Argentina
Jueves, 6 octubre 2022
TENSIÓN
20 de septiembre de 2022

Los trabajadores de AUBASA no dan el brazo a torcer y los peajes siguen a la deriva

Luego de que fracasara la audiencia celebrada este mediodía en el Ministerio de Trabajo, el sindicato se negó a acatar la conciliación obligatoria. Preocupación por las pérdidas millonarias para las arcas bonaerenses.

Los trabajadores de AUBASA no dan el brazo a torcer y los peajes siguen a la deriva - La Tecla
Los trabajadores de AUBASA no dan el brazo a torcer y los peajes siguen a la deriva - La Tecla

Alegando maltrato, acoso y precarización laboral, la semana pasada los trabajadores de AUBASA, la empresa estatal a cargo de la concesión de la Autopista Buenos Aires-La Plata y el corredor vial del Atlántico (SVIA), iniciaron una medida de fuerza que incluyó abandono de tareas y movilizaciones.

Los trabajadores de AUBASA no dan el brazo a torcer y los peajes siguen a la deriva

Este martes, se llevó a cabo en el Ministerio de Trabajo una segunda audiencia de mediación entre ambas partes, con la intención de destrabar el conflicto: sin embargo, la situación se agravó.

Fuentes consultadas por La Tecla explicaron que no hubo avances en las negociaciones porque el reclamo del Sindicato de los Trabajadores de los Peajes y Afines (SUTPA), que tiene a Florencia Cañabate y Facundo Moyano a la cabeza, responde a una “cuestión política”.

“Lo que dijo la empresa es que no iba a tratar ningún punto de los que estaban planteados si el sindicato no cumplía con el acatamiento de la conciliación obligatoria que dispuso el Ministerio en la audiencia anterior”, señalaron.

“La directora de Relaciones Laborales, Gabriela Marcello, le anticipó verbalmente a SUTPA que el Ministerio los iba a multar por falta de acatamiento, con lo cual directamente no hubo más intercambio porque ellos decidieron que iban a seguir con la medida de fuerza”, añadieron.

En este marco, desde la empresa consideraron que el reclamo encabezado por SUTPA “no es laboral ni sindical”, dado que “están abonados todos los salarios con el cumplimiento de la última paritaria, la obra social y la mutual”. “La decisión del sindicato de avanzar en un conflicto pidiendo la renuncia del Presidente lo establece como un conflicto no vinculado a lo laboral”, consideraron.




Pérdidas millonarias y déficit operativo

Según lo informado, el abandono de tareas por parte de los trabajadores de los peajes, ocasiona la pérdida diaria de 20 millones de pesos. “Esto es un daño irreparable que se le hace a la empresa, no sólo por el abandono de tareas, sino porque el gremio ha entorpecido el uso de las cabinas Telepase de manera tal de que ni siquiera se puede cobrar de forma virtual. AUBASA tiene un déficit de 350 millones vinculado al retraso de tarifas, que lo absorbe la Provincia y cada uno de los bonaerenses”, acusaron, al tiempo que señalaron que “lo que está en discusión es el control operativo de la empresa”.

Bajo la consigna “Fuera Lissalde”, el sindicato lanzó en sus redes: “@AU_BA_SA
 y el @BAProvincia tienen que responder por el acoso, las amenazas y la persecución que ejerce el presidente de la empresa”.
 

En esta línea, se prevé que el lunes tenga lugar una nueva audiencia de mediación en la cartera que conduce Walter Correa. “Desde la empresa no habría ningún inconveniente en conformar la comisión bipartita con fiscalización del Ministerio para abordar los temas laborales en la medida en que el gremio levante la medida de fuerza”, señaló la misma fuente a este medio.

La situación preocupa a la gestión de Axel Kicillof no sólo por las pérdidas que genera para las arcas bonaerenses, sino porque el conflicto podría tomar una escalada mayor y complicar el funcionamiento de los peajes en todo el país; dado que desde SUTPA ratificaron la continuidad de la medida de fuerza y adelantaron que se extenderá el reclamo a nivel nacional con asambleas en cada uno de los lugares donde prestan servicios.