IGLESIA
30/09/2020
Gabriel Mestre: “La situación es preocupante, en mayúsculas”
El obispo de Mar del Plata opinó sobre la suba récord en los índices de pobreza y desempleo. “Hay una fuerte superación de la realidad y un difícil equilibrio entre lo sanitario y lo económico”, planteó. Además, reconoció un incremento de la demanda alimentaria en los barrios.
Monseñor Gabriel Mestre habló con La Tecla Mar del Plata y analizó la situación social y económica del municipio de General Pueyrredón, tras conocerse el índide de 38,9% de pobreza informado por el Indec, en base al primer semestre del 2020.

“La situación es preocupante, en mayúsculas. Ahora, en la perspectiva de la pandemia, se suma casi el 39% de pobreza.  Mientras que el desempleo duplica la media nacional”, lamentó.

El titular de la Diócesis de Mar del Plata, aseveró también que, ante estos indicadores adversos, urge la necesidad de brindar asistencia a los más necesitados. “Desde la Iglesia, al trabajo de ayuda a través de las Cáritas y de la Noche de la Caridad, sumamos el Hogar “Cura Brochero" para asistir y aislar de Covid a las personas en situación de calle. Además, el Hogar de Nazaret funciona de noche y hasta la mañana".

En este contexto de múltiples demandas por parte de los más necesitados, Mestre ponderó el rol de los Comités Barriales de Emergencia (CBE). La iglesia participa en 31 de los 33 que hay distribuidos por los vecindarios. En las últimas semanas, las organizaciones que los conforman realizaron un relevamiento y denunciaron la falta de provisión de alimentos por parte de la gestión municipal.

Al respecto, el obispo sostuvo que la escasez de víveres es “alarmante” si se compara la demanda que había al comienzo de la pandemia. “Se ha acrecentado muchísimo. El gran servicio de los comités es hacer un mapeo que nunca tuvimos con tanta claridad , porque las organizaciones trabajaban cada una por su lado. La necesidad de la pandemia obligó a hacer un rastreo en todos los lugares”, aseguró.

Por otro lado, Mestre se mostró de acuerdo con que los números de la desocupación y la pobreza tensionan más aún la dicotomoía entre salud y economía. “Hay una fuerte superación de la realidad y un difícil equilibrio entre lo sanitario/médico y lo económico/productivo. Es una discusión fuerte de cara a la temporada que se viene”, planteó. Y agregó: “Tomo las palabras del Papa Francisco, que hoy dijo que ‘hay que encontrar la vacuna contra el coronavirus y la vacuna contra la desigualdad'.  Las equiparó a las dos. Es una política de alto vuelvo, después hay que llevarla a lo concreto. Habrá que colaborar para que se pueda dar”.

El referente eclesiástico también valoró la posibilidad de que se concrete la realización de un  “Consejo Municipal Económico, Social y Productivo” de pospandemia, una mesa de trabajo consensuada entre todas las fuerzas políticas que se planteó en la sesión del viernes pasado en el Legislativo. Al respecto, Mestre reconoció contactos con ediles para sumarse al diálogo. “Lo he hablado con representantes de los dos bloques mayoritarios del Concejo. Como en 2001, Mar del Plata tendrá que generar una espacio de discusión. Con la pastoral nos vamos a involucrar por el bien de la ciudad”, explicó.

Por último, el párroco relató su experiencia luego de recuperarse del coronavirus. “Nunca estuve grave ni con complicaciones respiratorias, pero sí anduve molesto por el dolor de cabeza y el alto nivel de fiebre. Me dieron el alta y trabajé sin ningún tipo de secuelas, a diferencia de algunos que sufren agotamiento. Estoy con la misma energía de siempre, e incluso más. Doné plasma, y lo haré nuevamente el mes que viene: tengo muchos anticuerpos”, sentenció.