INTERNA
21/08
La Cámpora jugó en silencio y desplazó el último refugio provincial del randazzismo
Bronca en el interior bonaerense por el desplazamiento de una funcionaria provincial y la mirada en el kirchnerismo como responsable. El derrotero de la disputa territorial en la Cuarta Sección.

Hay heridas que tardan en cerrar, incluso varios años. En los últimos días, según pudo saber LaTecla.info, el kirchnerismo tomó la posta y avanzó sobre el randazzismo en la cuna del movimiento, la Cuarta Sección. Más precisamente en Chivilcoy, pago chico del ex ministro del Interior y de Transporte, Florencio Randazzo, que desde 2015 a la fecha se alejó del entorno de Cristina Fernández e incluso llegó a combatirla en 2017.

Es que, en la comuna que hoy conduce Guillermo Britos, integrante de la liga de Intendentes Independientes, fue removida de su cargo Natalia Wildner. La mujer en cuestión ocupaba desde 2011 la delegación local del Registro Provincial de las Personas.

Wildner había llegado a ese puesto de la mano de Randazzo y logró mantener los acuerdos durante el gobierno de María Eugenia Vidal. En definitiva, Wildner fue removida de su cargo y reemplazada por la dirigenta Paola Belén.

Sin embargo, el cambio de puestos no quedó como una simple renovación de funcionarios ajenos por propios, sino que los protagonistas encendieron la mecha.

Por caso, el intendente de Chivilcoy y enemigo político de Randazzo, lanzó la piedra: “sorprende que cuando entra un gobierno peronista, se mueva a alguien del Peronismo y más, con las raíces que tiene Natalia en el Peronismo”. Claro, en el distrito tomó peso político la última rival por la intendencia, la concejal camporista Constanza Alonso, nueva enemiga de Britos por sobre “el Flaco”.

“Lamentablemente, se ha tomado esta decisión; sobre el cambio, que opine la ciudadanía; es un tema de la Provincia; cuando el adversario se equivoca no hay que molestarlo”, sostuvo el jefe comunal aliado de Kicillof.

Por su parte, la randazzista ahora ex funcionaria advirtió: “Ellos (el kirchnerismo) creen que me mataron, yo creo que se suicidaron. Las acciones tienen costos y consecuencias, fue un mal error de cálculo”. Y lanzó: “hay que ser civilizados”.

Mientras que desde el kirchnerismo local no se hicieron eco de los dardos que lo apuntan como responsables del cambio, fuentes cercanas a Todos remarcaron que “es una interna contra Randazzo”. En ese marco, destacaron que “esta es la segunda destitución que hacen sobre una randazzista, antes habían sacado a la hija de José Luis Barbier de la Región Sanitaria X”.

Cabe destacar que, Barbier acompañó a Randazzo en toda su vida política y había logrado que su hija Ana sea la titular de la Región X del ministerio de Salud bonaerense hasta principios de este año. Ahora, el puesto sanitario quedó en manos de Carolina Dinapoli, mujer del kirchnerismo territorial.

De esa manera, el camporismo avanzó a fondo con las guaridas de poder que el randazzismo mantenía en su pago chico.