LA TECLA PATAGONIA
21/03
La Justicia Federal necesita una reforma profunda
En un artículo exclusivo para La Tecla Patagonia, el Fiscal General de Neuquén José Gérez, elabora un diagnóstico sobre la Justicia Federal en medio del debate sobre una posible reforma. "Es preciso un cambio profundo", asegura
Informe de La Tecla Patagonia
 

Por José Gerez (Fiscal General de Neuquén)

Existe una necesidad de reformar la justicia procesal penal federal de nuestro país. El sistema procesal vigente en el ámbito federal es obsoleto. Es ineficiente, ineficaz, lento, oscurantista, arbitrario y vetusto. Un sistema judicial con esas características no resulta apto para brindar un servicio de calidad a la sociedad.

Es preciso un cambio profundo que no pasa por incrementar el número de jueces y juezas federales penales en el país ni por erosionar el poder de actuación de alguno de ellos o ellas redistribuyéndolo en otros o en otras; sino por un cambio de sistema.

En la actualidad el servicio de justicia penal federal se brinda bajo el formato del sistema inquisitivo, cuyas notas más salientes son la formalidad, lo escritural, la solemnidad del expediente, lo secreto, la delegación, la lentitud y donde el o la que investiga es la misma persona que resuelve la situación procesal de un ciudadano o ciudadana, existiendo así una especie de doble comando entre el juez o jueza y el o la fiscal.

Ante este escenario, sin dudas es imperioso un cambio de paradigma que permita una transformación en el modo de brindar el servicio de justicia, sobre la base de audiencias orales y públicas, para que el mismo sea eficiente, eficaz, rápido, dinámico, transparente y con las herramientas necesarias para dar soluciones inteligentes y acordes a los distintos casos que se presentan en el ámbito federal.

Es importante una separación y definición de roles para asegurar derechos y garantías, delegando en el Ministerio Público Fiscal con exclusividad la investigación de los casos penales y en el Órgano Judicial la resolución de los mismos. 

Asimismo, es muy significativo que este cambio vaya acompañado de un aumento en la participación ciudadana en la justicia penal, a través de la implementación en el ámbito federal de los juicios por jurados, la mediación y la conciliación penal. Ello le dará a la justicia más confianza y legitimidad.

Este cambio de paradigma sólo es posible con la implementación del sistema penal acusatorio con juicio por jurados, que es el modelo definido por la Constitución Nacional, y el adoptado por los países más modernos y civilizados del mundo y la mayoría de las provincias argentinas.