DEUDA EXTERNA
04/08
Guzmán sobre el acuerdo: "Es un paso muy importante para tranquilizar la economía"
El ministro de Economía de la Nación brindó una conferencia de prensa luego del principio de acuerdo con un grupo mayoritario de acreedores en el marco de la renegociación de la deuda. "Hicimos una primera oferta que no fue aceptada y persistimos. Fueron negociaciones duras, como deben ser. Ellos defendían sus intereses y nosotros los de los argentinos, su presente y su futuro", expresó el funcionario
Tras el esperado anuncio del éxito en la negociación con los acreedores externos, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, brindó una conferencia de prensa en la que dio detalles del acuerdo. "Hicimos una primera oferta que no fue aceptada y persistimos. Fueron negociaciones duras, como deben ser. Ellos defendían sus intereses y nosotros los de los argentinos, su presente y su futuro", expresó el funcionario.

En la misma sintonía, Guzmán señaló que "luego de varios meses de negociaciones hemos alcanzado un acuerdo con un grupo mayoritario de acreedores externos. ES un paso muy importante en el proceso de tranquilizar a la economía argentina, resolver la crisis que el país venía enfrentando desde abril del 2018".

En tanto, el ministro apuntó que "Cuando asumimos el 10 de diciembre, nos propusimos como el primer objetivo el de crear condiciones de normalidad en la macroeconomía argentina, tranquilizar una economía que estaba en una situación de profunda ansiedad. Junto a ella definimos como prioridad proteger a los sectores más vulnerables de nuestra población. Ese fue uno de los objetivos centrales desde el día 1. Y también ir generando las condiciones para ubicar al país en un sendero de desarrollo sostenible".

"Teníamos un endeudamiento externo insostenible. No se podía hacer frente. Y se le había sumado un préstamo récord con el FMI en un contexto de un programa que no había ayudado al país, por el contrario le había hecho mucho daño", agregó el titular de la cartera económica. 

También hubo espacio para el revisionismo y fuerte crítica al gobierno anterior. "En el año 2016 argentina recupera el acceso a los mercados de crédito internacional. En ese momento había un esquema de pagos sostenible y por eso empieza a tomar deuda externa con tasas del 7% anual. Había un riesgo de no poder pagarlo ya en ese momento. De pronto en 2018, luego de tan solo dos años, pierde ese crédito y pide un préstamo al FMI. El país sufrió 3 crisis cambiarias en 2 años. La situación económica y social se deteriora. Argentina ya estaba en una situación que corresponde en situaciones de default a una deuda externa una vez más".

Respecto de su gestión, Guzmán explicó: "nosotros nos propusimos resolver este problema. Había que quitarle al sector público esta asfixia que venía enfrentando de destinar recursos de políticas públicas al pago de deuda externa. Esto le hacía muy mal a la economía y sociedad argentina. Se necesitaba espacio para políticas públicas. La segunda razón es que había que generar estabilidad cambiaria para que las empresas puedan acceder a créditos. Había que dar certidumbre al sector privado, cierta previsibilidad". 

Agregó: "Desde el día 1 junto al presidente diseñamos una estrategia para tratar de resolver este problema lo más rápido posible y de una manera ordenada, con compromisos que podamos cumplir, por eso involucramos al Congreso, y ha sido fundamental para llegar al buen puerto que llegamos . En ese proceso recibimos fuertísimos apoyos internacionales y nacionales. El FMI reconoció la imposibilidad de pagar. 6 premios Nobel llegaron a firmar un apoyo al proceso que estábamos presentando. Los gobernadores apoyaron, lo mismo intendentes, sector privados, sindicatos. El apoyo fue masivo".

"Hicimos una primera oferta que no fue aceptada y persistimos. Fueron negociaciones duras como deben ser. Ellos defendían sus intereses y nosotros la de los argentinos, su presente y su futuro. Finalmente esta madrugada llegamos a un acuerdo. Dimos un paso decisivo. Esto no se terminó, es un grupo mayoritario, pero nos pone en una situación ventajosa para cerrar este acuerdo", añadió el funcionario. 

Además, el ministro remarcó que el objetivo fue siempre "Pasar de una situación de deuda insostenible a una sostenible. El alivio que esto provee genera condiciones de saneamiento a las cuentas públicas y certidumbre al sector privado. Dará otra plataforma al país para despegar cuando la pandemia nos de tregua. Antes pagaba 7 dólares de intereses ahora pagará 3. De la tasa de 7 pasa a una de 3,07% y se reduce un 1,9% el capital adeudado".

Sentenció: "No estamos trabajando para nosotros, estamos trabajando para argentina. No solo cuidando el presente sino el futuro. La reestructuración sigue abierta y todos los acreedores tendrán tiempo de decidir hasta el 24 de agosto. Procuramos tener la mayor participación de los acreedores. Es un paso importante. pero esto no resuelve todos los problemas de la economía argentina. Hay que seguir trabajando para poder generar un desarrollo inclusivo".