Apps
Domingo, 26 mayo 2024
Argentina
Informe Especial
3 de abril de 2024
NOTA DE TAPA

Javier Milei y 100 días de jugar con fuego: ¿la casa está en orden?

El ajuste sin precedentes que implementa el Gobierno alimenta una renovada grieta en el ámbito político y social. El plan económico a todo o nada y la relación tóxica entre el Presidente y su electorado

Javier Milei y 100 días de jugar con fuego: ¿la casa está en orden?Javier Milei y 100 días de jugar con fuego: ¿la casa está en orden?Javier Milei y 100 días de jugar con fuego: ¿la casa está en orden?Javier Milei y 100 días de jugar con fuego: ¿la casa está en orden?
Compartir

"Hay que pasar el invierno", dijo en junio de 1959 quien ese momento era ministro de Economía, Álvaro Alsogaray, del gobierno de Arturo Frondizi, mientras la crisis azotaba al país. Una frase inmortalizada que puede ser utilizada en varios momentos de la historia contemporánea de la Argentina. Como una reminiscencia a aquel film llamado “El Día de la Marmota”, en el cual el protagonista queda encerrado en un bucle temporal y se ve condenado a repetir el mismo día, la sociedad enfrenta -otra vez- las consecuencias de un ajuste gigantesco y el pedido de paciencia de quienes gobiernan. Ahora le toca a Javier Milei encabezar un plan económico arrasador mientras promete que la luz se verá al final del tenebroso túnel. El interrogante que se abre es cuánto está dispuesta a aguantar la población. 

Los primeros tres meses de gobierno nacional se dieron de una manera frenética tanto en el aspecto político como en el económico. La devaluación del 118% en diciembre todavía hace estragos en los bolsillos con una inflación que se disparó en ese mes un 25,5% para luego marcar en enero 20,6% y en febrero 13,2%, según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). En tanto, el Estimador mensual de actividad económica (EMAE) registró una caída de 4,3% en la comparación interanual y de 1,2% respecto a diciembre, en la medición desestacionalizada. Asimismo, en el primer mes del año, el índice de ventas totales de los supermercados a precios constantes tuvo una baja 13,8% respecto a igual mes de 2023. 

Son algunas cifras que muestran los síntomas de una recesión sumamente profunda a la que también hay que agregarle no sólo la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores formales e informales, sino también los despidos y suspensiones que se dan en el ámbito público y privado, respectivamente. Como frutilla de un postre rancio, el segundo semestre del 2023 cerró con una pobreza de 41,7% (un total de 19,4 millones de personas) y de indigencia de 11.9% (5,5 millones).

El fin de la era Alberto dejó casi 25 millones de habitantes hundidos hasta el fondo del mar, producto de una serie de gobiernos que fracasaron estrepitosamente. Con el peronismo balcanizado y sumido en una crisis fenomenal sin poder encontrar una jefatura unificada para plantarse como alternativa, Milei -con la venia de parte del PRO y de la UCR- ofrece una salida más que dolorosa a los males que aquejan a la sociedad. Por supuesto y como marca la historia, los sectores concentrados son los primeros que logran saborear las mieles del éxito de un modelo económico ya aplicado en el país.

Pero, por ahora, según varias encuestas, si bien existe un rechazo a las medidas gran parte de su electorado está dispuesto a padecer los cachetazos aplicados por el Gobierno nacional. Los analistas se inclinan a pensar que se debe a la polarización existente hace años. "Estamos mal, pero vamos bien", sostuvo Carlos Menem durante los primeros meses de su presidencia, asumida en 1989 para luego dejar el sillón de Rivadavia en 1999. Otra de las frases que se pueden manotear para pensar en la actualidad, sobre todo en momentos en que surgen ciertos interrogantes como ¿por qué existe esta pasividad social ante el descalabro económico?, ¿hasta cuándo la gente estará dispuesta a soportar?, ¿si Milei estabiliza la economía y resuelve la inflación se encamina a hegemonizar el escenario político?

