Argentina
Miércoles, 5 octubre 2022
INTERNA CALIENTE
22 de septiembre de 2022

Por interrupciones y abucheos, la Federación Agraria debió suspender su convención

Ocurrió en Rosario, donde se llevaba a cabo el Congreso Anual Ordinario de la entidad. Tras dos años sin reunirse; los federados debían elegir a su nuevo presidente.

Por interrupciones y abucheos, la Federación Agraria debió suspender su convención - La Tecla

Este viernes, los federados que acudieron al Congreso Anual Ordinario, que tuvo lugar en Rosario, aguardaban por el discurso de su presidente Carlos Achetoni, el secretario de Agricultura de la Nación Juan José Bahillo y del gobernador de Santa Fe, Omar Perotti.

No obstante, un grupo de delegados provenientes de Salta y presuntamente en situación irregular en su afiliación, en un principio impedido de votar, abucheó durante largos minutos a Achetoni y luego no dejó hablar a Bahillo. Perotti nunca llegó a hacer uso de la palabra. Finalmente, una resolución de urgencia les permitió votar.

Al menos una docena de delegados de la Federación Agraria que llegaron a Rosario desde Salta formaron parte del Congreso pero las autoridades de la entidad no les permitieron tener voto. Desde el seno de la Federación explicaron que “por razones estatutarias no se les pudo permitir el acceso al voto debido a las irregularidades en el empadronamiento de los mismos”.

El principal problema pasó por el adeudamiento de varias cuotas del grupo de federados, por lo cual no estaban en condiciones de acceder a la votación.

Según explicaron desde la entidad minutos después de acontecido el reclamo, ante la consulta de A24.com Agro dijeron que la decisión radicaba "en los criterios de la Inspección General de Justicia (IGJ) que exige determinada antelación y requisitos de cada socio federado para poder acceder al derecho al voto". El fin de este principio es el de proteger el acto eleccionario de posibles maniobras de fraude con votantes "irregulares".
 

Ante esta situación, la docena de personas a quienes se les negó la participación en la elección decidieron entonces boicotear la oratoria de quienes encabezaban el Congreso. En ese momento, todavía no sabían que más tarde lograrían acceder al voto.

A duras penas pudo lograr terminar su discurso Carlos Achetoni, el principal apuntado por el grupo. Pero el clima hostil siguió también cuando Bahillo intentó hacer uso de la palabra, aunque el destinatario de los insultos era principalmente Achetoni.

Mientras, la mayoría del público presente buscó que el acto continuara de acuerdo a lo previsto. “No son productores. Eran comentarios que no eran de campo, quieren romper la Federación Agraria”, opinó Walter Malfatto, representante de FAA en Bragado, Buenos Aires. “Por suerte esa irrupción fue al principio del Congreso y pudimos seguir con normalidad”, aclaró.

En esta línea, los organizadores dispusieron un cuarto intermedio hasta tanto se calmaran las aguas. Sin embargo, el daño a la rutina del evento ya estaba hecho: además del tenso momento, Bahillo y Perotti debieron marcharse para no incumplir otros compromisos de sus agendas.