Apps
Miércoles, 17 julio 2024
Argentina
18 de junio de 2024
MILEI VS. KICILLOF

El juego de voltear o sostener la torre

El Presidente y el Gobernador polarizan en todo. El ahogo financiero a la Provincia puede complicar a la Rosada. Las tres premisas del gobierno bonaerense para aparecer como la mejor alternativa al libertario

El juego de voltear o sostener la torreEl juego de voltear o sostener la torreEl juego de voltear o sostener la torreEl juego de voltear o sostener la torreEl juego de voltear o sostener la torreEl juego de voltear o sostener la torre
Compartir

Son enemigos y no tienen por qué disimularlo. La batalla por el rumbo de la economía los ubica en bandos opuestos y la puja política los tiene como puntos referenciales de las antípodas entre el libertarismo y el peronismo de centroizquierda. Sin embargo, Javier Milei y Axel Kicillof se necesitan mutuamente. El juego de sacarse piezas de la torre del jenga, para ver a quién se le cae, encierra la contradicción de que ambos necesitan que el otro se mantenga en pie. No hay posibilidades de sostenerse en el sillón de Rivadavia si la provincia de Buenos Aires explota, y no habría para el peronismo chances concretas de volver al poder en lo inmediato en caso de un traspié institucional de Milei.




Lo económico y lo político operan en simultáneo para sostener la contienda dialéctica y la confrontación de modelos. En el primer aspecto, Milei busca disciplinar con un ajuste brutal que ahoga a las provincias, y Buenos aires resulta la más perjudicada. “Como dijo Kicillof, el Gobierno Nacional está llevando adelante un plan sistemático de asfixia sobre el pueblo de la Provincia”, se quejó en las redes sociales el ministro de Economía bonaerense, Pablo López. También subrayó que “el ajuste es un círculo vicioso, porque destruye el desempeño tributario”. El nulo envío de recursos por fuera de los obligados por coparticipación y la retracción en la actividad económica, que se traduce en la baja de recaudación, son demasiado para una jurisdicción siempre necesitada de dinero.

En el peronismo están convencidos que Milei quiere llevar a la asfixia a la administración provincial. Y son pesimistas acerca de las leyes votadas la semana pasada en el Senado. Kicillof dice que en la Ley Bases no hay ningún artículo que favorezca a la Provincia, y mucho menos aporte a la generación de un marco productivo que apunte al valor agregado y la creación de empleo. “Y si sale el Paquete Fiscal como está, tampoco tiene nada para las provincias”, añadió una fuente cercana al Gobernador. Ni Creen en calle 6 que se pueda avanzar en negociaciones con la Rosada pese al ascenso de Guillermo Francos. El ahora Jefe de Gabinete y ministro del Interior hace esfuerzos por congeniar con los gobernadores, sin embargo, sobran ejemplos de acuerdos políticos en los que avanzó y a los cinco minutos estaban detonados por parte del Presidente.

Aún en ese marco, el Ejecutivo provincial hace esfuerzos por no seguir discontinuando planes, como debió hacer, por ejemplo, con el subsidio para viaje de egresados; aplica herramientas que le permiten un flujo de financiamiento que no poseía años atrás; y mantiene obras públicas, debido a un cronograma de desembolsos ya acordado con los organismos multilaterales. Pero deberá seguir ajustando tiempos, velocidades de ejecución y prioridades. ¿Corre algún riesgo el pago de salarios? En el Gobierno aseguran que por el momento no, aunque tampoco niegan que con este ritmo de ahorcamiento financiero las cosas puedan complicarse, sobre todo cuando hay por delante un importante vencimiento de deuda en septiembre, que representa casi un aguinaldo más. Para hacer frente a ese compromiso, Kicillof necesitará de la buena voluntad de Milei (ver aparte).

El default o la imposibilidad de poder pagar los sueldos en alguna oportunidad serían un golpe tremendo para el mandatario bonaerense, pero también lo serían para el Jefe de Estado. Es imposible imaginar una Provincia explotada sin un impacto letal para la administración nacional. 

Pese a que algunos creen lo contrario, Kicillof no apuesta por la caída de Milei, ni tampoco creen en su entorno que el Presidente deje el cargo antes del 10 de dicembre de 2027. “El gobierno se va a completar y nosotros tenemos que trabajar para sostener el equilibrio”, le dijo a La Tecla un miembro del gabinete.  

