PANDEMIA
27/08
Mar del Plata retrocede a fase 3
Así lo dispuso el intendente ante el crecimiento exponencial de casos durante julio y agosto. La medida regiría por 10 días. Se suspenderán varias actividades de peso, como la gastronomía, obras privadas y deportes al aire libre.
Vía La Tecla Mar del Plata (www.lateclamardelplata.com.ar)


Tal como se venía barajando a lo largo de las últimas semanas, el intendente Guillermo Montenegro, en coordinación con Provincia, determinó retroceder, por 10 días, a fase 3 en busca de detener el aumento de casos positivos de coronavirus.

Esta marcha atrás implica la suspensión de diversas actividades que habían sido habilitadas a lo largo de estos meses, entre las que se destaca la gastronomía-aunque continuará la modalidad take away, al igual que en los comercios minoristas de bienes no esenciales-, la obra privada y las actividades deportivas y recreativas.

A la espera de un anuncio oficial, la medida regiría a partir de este sábado y por 10 días. Hace unas horas, la secretaria de Salud, Viviana Bernabei, había reconocido que el Ejecutivo estaba analizando un retroceso de fase.

Montenegro: “Tenemos que retroceder de fase”

El intendente mandó un mensaje a la población a través de las redes confirmando el endurecimiento de la cuarentena. Planteó que es “la semana más crítica” desde el comienzo de la pandemia en la ciudad y remarcó que el contexto no da lugar a “especulaciones políticas”.

“Si bien nos preparamos para esto, sabíamos que esto iba a ser dinámico. Esta es la semana más crítica desde el comienzo de la pandemia en nuestra ciudad. La idea no es transmitir un mensaje alarmista, ni generar miedo, sino hablar como lo hicimos siempre con la verdad y la realidad”, comenzó el jefe comunal.

En esa línea, destacó que, en la última semana, se ha visto un “aumento considerable de casos”, motivo por el cual, el lunes, anunció que había transmisión comunitaria. “Eso significa que el virus puede estar en cualquier lado”, observó. Y agregó: “Siempre dijimos que no teníamos ninguna posibilidad de especulaciones políticas. Todo lo contrario. Trabajamos todos juntos, en el Hospital Modular, en el comité de crisis, en los corredores que planteó la oposición para los paseos de los fines de semana. Todo este trabajo fue mancomunado de los distintos gobiernos. Como dije desde el principio, el norte siempre fue el cuidado de los vecinos de mi ciudad”.
 

Al hacer un repaso de las vicisitudes ocasionadas por la pandemia, el hombre del PRO
consideró que habló “cuando tenía que hablar”, y que se peleó cuando debía hacerlo también. “Generamos las aperturas de actividades cuando lo podíamos hacer, y les dije que no me iba a temblar el pulso si teníamos que retroceder”, graficó.

Por otro lado, esgrimió que los 1113 casos activos de Covid, con  61 camas ocupadas de terapia intensiva y 10 conectados a respiradores “no son números fríos”, sino “personas que están sufriendo”. 



Ante esta situación, el intendente fue tajante: “Este es el momento en el que tenemos que retroceder de fase. Tenemos que bajar la circulación en nuestra ciudad, porque de esa manera vamos a bajar la circulación del virus. Sabemos que el factor emocional es muy importante, pero también sabemos que las reuniones sociales han sido un foco de contagio. Todos sabemos cómo nos tenemos que cuidar, este es el momento de hacerlo más que nunca”, concluyó.

El retroceso a fase 3 comenzará a regir a partir de este sábado y, en principio, durará 10 días, según confirmó el Gobierno Municipal.