INNOVACION
07/05
Con una capacitación en género, Diputados realizó su primer simulacro de sesión
La Cámara baja bonaerense tuvo su primer ensayo bajo el sistema mixto: pocos presentes, la mayoría por videoconferencia. Asistieron a una formación obligatoria, prevista por la Ley Micaela.

Con una capacitación sobre la Ley Micaela, que obliga a formar a las distintas áreas de la gestión pública, se realizó el primer simulacro de sesión mixta en la Cámara de Diputados bonaerense, de cara a la sesión del jueves 14 de mayo.

El presidente del cuerpo, Federico Otermín, abrió la jornada en la que estuvieron presentes los presidentes de los bloques, con tapabocas y sentados banca por medio para mantener el distanciamiento social.

Junto a Otermín estuvieron en el recinto el vicepresidente 1°, Adrián Urreli; el vicepresidente 2°, Rubén Eslaiman y diputados Facundo Tignanelli (Frente de Todos), Maximiliano Abad (Juntos por el Cambio), Mario Giacobbe (17 de noviembre), Walter Carusso (Cambio Federal) y Natalia Sánchez Jaúreguí (FE).



En cuanto al resto de legisladores, siguieron la formación por videoconferencia, escuchando las intervenciones de la ministra bonaerense de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz; el director de Formación del Ministerio y padre de Micaela, Néstor “Yuyo” García, y la socióloga, historiadora feminista y asesora de Presidencia, Dora Barrancos. 

Otermín señaló que “es extraña esta situación que atravesamos por la pandemia y queremos estar listos para sesionar”, explicando que "es preciso que nos capacitemos en género en esta sociedad machista y patriarcal”.

Durante su exposición, la ministra Díaz resaltó el abordaje en prevención y atención de la violencia de género en el contexto de la pandemia por parte del gobierno provincial y subrayó: “Vivimos tiempos de grandes transformaciones sociales donde el rol del Estado es central para dar respuesta al conjunto de la sociedad y terminar con la violencia de género y los femicidios”.



Por su parte, Néstor “Yuyo” García, puntualizó “la importancia de la articulación entre las diferentes áreas y poderes del Estado para dar cumplimiento a la Ley Micaela”, añadiendo que "tenemos que ver a las políticas de género como herramientas transversales a todas las políticas públicas”.

Finalmente, Dora Barrancos sostuvo: “La Ley Micaela obliga a todos los poderes del Estado, a toda la organización del Estado, a todes les funcionaries, a estar por dentro del significado crucial que tiene el diferencial jerarquizado de géneros de nuestra sociedad”.