INFORME ESPECIAL
17/12/2020
Quiénes se prueban la 2 de Vidal
La oposición trabaja en sus definiciones internas. La gran mayoría apuesta a una cabecera de la lista nacional para la ex Gobernadora y buscan el resguardo detrás de ella. Los escenarios a la espera de los parpadeos.

La oposición juega a adivinarle el parpadeo a María Eugenia Vidal y al mismo tiempo a no perder de vista la rosca por colarse en los puestos centrales. Es que, tal como informó La Tecla en una de sus últimas ediciones impresas, la decisión que tome la ex Gobernadora respecto a ser parte de la disputa 2021 o no, es trascendental. Más de un dirigente de Juntos por el Cambio lo grafica llanamente: “Vidal es ordenadora”.

Claro, la referencia al orden que representa la dirigenta que saltó a la fama desde Desarrollo Social de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se basa en la nula cantidad de detractores puertas adentro. Las diferentes líneas que agitan la interna de Juntos por el Cambio no repelen la figura de Vidal, al contrario pujan por erigirla lideresa de la oposición.

En ese marco, es que la disputa de poder puertas adentro de la alianza opositora tiene dos capítulos, uno que apunta a la conducción y otro al acompañamiento. Con Vidal como figura central, en la segunda desavenencia aparece una lista de dirigentes que cada cual trabaja para ser proclamados “compañeros” de fórmula.

Así, siempre que Vidal sea la uno, para el número dos aparecen varios nombres, desde Jorge Macri, Emilio Monzó, Diego Santilli, Diego Valenzuela, y hasta la jugada de Margarita Stolbizer y Elisa Carrió.

La complicación en Vicente López y el armado 

El intendente de Vicente López, Jorge Macri, fue uno de los primeros en anotarse en la carrera 2021. Incluso, hizo públicas sus intenciones al poco tiempo de iniciarse el año y antes del desembarco de la pandemia de coronavirus a mediados de marzo. Así, desde su entorno aseguran que “quiere ser el candidato” y trabaja para ello apuntalado por los jefes comunales del Grupo Dorrego, que conduce junto a Néstor Grindetti (Lanús). Incluso, el guiño que dio Mauricio Macri para reconocer la territorialidad en el armado opositor, es otro puntal para la búsqueda de ser.

Sin embargo, líneas de la alianza Juntos por el Cambio consideran dos antecedentes negativos a la hora de poner sobre la mesa las chances. Es que, la figura de peso del alcalde y la intención de ser gobernador bonaerense en 2023 acaba por una búsqueda de mayor relevancia en el corto plazo. “No sé si será 2, si quiere ser Gobernador va a necesitar ser la cara del plebiscito”, señalaron desde una de las sillas de la mesa chica de la alianza opositora. Además, sostienen que “tiene mucha más fuerza como Intendente” que con una banca. “Si va al Congreso pierde peso”, resumen.

El mismo escenario lo manejan en el escuadrón de Jorge Macri y sostienen que la opción de formar parte de la lista al Congreso se diluiría si no es la cabeza de la papeleta.

El monzoismo vuelve

La pata peronista de la alianza Juntos por el Cambio lleva algunas semanas de conversaciones con el vidalismo. Incluso, el mismo Emilio Monzó hizo público que conversó con María Eugenia Vidal para “arreglar” la relación personal, al igual que hizo con otros dirigentes del espacio. Las charlas no alcanzaron a Mauricio Macri, aunque según el hombre de Carlos Tejedor no descarta solucionar las diferencias “políticas”.

En definitiva, el ex Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación es otro que anunció su deseo de ser candidato a gobernador en 2023. Para ello, sostienen desde su entorno, que debe salir a la Provincia en 2021. Así, si bien la principal opción es liderar la papeleta, no descartan ser el número 2 de Vidal. La meta es volver al ruedo y tomar protagonismo.

Vale destacar que, en su última aparición mediática, Monzó reconoció que hoy en día en la oposición “están trabajando los intendentes para el armado en la Provincia”.

Deshojando la Margarita

La lideresa del GEN, Margarita Stolbizer, lleva varios meses de conversaciones con Juntos por el Cambio. El objetivo de la ex diputada nacional es incorporarse a la oposición priorizando los sesgos de moderación del sector referenciado en Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal. Así, desde el espacio de la moronense marcan a este medio que “si juega Vidal a Margarita le simplifica muchas cosas”.

Claro está, Margarita no puede ponerse el número dos en la espalda en caso de ser invitada a JxC y si Vidal es la número uno. Vale recordar que, desde noviembre de 2017, rige la ley de paridad de género en las listas nacionales. En todo caso, Stolbizer podría incorporarse al tercer escalón de la nómina. Algo que tampoco genera malestar en el GEN.

Sin embargo, entre los socios de JxC no todos ven con buenos ojos a la ex diputada a quien recuerdan haber mantenido buena relación con Daniel Scioli hace algunos años. Además, liquidan: “no suma votos”.

El Dorrego tapado

Uno de los nombres que aparece en la escena es el de Diego Valenzuela, intendente de Tres de Febrero, que mantiene muy buena relación con Horacio Rodríguez Larreta, y con el vidalismo a través de su esposa, la senadora Daniela Reich. El alcalde busca un nuevo horizonte producto de la imposibilidad de competir en 2023. Su nombre como acompañante en la lista no sería una locura. Forma parte del Grupo Dorrego, que lideran Macri y Grindetti, además de contar con buen vínculo con las otras de poder.

La posibilidad Santilli

Uno de los nombres que figura sobre el tablero de posibilidades es el del vicejefe de gobierno porteño y ministro de Seguridad de dicho distrito, Diego Santilli. El número dos de Horacio Rodríguez Larreta ingresó en una mesa de barajas que dispuso la posibilidad de una rotación de candidatos y que María Eugenia Vidal regrese a CABA para competir electoralmente. Sin embargo, el propio Santilli aseguró a este medio que una candidatura en Provincia “es ciencia ficción”.