Son tres los ejes sobre los cuales operan políticamente, con el horizonte puesto en que el Gobernador aparezca como la mejor alternativa al liberalismo en el próximo recambio presidencial, dentro de tres años.

El primero de esos ejes, y probablemente uno de los más complejos, es que la Provincia se mantenga en pie desde el punto de vista financiero. Objetivo por demás difícil si se tiene en cuenta el panorama trazado hasta aquí. “No queremos fogonear un escenario apocalíptico, pero no es irreal decir que a este ritmo puede haber una situación de extrema complejidad”, reconoció una de las personas más cercanas al Gobernador. Se cuidan de evitar la palabra explosión, pero trasunta ese temor frente a un escenario recesivo que impacta en la producción, el consumo y la demanda social.

Preocupa mucho la situación de actividad económica, y aunque las cosas llegaran a mejorar son conscientes en el oficialismo que ese sostenimiento del Gobierno será sin los niveles de crecimiento encarados en los primeros cuatro años de la gestión, que llevaron a Kicillof a una tranquila reelección. Sobrevivir es el objetivo y se conforman con bastante menos: pagar sueldos, mantener programas, seguir asistiendo las necesidades de los municipios para contener la situación social y mostrar obras con financiamiento directo de organismos multilaterales. 

El segundo objetivo pasa por ser oposición de Milei y dejar en cada circunstancia la cancha marcada en tal sentido. El Presidente, que necesita de enemigos constantemente, también parece tener en claro que su rival predilecto es el Gobernador. Argumentan en el palacio ejecutivo bonaerense que el Primer Mandatario “ayuda bastante” para dejarle servido el terreno a Kicillof en su rol opositor. “Decirle enano comunista, es como para darle las gracias”, apuntaron.  

El tercer punto, íntimamente relacionado con los dos anteriores, pero el más trascendental desde el aspecto político, es construir una alternativa para el 2027 que lo tenga a Kicillof como punta de lanza. Piensan en 2027 y no antes, porque están convencidos en el equipo del mandamás provincial que si Milei sufriera un traspié antes de tiempo el amplio arco de la oposición está tan fragmentado que nadie podría garantizar una sucesión ordenada. En ese sentido, los partidos tradicionales y las alianzas que dominaron el escenario en los últimos años aparecen con profundas fisuras. El sistema político está roto y sigue sin acomodarse, cuestión aprovechada por los libertarios. Tanto que esa fragmentación podría permitirle a La Libertad Avanza ganar o tener una excelente elección intermedia en 2025. Eso ve Kicillof y gran parte del peronismo. 

“Aunque parezca loco, necesitamos que Milei se sostenga para que nos dé tiempo a construir una alternativa. Si Milei se cae mañana, no venimos nosotros. Ni Kicillof, ni el peronismo, ni el kirchnerismo, ni Massa”, reconoció con descarnada sinceridad un funcionario.
La explicación de por qué en la actualidad el justicialismo dejaría de ser la primera alternativa para la sociedad es que “hoy nadie nos dice ‘vuelvan por favor’. Nos dicen ‘hagan algo’, pero no nos piden que volvamos, como sí lo hacían durante el gobierno de Macri”. Si alguien piensa que puede repetirse una situación como la del 2001, al menos en el gobierno provincial no advierten ese escenario. “En todo caso te vienen a exigir que hagas algo, pero no a decirte por favor vuelvan. En 2016 y en 2017, aún en el mejor momento del macrismo, la gente nos decía ‘por favor vuelvan, que vuelva Cristina’ y eso no está pasado”, puntualizó un ministro. 

