debate nacional me hace sentir parte de lo que está planteando”.

Siendo uno de sus hombres más cercanos, Bordaisco camina el Comité junto a Abad desde sus épocas de estudiantes de Derecho: “El afiliado quiere un partido con nuevos liderazgos, como el de Maxi”.


Las otras propuestas para darle vuelo al Comité local

La UCR marplatense buscará intensificar su escuela de formación política Elio Aprile, que comenzará su tercera cohorte. Asimismo, aflora la necesidad de poner a punto la infraestructura de la sede del partido.

En el marco de los tres pilares que pretende profundizar Bordaisco, uno de los ejes sobresalientes en la continuidad de la gestión del partido es el proceso de formación política, mediante la escuela Elio Aprile, en homenaje a quien fuera intendente de la ciudad entre 1995 y 2002 y falleciera en 2012.

“Vamos a seguir con el proceso de formación política en nuestra escuela, que está por empezar su tercera cohorte. Hay debates y profesores de primer nivel”, plantea el presidente del Comité del radicalismo marplatense.

Asimismo, otro eje de acción será la infraestructura. “Estamos con una inversión muy importante en el Comité, en lo que es nuestra sede. La recibimos con muchos problemas edilicios y eléctricos,  y tampoco teníamos techo. Por eso la idea es reconstruir la casa del partido, darle una funcionalidad distinta. Además, estamos viendo la construcción de un centro cultural. Y trabajamos en congresos programáticos de discusión de políticas públicas”, sentencia el presidente del Concejo Deliberante.

 

Conflicto con un dirigente de la CTA autónoma

En plena jornada electoral, el secretario general de la CTA Autónoma, Cristian Echeverría, quiso impedir el ingreso de la concejal Vilma Baragiola a la Escuela N°26, donde debía emitir su voto. Producto de la situación, donde no faltaron empujones, autoridades electorales debieron solicitar la presencia de efectivos policiales. Consultada al respecto, la edil prefirió no emitir opinión. “No  voy a plantear nada sobre el tema. Está hecha la denuncia penal y ahora todo va a seguir en la Justicia”, asegura.


Los desafíos en el Concejo

Los referentes del radicalismo local entienden que la gestión de la pandemia y la generación de empleo son las principales cuestiones en el horizonte legislativo. El nuevo pliego del transporte, también bajo la lupa.

- ¿Cuál es la expectativa en el Concejo Deliberante para este año?

Bordaisco: Primero tenemos un desafío, que es una pandemia que no terminó. Hay cuestiones sanitarias que van a seguir apareciendo y hay que tomar decisiones en coordinación con Provincia y Nación. Con inteligencia y previsión, pero no hay una guía, y esto es así en todo el mundo. Tenemos el desafío reconstruir un tejido social y económico que ha sido golpeado, que trae  problemas estructurales y al cual se le agrega esta enfermedad, que conllevó una cuarentena prolongada que generó muchas dificultades económicas. El gran desafío del Concejo Deliberante de este año es eso: el trabajo aparece como el tema más preocupante y saliente en la ciudad. El Concejo va a tener que tomar medidas y pensar con creatividad ordenanzas que sirvan y confluyan en dar herramientas que fomenten a distintos sectores. Y hay un camino hacia ese lugar. Se constituyó el Consejo Económico y Consultivo Social, se está trabajando en ordenanzas vinculadas en el fomento a la construcción, corredores gastronómicos, food trucks.

- Están debatiendo la licitación del transporte público por los próximos 20 años. ¿Qué puede esperar el marplatense de este nuevo sistema?

Baragiola: Es necesario dar una respuesta urgente, que cambie radicalmente todo el sistema. Se han generado unas 50 modificaciones del proyecto original del Ejecutivo para mejorarlo. Se propone un sistema, pensado por técnicos y profesionales, para una ciudad que en los próximos años puede ir dando una respuesta diferente. Esperemos que Provincia incluya a Mar del Plata en los subsidios.