Al respecto, Eduardo Lucita, integrante de Economistas de Izquierda (EDI), sostuvo que “la gente probablemente esté muy cansada de sobrevivir y quiere que le den un horizonte. Milei vende una expectativa y es la idea de una crisis en V. Rápida caída y rápida recuperación”. Sin embargo, advirtió: “Me parece que eso es bastante difícil y creo que podría ser una crisis en forma de U. Una rápida caída, que es lo que estamos viendo, una panza bastante prolongada y después un intento de recuperación”.

Por su parte, el analista político Gustavo Marangoni consideró que “no veo los próximos 100 días muy distintos a los primeros. Seguro va a tener nuevas discusiones, porque lo que hizo Milei es cambiar una grieta por otra”. En esa línea, el politólogo Daniel Ivoskus dijo que “en sociedades hiperpolarizadas no sorprende” el escenario social. Además, aseguró que “obviamente el otro 45% no tiene más paciencia”, y lanzó: “También es cierto que es una línea muy finita que hay que ir administrando día a día porque es muy frágil”.

En tanto, el economista Martín Pollera habló sobre las decisiones adoptadas por el Gobierno y sentenció: “No creo en eso que dicen que es una improvisación permanente en economía. De acuerdo a su objetivo, no hay improvisación”. No obstante, afirmó que “hay un costo fenomenal sobre la actividad económica, y si le va a alcanzar a Milei, creo que no”.

Sobre la figura de Milei, la directora de Comunicación de la consultora Analogías, Marina Acosta, remarcó que “encuentro muchas debilidades en todo lo que tiene que ver con la práctica política del Gobierno. Un desconocimiento muy importante de cómo se hace la política. Lo que está haciendo es avasallar toda la institucionalidad”. Después habló sobre las fortalezas que posee el Presidente y detalló que “lo que estamos viendo en estos momentos es que ha podido controlar estos tipos de cambios financieros. De alguna forma, le reporta algunas expectativas económicas de la gente a largo plazo, pero no veo más allá de eso muchas otras fortalezas”. 

Para diversos sectores es casi incomprensible que hasta el momento no se haya producido un estallido social, producto de las medidas implementadas por el Gobierno. Para otros, la gravosa situación económica no es más que una continuidad que se arrastra hace años por lo que el crédito que posee el Jefe de Estado es perfectamente comprensible. También están los que consideran que será cuestión de tiempo para que vuele todo por los aires para luego ir hacia lo desconocido. Además, comienza a sobrevolar tibiamente la chance de que -sobre un gran cementerio- se estabilice la economía y que Milei se imponga de manera definitiva.

Tres meses es una eternidad en la dinámica que ostenta Argentina. Cada semana ofrece un capítulo que puede borrar el anterior de un plumazo y ofrecer nuevos caminos. El día a día es el deporte por excelencia de cualquier trabajador y -al parecer- también del Presidente que hace poco llegó la Rosada. Hasta el momento, la casa se mantiene con altos niveles de tensión, con una estantería que se mueve, pero que no cede. 





DANIEL IVOSKUS - CONSULTOR
“La paciencia pareciera ser más extensa de lo que muchos creían”

-¿Qué estás viendo en particular de estos primeros tres meses del año en torno al gobierno de Milei?

-Él tiene armado el sustento en la opinión pública, en la sociedad hay una conciencia y una anticipación de que iba a tener que tomar medidas duras. Eso le da margen y aprobación, sobre todo en quienes fueron sus votantes en la segunda vuelta. Una de las dudas es cuánto tiempo pueda durar o no y la paciencia pareciera ser más extensa de lo que muchos creían.  Nosotros trabajamos y medimos el índice de riesgo político de la Argentina que reúne seis variables centrales, que tienen que ver con la paciencia ciudadana, la economía, la posibilidad de corridas cambiarias, el control social frente a determinados problemas, y en todos los índices es como que ese riesgo se patea para adelante. Después podremos discutir cuánto es para adelante. Para algunos pueden ser algunos meses, otros hablan de dos años, otros de hasta que termine su mandato.

-¿Y cuánto tiene que ver el rol del peronismo  y de la oposición en general?

-Mucho, porque es en espejo. Si a mí me preguntaran qué necesitaba Milei, que desde el primer minuto ‘la casta’, como él la menciona, le impida sacar leyes, que los piqueteros corten las calles, que la CGT quiera hacerle paros. 

-¿Cómo estás viendo la figura de Kicillof en todo esto? 