Milei y Kicillof se necesitan mutuamente por lo menos un año más, hasta pasadas las elecciones intermedias, donde quedará expuesto cómo comienza a reconfigurarse el mapa político de cara a 2027. En esta línea, también tienen en claro en calle 6 que será difícil configurar lo que fue Unión por la Patria en una sola oferta electoral. A menos que la candidata sea Cristina, a quien el Gobernador no tiene pensado enfrentar. Si ella pone su apellido en la boleta de diputados nacionales sostendrá el derecho a adueñarse de la lapicera. Una lapicera que por ahora maneja Máximo Kirchner y que tampoco queda claro que se la vayan a quitar, a lo sumo eso sería el punto de partida de la ruptura. Eso sí, los sectores que hoy se encolumnan con Kicillof no volverán a aceptar el ninguneo en las listas a los que fueron sometidos en 2021 y 2023. Muchos creen que después del próximo turno electoral comienza “la refundación”, porque “el peronismo ya tuvo un golpe, pero ese golpe todavía no mató políticamente a nadie, en algún momento el golpe tiene que terminar de noquear para empezar de nuevo”, describió un interesado en el crecimiento de Axel.

A Kicillof lo toman cada vez más espacios como referente y él acepta el desafío, sin dejar de advertir que el próximo gobierno peronista, sea suyo o de otro, necesariamente debe asumir con un programa de gobierno y un rumbo claro sin ser condicionado por divergencias internas. Reprime cualquier apariencia con el espejo del gobierno de Alberto y Cristina. Ordenar el espacio primero y dar una discusión de “qué queremos hacer” es fundamental en ese sentido. Regresar sólo por una cuestión electoral sin saber el camino a seguir es algo que el peronismo no se puede volver a permitir. Ya lo pagó demasiado caro. Antes de determinar quién está el cómo, el qué y el por qué, una discusión que faltó en la previa a la decisión unilateral de la expresidenta al elegirlo a Alberto. 

Enemigos en el terreno económico y político, Javier Milei y Axel Kicillof juegan a que sea al otro a quien se le derribe la torre mientras mueve una ficha, pero ambos necesitan que la estructura cruja sin que se rompa, porque ahí pierden los dos.



QUEJAS DE LA PROVINCIA
Bajan los recursos coparticipables y suben los que no se reparten




“Como venimos señalando, el Gobierno dice que los impuestos son abominables, pero en la práctica hace caja con la recaudación no coparticipable. En el transcurso del año, la recaudación de estos tributos le gana a la inflación, mientras los coparticipables retrocedieron 10%”, posteó en sus redes sociales el responsable de la economía bonaerense, Pablo López. Y mostró un comparativo entre 2023 y 2024 en el que se advierte que mientras la recaudación tributaria nacional coparticipable se retrajo en diez puntos, la no coparticipable se incrementó en un 1 por ciento.

“La caída de la coparticipación tiene impacto significativo en las provincias y sólo por este concepto las provincias perdieron $1,8 billones. A esto debemos sumar la caída de las transferencias obligatorias que, en vez de compensar la pérdida, se desmoronan más de 80% real”, subrayó el ministro.

Entre enero y mayo de 2023, los recursos provinciales de origen nacional fueron de 18,3 billones de pesos constantes por coparticipación y de 1,3 billones de pesos por transferencias obligatorias no automáticas, totalizando 19,6 billones de pesos, mientras que en el mismo período de 2024 se distribuyeron a las provincias 16,5 billones de pesos por coparticipación y 0,2 billones por transferencias obligatorias no automáticas, lo que hace un total de 16,7 billones de pesos. La caída es del 14%.  


JULIO BURDMAN
Milei Vs. Kicillof: “A ninguno le conviene que el otro naufrague”


El polítólogo Julio Burdman dialogó con La Tecla sobre el enfrentamiento político que protagonizan Javier Milei y Axel Kicillof. En ese sentido, señaló que, si bien tienen formas antagónicas, a ambos no les favorece que el otro no pueda pilotear el barco de sus gestiones.
“Para que a Milei le vaya bien con su modelo económico, la provincia de Buenos Aires tiene que sufrir. Las provincias tienen que sufrir, porque quiere hacer una ruptura, una reforma económica muy fuerte de orientación liberal que implica ajustar a las provincias. Por lo tanto, en ese sentido, para Kicillof, Milei es un problema”, dijo. Además, sostuvo que “para Milei también es un problema que en la principal provincia haya una persona que piense tan distinto a él y que esté dispuesto a bloquear su intento de ajustarlo”.

En ese aspecto, entiende que “no se acepten mutuamente en el plano de la gestión, y en el plano político se identificaron como adversarios. Tampoco sé si son necesarios (uno para el otro) porque creo que Kicillof hubiera hecho lo mismo con Macri o con Bullrich y Milei hubiera confrontado con el kirchnerismo en cualquier caso”.

Entonces, el analista sostuvo que “Milei encontró en Kicillof alguien que representa lo que él quiere antagonizar y lo reconoce. Kicillof lo reconoce a Milei como su adversario y por lo tanto eso para Milei es respetable”.

Más adelante, Burdman expresó que “en el mundo ideal de los dos el otro flota, pero no lo alcanza. No creo que a ninguno le convenga la crisis del otro. Pero sí creo que tienen intereses contrapuestos, porque Milei va a querer centralizar y Kicillof va a querer defender a la Provincia”. 

“Esa lógica ya está instalada porque la reforma de Javier Milei implica que él centralice buena parte de la economía en el Ejecutivo nacional. Y la lógica de Kicillof es tener la mayor autonomía posible respecto de las reformas liberales del Presidente. Por lo tanto, están llamados a chocar. Y al mismo tiempo no creo que a ninguno le conviene que el otro naufrague”, concluyó Burdman.


MEJOR DESEMPEÑO EN LA PROVINCIA
La recaudación en caída pone más en apuros a las cuentas fiscales


“La contracción de los recursos provinciales en los primeros 5 meses del año supera el 8% en términos reales”, aseguró el ministro de Economía bonaerense, Pablo López, quien reconoció que la recaudación en la Provincia cayó entre enero y mayo un 8,2% en cuanto a recursos tributarios totales, producto de un saldo negativo del 4,5% de la recaudación propia y un 11,9% de la retracción de los recursos de origen nacional.

No sólo se deja de alimentar a la caja con las partidas no coparticipables que, aún comprometidas en acuerdos y leyes especiales, la Nación ha dejado de enviar a las jurisdicciones, sino que preocupa el derrotero de la actividad económica, con caída en prácticamente todos los indicadores. Esto impacta de lleno en la coparticipación (IVA) y la recaudación propia (Ingresos Brutos). También, en un escenario de recesión caen los pagos de los tributos patrimoniales.

De acuerdo a los datos de abril, el Estimador Mensual de Actividad de la Provincia (EMAPBA) registró una retracción del 4,47%, siendo la industria manufacturera una de las más afectadas (-4,24%), seguida por el comercio (1,11%), y la construcción (-0,54%). Sólo presentaron percentiles positivos la pesca (0.11%) y la agricultura y ganadería, con un crecimiento del 2,74%. 

En calle 6 aseguran que las consecuencias no son más graves porque han generado en los últimos cuatro años una capacidad mayor de recaudación propia. Le dan, además, significativa importancia a la reestructuración de la deuda, que tiene un menor peso que la proyectado por el gobierno de María Eugenia Vidal (de 1.500 millones de dólares anuales se redujo a la mitad la carga de vencimientos), pese a que en este 2024 empezaron a caer vencimientos más fuertes.  

Dicen en el Ejecutivo que se han desarrollado herramientas, como por ejemplo la Cuenta DNI del Banco Provincia, que permiten tener una mayor actividad económica que la media de la Nación, lo que se traduce en que, aún en la caída, la recaudación propia registre mejores percentiles que lo percibido por el Estado central. Ahí se destaca el trabajo de ARBA y los réditos de la Ley Impositiva aprobada por la Legislatura. También se aceitaron los vínculos con los organismos multilaterales de crédito para sostener obra pública.

El último informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) sobre la dinámica de la ejecución presupuestaria de la Administración Pública Nacional entre enero y mayo de este año, indica que los ajustes son muy marcados en materia de transferencias del Tesoro Nacional a las provincias. Encabeza el ranking el Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires (-100%), seguido por la Asistencia Financiera a Provincias y Municipios (-99%), y la Asistencia Técnica a Municipios (-96%), pero son muchos los recursos no coparticipables que dejaron de llegar (ver aparte) y afectan principalmente a Buenos Aires.


VENCIMIENTO DE DEUDA
Kicillof necesitará que Milei le venda dólares para evitar un default


Uno de los apuros que tiene la Provincia es el vencimiento de bonos externos, que debe afrontar en septiembre, en dólares por un equivalente a 364.501 millones de pesos. Con el pago ya efectivizado en marzo, la administración bonaerense habrá cancelado unos 700 millones de dólares de su deuda este año.  Para cumplir con ese vencimiento y no entrar en default también necesita una mano de la Nación.

