Apps
Lunes, 15 julio 2024
Argentina
12 de junio de 2024
NOTA DE GRÁFICA

El INTA bajo el filo de la motosierra

Con 77 agencias en la Provincia, un plan de despidos dejó al Instituto de Tecnología Agropecuaria bajo un umbral de incertidumbre. Técnicos, gremialistas y productores hablan sobre la importancia del ente

El INTA bajo el filo de la motosierra
Compartir

Si bien el rechazo en la Cámara de Diputados al artículo de la Ley Bases que permitía suprimir órganos o entidades del Estado fue eliminado, esto no significó que el INTA escape a la amenaza latente que es la poda de la motosierra de Javier Milei. “Todos los empleados del Estado están en revisión permanente” fueron las recientes palabras pronunciadas desde la gestión libertaria, una amenaza que tiene como objetivo borrar más 35 años de historia. 

El Presidente, al cierre del acto en el Latam Economic Forum, no perdió la oportunidad para realizar un anuncio que disparó todas las alarmas en el sector público. Nada más ni nada menos, Milei ratificó que profundizará el “plan motosierra” y que el Gobierno va a despedir próximamente a otros 50 mil empleados públicos. Puntualmente, cada área del Estado deberá hacer una revisión del personal que tiene a su cargo y acercarle al ministro Guillermo Francos el listado de aquellos trabajadores a los cuales decidieron que no se les renueve el contrato. De esta manera, para el 30 de junio se agregaría un tendal de 50 mil nuevos despidos a la eterna búsqueda del equilibrio fiscal.

En este sentido, como ocurrió meses atrás, el INTA puede sufrir severos recortes, como ocurre en otras áreas del Estado como la Superintendencia de Seguros, la Anses, la Enacom y el Conicet.

El ajuste al que debería someterse el INTA implica desprenderse de un 30% de su planta, lo que se traduce en casi 1500 trabajadores. Al mismo tiempo, desde el Instituto señalan que existen 250 trabajadores más que podrían considerarse como cesanteados ya que están en edad de jubilarse.

Sin embargo, el camino no está totalmente allanado para que una institución emblemática como es el INTA sea suprimida tan fácilmente. Uno de los males históricos que aqueja a Argentina es lo que le da al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria una base inamovible que, a su vez, la aleja de los destinos que pueden llegar a tener otros entes como, por ejemplo, el Correo.

La matriz agroexportadora opera desde la fundación de este país y, pese a los sobrehumanos esfuerzos de Milei, eso no va a modificarse en el corto ni mediano plazo. Entonces, al no haber otra matriz que reemplace a esta, como podría ser la industrial, Argentina está obligada a continuar con el desarrollo y la producción de bienes agroexportables.

En este contexto, el INTA, que está directamente ligado a la producción de alimentos, al avance tecnológico e innovación de la producción se erige como un emblema inamovible en el futuro agropecuario de Argentina. En tanto, la relación directa de las entidades rurales, que participan en su conducción a través del consejo directivo, garantiza una relación con los exportadores y una total libertad, amén de desterrar las sospechas de estar copado por el kirchnerismo.

Sin ir más lejos, la provincia de Buenos Aires comprende en su territorio una buena porción de lo que es la zona núcleo; sin lugar a dudas, la región donde los cultivos agrícolas desarrollan su mejor potencial de rendimiento. Sin embargo, en el resto de la Provincia el INTA explota todas las capacidades productivas que tiene para ofrecer el territorio bonaerense en materia de agricultura, molienda, ganadería y pesca.

Esto es posible gracias a las 77 sedes que tiene distribuidas por toda la Provincia (10 en el AMBA, 28 Buenos Aires Norte y 39 Buenos Aires Sur). Esto hace que el INTA atraviese tangencialmente la producción agropecuaria pero que, además, acompañe a las comunidades en el desarrollo de huertas propias en la búsqueda de la soberanía alimentaria.
Que el INTA haya logrado safar de la motosierra es mucho por decir aún. No obstante, al igual de lo que puede suceder con el SENASA,

El Instituto cuenta con el acompañamiento de los exportadores de las provincias nucleadas en el Consejo Federal Agropecuario (CFA), entre las que se encuentra Buenos Aires, y que son actores con un peso importante. El gobierno de Milei se caracteriza por pasos apresurados, cerrar el INTA podría ser uno sin retorno.


Juan Redondo: “Una sinergia total” con el INTA

En la localidad de Luján radica una Unidad de Extensión, cuyas principales actividades se orientan hacia la agricultura periurbana, horticultura, hidroponía, ganadería familiar, compost, producción agroecológica y ordenamiento territorial.

En diálogo con La Tecla, el secretario de Producción local, Juan Redondo, relató cómo se vive el cambio de gestión al frente del INTA y el recorte de fondos. “El tema de la planta de trabajadores está supuestamente quieta, no la van a tocar, pero no hay nada seguro”, indicó.

“Una de las cosas que más afectó en la comunidad fue el cierre del Programa ProHuerta, que despidió a 40 contratados de todo el país. Esto nos dejó sin una herramienta que para nosotros era fundamental, más aún en este contexto. Otro programa que se desfinanció es Cambio Rural, lo que nos complicó significativamente”, detalló el funcionario. “Entre el municipio y el INTA, con su oficina local, hay una sinergia total”, sentenció.


JOSE LUIS PEREA - TITULAR DE LA JUNTA INTERNA INTA
“El manejo de los recursos los hace directamente Milei y Caputo”

En diálogo con La Tecla, el secretario General del INTA Castelar, Jose Luis Perea, evidenció las consecuencias que tienen las decisiones de la gestión de Javier Milei en las demás áreas del Estado junto a sus trabajadores, y la realidad que atraviesa el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.

“Históricamente, los trabajadores perdíamos con los salarios y las condiciones laborales, pero había una especie de equilibrio donde más o menos se podían conciliar ciertos reclamos o derechos.

Yendo atrás de la zanahoria se cumplían ciertas garantías, pero este Gobierno viene por todo y no va a frenar hasta torcerle el brazo a toda la clase obrera”, precisó.

En relación a la confirmación de 50 mil nuevos despidos de empleados públicos, Perea expresó: “Estas nuevas bajas que anunció Milei significan un golpe muy grande y sólo se pueden concretar cerrando áreas del Estado. Si echás un 20%, 30% de la planta, ya se puede considerar como desmantelada, es decir que prácticamente está cerrada”, advirtió respecto a la operatividad de cada sector.

En la misma línea, señaló que “el INTA es un órgano colegiado que funciona de manera democrática, hasta gran parte de su junta directiva son personas ligadas directamente a la Mesa de Enlace, esto hace a los ejemplares años de funcionamiento”.

Por último, advirtió que el INTA funciona de “manera artesanal” y que “no hay chance de sacar un rédito”.


LAURA DE LUCA - TECNICA DEL INTA
“Se está viendo la posibilidad de articular con la Provincia”

Laura de Luca es técnica del INTA - Prohuerta y era una de las personas encargadas de gestionar la distribución de semillas, talleres, capacitaciones y atención a la comunidad en Mar Chiquita.

“Todavía estamos conmovidos por este cierre. Nosotros como técnicos habíamos abrazado al programa Prohuerta, porque lo consideramos una necesidad”, remarcó sobre las tareas de asesoramiento que se brindaban a los vecinos en torno a las ideas sobre huertas, frutales y jardín. 

Pese a la cancelación del programa por parte del Gobierno, los técnicos siguen sosteniendo de manera autogestiva la presencia en el territorio. Al respecto, de Luca indicó: “Lo que estamos haciendo es continuar todo lo que poníamos (desde el INTA), como es el conocimiento y el monitoreo de las huertas. Entonces seguimos dando los talleres, se sostienen las oficinas de consultas técnicas y los monitoreos de huertas, con mucho sacrificio ya que no hay financiamiento alguno”.

Sobre la decisión de descontinuar el plan Prohuerta, señaló que “a nosotros nos pareció altamente simbólico que se haya descontinuado un programa que tenía 36 años trabajando sobre la soberanía alimentaria. Es más que simbólico, pone en relieve lo que el actual Gobierno piensa sobre la seguridad social”.

“Al no delegar, aunque sea dos personas al frente del programa o el proyecto el vínculo se rompió, y es como un matrimonio, cuando uno se va se termina todo”, sentenció De Luca.


HORACIO SALAVERRI - PRESIDENTE DE CARBAP
“El productor siente como propio al INTA y acompañan su trabajo”

Horacio Salaverri, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales Bs As-La Pampa (CARBAP), destacó la importancia del INTA para el desarrollo del sector rural, agroalimentario y agroindustrial.

“Siempre, desde las entidades, se ha defendido la constitución y la permanencia del Instituto”, remarcó. En la misma línea, señaló que el INTA “es una herramienta muy importante” y que debe ser “una herramienta eminentemente técnica y despolitizada, ese es el principio fundamental”.

“Desde que fue creada ha sido una herramienta muy valiosa para el sector agropecuario. Todos los niveles de investigación que ha tenido el INTA durante su trayectoria han sido de excelencia”, remarcó el productor. Y agregó: “El sector rural se nutre mucho de la investigación del INTA y es totalmente necesaria, porque son innovaciones, son miradas hacia adelante.”

En tanto, señaló que todas las extensiones, que trabajan en el “día a día con los productores y en las chacras experimentales”, aportan soluciones a los productores ante distintas circunstancias, como por ejemplo plagas, entre otras adversidades.

“Muchas de las cuestiones que han aparecido, como la cantidad de pestes, todo lo que ha sido el ataque a las mismas, el control, la investigación sobre las plagas, se han hecho a través del Instituto. El productor siente al INTA como propio y trabaja a la par”, indicó.
Por último, Horacio Salaverri destacó que las entidades tienen directores dentro del INTA, lo que desmiente acusaciones de politizaciones ante un eventual desmantelamiento.



Historia: El desafío de mantenerse a flote, no importa la gestión

El Instituto es un organismo autónomo, dependiente del Ministerio/Secretaría de Agricultura, con autarquía operativa y financiera, que le fue concedida por su ley de creación, y ratificada en el año 2002 por la Ley 25.641, que en su Artículo 1° establece que “el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), se regirá exclusivamente por su ley orgánica y sus decretos reglamentarios sin sujeción a las normas que limiten su autarquía y las facultades que tiene asignadas”.

Dentro de esta autarquía operativa se crea el Fondo Nacional de Tecnología Agropecuaria, que permite financiar por completo las actividades de investigación, pero en sus fondos mete manos el Tesoro, que le devuelve un ínfimo porcentaje de ese presupuesto.

Así y todo, el INTA ha logrado grandes avances tecnológicos que le permitieron al país sortear desafíos significativos vinculados con la optimización del uso de los recursos y el aumento de la productividad en tiempos de crisis.


OTRAS NOTAS

UN 54% DESCREE

Bajas expectativas y un marcado escepticismo desgastan la imagen pública de Milei

La consultora Analogías realizó un sondeo y evidenció un deterioro en las perspectivas económicas y en la evaluación de la situación actual del país. También, marcó escepticismo hacia el plan económico de Javier Milei.

Copyright 2024
La Tecla
Redacción

Todos los derechos reservados
Serga.NET