-Kicillof también está frente a una encrucijada porque puede consolidarse y salir como el candidato opositor natural o puede tener complicaciones si se empieza a complicar la provincia de Buenos Aires. Pero está en este juego del todo o nada. O se consolida con ese liderazgo administrando la Provincia en la crisis existente o por ahí queda más complicado aún.

-¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de Milei? 

-La fortaleza es continuar con el apoyo del 55% que lo votó, que esas personas no estén arrepentidas y que, a pesar de un mega ajuste, sigan acompañando. En tanto y en cuanto la polarización siga, le da más vida y continuidad. Después, en aspectos negativos, yo creo que lo que va a necesitar, y que puede terminar siendo un boomerang, es conseguir resultados concretos. Esto tiene que ver sí o sí con la inflación y que este esfuerzo que está haciendo la sociedad se materialice en resultados concretos.



GUSTAVO MARANGONI - ANALISTA
“Euforia financiera y depresión de la actividad económica”

-¿Que estás mirando en estos primeros tres meses en torno a los objetivos fijados por Milei y sus medidas?

-Euforia y depresión. Euforia financiera y depresión de la actividad económica. En estos primeros 100 días las variables de los mercados financieros han funcionado muy bien, el dólar se mantuvo en orden, lo que es importante porque en Argentina mantener esa variable tranquila es una responsabilidad. Y el frente de la economía real es la cara oscura de la luna. Es caída de los salarios reales, de las jubilaciones, de los ingresos de los trabajadores no registrados.

-¿Y desde el punto de vista político?

-Milei va a poder decir, miren, contra todos estoy bajando la inflación. De alguna manera está apostando todo, quedó un poco manifiesto el 24 de marzo. Antagonizar a partir de valores. La estrategia es de precios y valores. Precios: bajar la inflación a como dé lugar, inclusive con gestos pragmáticos como postergar aumentos de tarifas que estaban previstos y mantener la devaluación en 2% para que la inflación pase o baje. Y valores, en el sentido de antagonizar todo lo que pueda a partir de cuestiones que lo enfrenten con el peronismo, como los derechos humanos, cambiar el nombre del Centro Cultural Kirchner, el tema del aborto.

-¿Cómo puede salir la disputa de Milei con Kicillof?

- Kicillof es el enemigo perfecto para Milei. En su condición de economista heterodoxo, de kirchnerista y de gobernador de la provincia más grande de Argentina que tiene una demanda histórica respecto a la Nación en cuanto a los fondos que recibe por coparticipación.

-¿Cómo crees que se encuentra hoy la oposición, incluso más allá del peronismo, para hacerle frente a estas medidas que está aplicándome? 

-Me parece que todavía no ha tocado piso la crisis del peronismo. Basta ver el Congreso del PJ, que fue una lágrima. Con la mitad de los congresales y un documento que atrasa 50 años. Pero también hay que poner a favor del peronismo que los bloques de senadores y diputados se mantienen unidos, lo cual no es poco comparado con lo que había pasado en la época de Macri.

-¿Qué esperás de Milei para lo que se viene?

-Creo que lo que está buscando Milei es que en el momento de negociar sea un momento de mayor fortaleza. Si él negociaba cuando arrancaba el gobierno, le iban a sacar mucho más de lo que le iban a dar. Entonces, si él puede aguantar un mes o dos meses más, y mantiene la mitad del apoyo electoral, podrá decir “ahora sí negociemos”. 





MARINA ACOSTA - ANALOGIAS
“El plan de ajuste brutal no tiene un acompañamiento social mayoritario” 

-¿Qué evalúas del actual escenario político nacional?

-Hemos visto un modo de hacer política muy excéntrica por parte de la administración del gobierno de Milei. Observamos también un inicio muy caótico en varias dimensiones, en lo político, en lo institucional, en lo económico. Una ciudadanía confundida respecto de las decisiones que va tomando o que quiere tomar el gobierno.  En cuanto a la imagen del Presidente vimos en la medición que hicimos en enero que marcó una caída en ese nivel de imagen positiva. Se estabilizó entre febrero y marzo y hoy lo que tenemos es una polarización de la ciudadanía respecto de la imagen. La imagen positiva y la negativa están muy parejas, son casi equivalentes: 48 de positiva y 46 de negativa. 