Primero, la autorización para tomar nueva deuda en el mercado local. Algún paso positivo en ese sentido ya se ha dado, pero quedan todavía permisos pendientes. El Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal (Ley 25.917), en su artículo 25, establece que los gobiernos provinciales “para acceder a operaciones de endeudamiento y otorgar garantías y avales, elevarán los antecedentes y la documentación correspondiente al Ministerio del Interior, el que conjuntamente con el Ministerio de Economía efectuarán un análisis a fin de autorizar tales operaciones conforme a los principios de la presente ley”.

Segundo, es la Nación la que debe facilitarle los dólares o los euros a las jurisdicciones provinciales (que por ley no pueden poseer) para que hagan frente a sus compromisos en esas monedas. Es decir que Milei debe aceptar venderle dólares a Kicillof. “Tenemos aprobado por la Legislatura un endeudamiento en pesos de hasta 1.800 millones de dólares, y el problema principal que tenemos con este vencimiento, además de conseguir la plata, es que nos den los dólares”, reconoció una fuente del Ejecutivo.

En marzo los billetes estuvieron y se espera que también estén en septiembre, porque al Presidente tampoco le sería beneficioso que el principal Estado provincial entre en cesación de pagos. “Al país no le conviene tener a la provincia de Buenos Aires en default, pero con Milei nunca se sabe”, advirtieron en el entorno del mandatario provincial.


RECURSOS AUTOMATICOS
Dato estacional que no hace verano frente al otoño de las transferencias


El Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) realizó un informe en el cual detalla que, en mayo de 2024, el Gobierno Nacional envió a las provincias más de 5 billones de pesos ($5.032.000 millones) en concepto de coparticipación, leyes especiales y compensaciones, con lo cual, se convierte en el mayor envío en términos reales de la historia de la coparticipación y el primer mes del año con incremento interanual real (+22,4%). En términos nominales, en mayo de 2023 las transferencias a provincias por coparticipación, leyes especiales y compensaciones fueron de 1.078.000 millones, lo que significa que el crecimiento interanual fue del 366,5%. 

“Circulan versiones que adjudican el desempeño recaudatorio de mayo a una presunta reactivación económica. Esto es absolutamente falso. Los tributos de mayor correlación con la actividad, como el IVA interno y el impuesto al cheque, se hundieron 16% y 25% en términos reales. El dato excepcional de mayo se explica por el vencimiento del saldo del impuesto a las ganancias de grandes empresas con activos dolarizados y beneficiadas por la megadevaluación. Aislando este efecto de única vez, la recaudación coparticipable se desplomó en una cuarta parte”, posteó en la red social X el ministro de Economía bonaerense, Pablo López. 

Además, en mayo las empresas que cerraron balance en diciembre de 2023 pagaron los saldos de las declaraciones juradas, y también suelen cancelar las empresas el saldo de la recaudación del impuesto a sociedades, que explican aproximadamente el 66%; por lo tanto, es un mes de alta recaudación del tributo.

De acuerdo a los datos del ministerio de Economía de la Nación, el gobierno de Kicillof recibió el mes pasado 1.099.980 millones de pesos (es decir un billón noventa y nueve mil novecientos ochenta millones) por transferencias automáticas. Pero si se tiene en cuenta el promedio de la suba interanual, que es del 22,4%, la provincia de Buenos Aires quedó por debajo y fue la que menos porcentaje de incremento tuvo (19,8%), mientras que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires resultó la más beneficiada, con el 25,6%. En parte se explica porque entre los recursos automáticos está la Compensación del Consenso Fiscal 2017, donde la provincia de Buenos Aires tiene más participación que otras jurisdicciones. El fondo se actualiza por inflación y el Estado nacional lo viene licuando.



 

OTRAS NOTAS

RANKING

El podio de intendentes con mejor imagen en el Conurbano: los más y los menos

El último relevamiento realizado por la consultora CB dio cuenta del posicionamiento de los intendentes del Gran Buenos Aires. Quién sube en la consideración y quiénes son los rezagados. La imagen de Milei en los distritos.

Copyright 2024
La Tecla
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET