TERRITORIO BONAERENSE
22/12/2020
Carrió está de vuelta en el tablero electoral y el macrismo se rearma para la interna
Después de bajarse de candidaturas, la ex diputada nacional y líder de la Coalición, Elisa Carrió, anunció anoche que será candidata a diputada en la provincia de Buenos Aires en 2021 y que no descarta ir por la gobernación en 2023. El PRO se rearma para jugar la interna de Juntos por el Cambio
"Lo que acá hay es una pelea de facciones, ella voltea al presidente", dijo la ex candidata a jefa de estado, Elisa Carrió, mano a mano con el periodista Joaquín Morales Solá (TN), en referencia a la interna del Frente de Todos y a la relación entre Cristina Fernández y Alberto Fernández. Y destacó: "Voy a jugar el año que viene”.

Por otro lado, Carrió comentó que se recuperó "bastante en la salud" y, respecto a la pandemia, dijo que no está "dispuesta a que perdamos la libertad". En tanto, sobre su posible candidatura, enfatizó que no le importan "las derrotas ni las victorias".

Vale recordar que, hace solamente unas semanas, la misma Carrió, que anunció su retiro de la política desde marzo del corriente año, había asegurado que no sería candidata. Lo hizo en conversación con LN+. "No voy a ser candidata dependo de mi consciencia, no de los votos", sostuvo en La Trama del Poder. 

Así, mientras Carrió cambia de parecer una vez más, el PRO bonaerense se rearma desde el seno mismo del macrismo. Es que, el presidente del partido amarillo en el territorio provincial, Jorge Macri (Vicente López), se acercó a la líder del PRO nacional y mujer cercana a la mesa chica de Mauricio Macri, Patricia Bullrich.

A través de una reunión virtual en la que confluyeron dirigentes de la Primera, la Segunda, la Tercera y la Cuarta sección todos referenciados en la ex ministra de Seguridad, el Grupo Dorrego y el alcalde de Vicente López. 
"Nuestras ideas", se denominó la convocatoria virtual que sirvió para la paz y el rearmado de los macrismos del PRO antes de comenzar el calendario electoral de 2021.

Con dicho panorama, mientras Carrió se subió a la disputa para los comicios de medio término en la madre de todas las batallas, la interna toma forma para la oposición.