Apps
Jueves, 18 julio 2024
Argentina
29 de agosto de 2011
EN UN AñO

A los que les funciona "el modelo"

Según un informe publicado por La Nación, la mayoría de los ministros del Gabinete de Cristina Kirchner incrementaron su patrimonio durante 2010, en porcentajes que varían entre el 12 y el 64%, con excepción de Débora Giorgi y Carlos Tomada, cuyos bienes descendieron en valor

Compartir

Según un informe publiocado por La Nación, la mayoría de los ministros del Gabinete de Cristina Kirchner incrementaron su patrimonio durante 2010, en porcentajes que varían entre el 12 y el 64%, con excepción de Débora Giorgi y Carlos Tomada, cuyos bienes descendieron en valor.

La Presidenta apostó a la inversión financiera y así incrementó su capital hasta los $ 70,5 millones, según la última declaración jurada de bienes presentada ante la Oficina Anticorrupción.

Entre los ministros, Amado Boudou y Arturo Puricelli son los que más incrementaron sus bienes, en un 64 por ciento. Boudou reunió $ 1.461.678, que atesora en dólares (a pesar de que aclaró erróneamente que se trataba de pesos), motos y autos importados, un departamento en Puerto Madero y dos sociedades relacionadas con la construcción de inmuebles.

El patagónico Puricelli pasó de tener $ 1.042.157, cuando declaró sus bienes como interventor en Fabricaciones Militares en 2009, a $ 1.718.074, como consta en el último informe, como ministro de Defensa. Tiene 36.000 hectáreas en la Patagonia, en la zona de Perito Moreno, donde cuenta con una propiedad de 1250 m2, además de una casa de 400 m2 en Los Antiguos. En 2008 adquirió 10.000 hectáreas patagónicas. Tiene miles de ovejas y centenares de vacas y bonos del Tesoro.

En el ranking de los que más se enriquecieron sigue la ministra de Seguridad, Nilda Garré, cuyos bienes crecieron un 62%. Pasó de declarar $ 728.585 a $ 1.185.252. Su incremento se basa en que multiplicó por seis sus títulos públicos, hasta llegar a $ 667.915, y en el aumento de depósitos, a $ 177.749.

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, subió sus bienes un 41% de $ 565.011 a $ 801.759. Es dueño de una casa en Chacabuco de 524 m2, desde 2009, y del 33,5% de una sociedad dedicada al transporte de cargas.

Luis Manzur, titular de Salud, sigue siendo el ministro más rico, con un patrimonio de $ 6.722.827. Incrementó su fortuna en un 32%: vendió propiedades por $ 2.466.050, e incorporó otros bienes, base de su fortuna personal, sumado a sus depósitos por $ 931.116.

Los bienes del ministro de Planificación, Julio De Vido, ascendieron un 23%: en 2010 declaró $ 2.115.338 y en 2009 había dicho que tenía $ 1.719.844. La mayor parte de sus bienes están a nombre de su esposa, Alejandra Minicelli, que incluyen una casa en un club de Zárate, valuada en $ 1.291.100. Ella tiene $ 402.033 depositados en el banco y su esposo, otros $ 125.460, según lo declarado. A nombre de Minicelli hay una chacra adquirida en 2010 y una camioneta Toyota Land Crusier, valuada en $ 270.000.

Alicia Kirchner, la más despojada de todas las ministras, declaró un patrimonio de $ 89.000. No tiene casa propia y posee $ 16.955 más que el año anterior.

Héctor Timerman, otro ministro acaudalado, registró un crecimiento patrimonial del 18%, con bienes que suman $ 4.925.863. Consisten en depósitos en dólares, muebles de oficina, objetos de arte y participación en bodegas y empresas constructoras, a nombre de su esposa, que atesora también obras de arte, por $ 20.000.

Florencio Randazzo no hizo plata el último año. Su fortuna asciende a $ 1.859.704 -creció un 12%- y sigue teniendo una empresa constructora, y una heladería y confitería.

Aníbal Fernández, el jefe de Gabinete, aumentó su patrimonio en un 15%: compró una Volkswagen Tiguan y vendió su Peugeot 307 anterior, pero conserva el Passat 2009. Casi no sufrieron variación otros bienes como propiedades o depósitos. Tenía $ 1.062.468 y ahora suma $ 1.253.614.

La declaración jurada del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, revela que su patrimonio bajó de $ 1.207.016 a $ 1.173.645. Los bienes de la ministra de la Producción, Débora Giorgi, suman $ 2.397.800 (un departamento en Puerto Madero, de 239 m2, y otro en Punta del Este, y un yate valuado en $ 500.000). Bajó respecto de 2009, cuando había declarado $ 2.401.616.

OTRAS NOTAS

ECONOMIA

Inflación: la piedra en el zapato que afecta el envío de recursos nacionales

En el mes de junio los fondos que la Nación le envía a la administración bonaerense registraron un incremento respecto al mismo periodo del 2023, sin embargo, este monto quedó muy abajo del índice de inflación que se conoció la semana pasada. Cómo marca la comparativa interanual y que se espera para julio

Copyright 2024
La Tecla
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET