Argentina
Martes, 4 octubre 2022
APUESTA RIESGOSA
17 de agosto de 2022

Aumento de tarifas, el cable rojo de la bomba que intenta desactivar el Gobierno

Con el foco puesto en la reducción del déficit a pedido del FMI, el recorte de los subsidios a la energía se torna clave. En plena escalada inflacionaria, el bolsillo de población deberá soportar más golpes.

Por Andrés Sosa
Aumento de tarifas, el cable rojo de la bomba que intenta desactivar el Gobierno - La Tecla

Sin margen para el error, el Gobierno nacional encara un tramo decisivo de su gestión con Sergio Massa como ministro de Economía y con el aval de Cristina Fernández de Kirchner para "dejar hacer". El recorte solicitado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) es inevitable. Por eso, la reducción de subsidios a la energía toca una fibra extremadamente sensible. El anuncio de la segmentación de tarifas y nuevos aumentos llegan en medio de la escalada inflacionaria y pérdida del poder adquisitivo. El impacto en la población preocupa al oficialismo.

Al margen de la narrativa que utiliza el Frente de Todos (FdT) para evitar hablar de ajuste y suba de tarifas, en la jornada del martes finalmente se confirmó el nuevo esquema de valores que se aplicará en los próximos meses a los servicios de electricidad, gas natural y agua. Una apuesta riesgosa: comenzar a desactivar la bomba de la deuda contraída por Mauricio Macri con el corte de uno de los cables rojos.

Al respecto, en diálogo con La Tecla, la consultora Analía del Franco, indicó que en distintos relevamientos realizados “el grado de acuerdo con que se recorte a sectores que no tienen que estar subsidiados es alta”.

Asimismo, explicó que “otro tema es cuando empiezan a llegar las facturas de la luz, gas y agua. Con la situación de malestar que hay se puede generar un impacto de bronca. No habrá insurrecciones ciudadanas, pero si malestar”

“Inevitablemente puede haber un impacto negativo para algunos sectores”, añadió y detalló que “estamos en una situación complicada, esto puede generar malhumor pero es el famoso costo que nadie quería pagar. Es una posición importante de la mirada del Ministro de Economía de que hay que reducir el déficit”.

En cuanto a la reacción de la coalición opositora, del Frando consideró que “hay siempre una demanda por parte de la oposición que hay que dejar de subsidiar". No obstante, sostuvo que "se las va arreglar para encontrar críticas a las medidas del gobierno. Además, el oficialismo se fortalece frente a determinados públicos el Gobierno nacional porque puede mostrar que es capaz de hacer lo que hay que hacer”.

Más adelante, consultada sobre la espalda de Massa para implementar su agenda, dijo que “período de gracia no tiene. Entró  con un escueto nivel de aprobación en su imagen. Hay expectativas moderadas. Lo tiene que ir manejando en la medida que su gestión se instale y genere confianza con hechos”.

De este modo, el plan de ajuste comienza a profundizarse y el Ministro de Economía es el encargado de implementarlo. Con el aval de Cristina y el resto del FdT, el Gobierno se juega sus últimas fichas en una apuesta arriesgada cuando queda un año para las elecciones presidenciales. El tiempo dirá cómo la sociedad asimilará la situación.