-En comparación con otros dirigentes, ¿cómo se encuentra ese equilibrio? 

-Si lo comparamos con los presidentes que lo antecedieron, yo diría que el nivel de la imagen de Milei es relativamente bajo.

-¿Qué están recabando de las encuestas con la gente? 

- Lo que estamos viendo es una preocupación de la ciudadanía fundamentalmente por el proceso inflacionario. Las principales preocupaciones que hoy tienen los argentinos y las argentinas es efectivamente la inflación y la caída de los salarios reales. Hay mucha preocupación por el programa de ajuste y está dada también por toda la agenda económica que propone la Libertad Avanza. Milei reúne muchos rechazos porque la gente está en contra de una potencial diversificación de la economía. Toda esa agenda económica que tiene que ver con el plan de ajuste brutal que está llevando adelante no tiene un acompañamiento social mayoritario. 

-¿Qué analizás sobre el accionar de Milei?

-Me parece que todo forma parte de la propia agenda de la ultraderecha. Una ultraderecha negacionista. Todos sus posicionamientos son acordes a esa agenda que ya venía introduciéndose durante la campaña electoral. En ese sentido me parece que Javier Milei es bastante consecuente con el programa brutal de ajuste que está llevando adelante, donde la ciudadanía también reconoce que los principales afectados por ese ajuste son los asalariados, los jubilados, antes que la denominada casta política. También vemos muchos desilusionados de la política de Milei. Nosotros hemos preguntado en nuestros estudios por las actitudes del Presidente y muchos nos dicen que creen que Milei es autoritario y también nos dicen que es agresivo.



EDUARDO LUCITA - ECONOMISTAS DE IZQUIERDA
“El que pierde en este contexto es el pueblo trabajador en general”

-¿Qué evaluación hacés de los primeros tres meses del gobierno de Milei? 

-En estos primeros tres meses se está experimentando un gobierno inédito en el mundo porque es el único caso de un anarcocapitalista en la presidencia de la nación y nunca hubo en el mundo un ajuste tan profundo y tan rápido. Todo sobre la base de controlar la inflación, reducir a cero la emisión monetaria, lo que significa llevar a cero el déficit fiscal total. Es, como dice Milei, un ajuste de 15 puntos del PBI, de 5 en el sector financiero y de 10 en el ajuste del tesoro.

-¿Quiénes son los ganadores y los perdedores en estos primeros tres meses? 

--El que pierde en este contexto es el pueblo trabajador en general. No solo los trabajadores sin trabajo, no solo los desplazados, los oprimidos que viven de planes, sino también vemos que son los trabajadores ocupados, sus salarios se han derrumbado e incluso ya comienzan las suspensiones y los despidos, la baja de horas extras. Si uno piensa en las pymes, en los comercios minoristas, que el que tiene tres empleados está dejando dos, el que tiene dos deja uno, hay una desocupación hormiga que no se ve. Tenés una empresa de 200 trabajadores, despide a 100 y sale en todos los diarios. Pero hay 100 pequeños comercios que despiden a una persona cada uno y no salen en ningún lado. La recesión es más profunda de lo que creo que, incluso, preveía el Gobierno.

-¿Cómo se explica que, con todas estas medidas, Milei todavía muestre una aceptación considerable?

-Puede ser que exista un poco de ansiedad frente al derrumbe que vemos venir y la gente no reacciona. Pero hay una necesidad de una maduración de la situación política. Eso en primer lugar. En segundo lugar, hay un dato que es de la realidad y es que la gente buscaba un cambio. La gente estaba cansada de los 12 años anteriores, de los gobiernos de Cristina, de Macri, de Alberto, que proponían relatos y nada se resolvía. Todo se pateaba lentamente para adelante y nada se resolvía. Hay que pensar que en esa base está el 50% de la población que está bajo la línea de pobreza. Por lo menos el 40% lo viene siendo desde hace varios años.

-¿Podría asemejarse el proceso de Milei al de Menem que luego de estabilizar la economía comenzó a hegemonizar el escenario político?

-Uno de los dirigentes sindicales más encumbrados de la CGT dijo “estos son ocho meses u ocho años”. O se le pone freno a esto en los próximos meses, o si Milei pasa este Rubicón de la crisis fuerte que está promoviendo, como una necesidad para cambiar las cosas, es posible que el curso Menem sea posible, valga la redundancia, con lo cual se abriría un futuro de características impredecibles.





MARTIN POLLERA - ECONOMISTA
“No veo la recuperación que dice el el Gobierno que va a tener el país”

-¿Qué evaluación hacés de los primeros meses del gobierno de Milei?

-Lo primero que tenemos que tomar como punto de partida es lo que le sirvió como plataforma electoral para ganar las elecciones a Javier Milei. Ahí lo que planteó fue que la inflación es un fenómeno exclusivamente monetario y que lo que había que hacer era sanear la macroeconomía. En su lenguaje es un ajuste brutal. Entonces, en ese marco, es bajar la inflación cueste lo que cueste, entendiendo que él va a tener un resultado político favorable en caso de que la merme en los niveles que él está pretendiendo. Ahora se encuentra en una disyuntiva que se va a abrir a partir de abril que es qué va a hacer con el tipo de cambio de cara a lo que viene. Hay que tener en cuenta que se viene la cosecha gruesa, va a necesitar esos dólares para poder ir como paso previo a la liberación del cepo y eso es una condición que le está pidiendo el propio Fondo Monetario Internacional. 

-¿Hay posibilidad de una nueva devaluación?

-Yo creo que nueva devaluación, aunque sea menor, no va a ser en los niveles del 118%, se va a dar de manera directa o con un nuevo dólar blend. Hoy es el 80% al oficial y el otro 20% al contado con liqui; y por ahí esa relación 80-20 sea un 70-30. Es una manera de garantizarle a los agroexportadores un nuevo tipo de cambio que le devuelva la rentabilidad y la competitividad que se le dio en diciembre cuando el gobierno asumió.

-¿Cuáles son tus perspectivas para lo que se viene? 

-Una caída muy significativa de la actividad económica. Creo que va a estar alrededor del 6% con aumento del desempleo y una caída muy importante de los salarios en general y en particular de las jubilaciones. Esa va a ser la foto del primer semestre. Una caída fenomenal de todos los sectores económicos, de todos los sectores productivos. Yo no veo la recuperación que dice el gobierno que va a tener el país. Sí creo que va a haber una estabilización en los precios como consecuencia de la merma en la actividad económica, pero no una recuperación de eso, no lo veo para nada.

-Es decir que estabilidad no necesariamente implica una reactivación… 

- La estabilidad se da con algunos sectores. Los más favorecidos como el agro, van a crecer porque va a ser una cosecha mejor que la del año pasado, pero la mayoría de los sectores estarán en baja.



DISPUTA POLITICA
Los gobernadores, el Talón de Aquiles del Presidente

Federico Aurelio, director de la consultora Aresco, analizó uno de los puntos más vulnerables que posee Javier Milei y explicó que la disputa con los gobernadores le puede dar varios dolores de cabeza. De hecho, recordó que el cruce con Ignacio Torres (Chubut) que arrastró el repudio del resto de los mandatarios.

“No fue un tema que en la opinión pública fue favorable a Milei. Inclusive en algunas cuestiones estaban más a favor de los gobernadores que de Milei", sostuvo en declaraciones a LN+. A su vez, indicó que "tengamos en cuenta que los gobernadores, la mayor parte, han sido elegidos también en el mismo momento que él y tienen muy buen acompañamiento en sus provincias".

Luego, aseguró que "en líneas generales los gobernadores escapan del concepto de la casta. No le resulta esa misma facilidad para escaparse a los legisladores". Más adelante, explicó que "es uno de los motivos por los cuales el Presidente convoca al Pacto de Mayo".

Finalmente, dijo que "la principal oposición del Gobierno es la economía, es el barómetro que va a definir el acompañamiento o no". Después, lanzó: "En la cuestión política son los gobernadores los que pueden poner un stop a las decisiones de Milei".






 

OTRAS NOTAS

ECONOMIA

Pese al gran margen de caída, las exportaciones pyme crecieron 2%

Según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, las exportaciones alcanzaron los u$s2.157 millones. 9 de los 16 rubros analizados presentaron caídas.

Copyright 2024
La Tecla
Todos los derechos reservados
Serga.NET