Argentina
Jueves, 11 agosto 2022
NOTA DE TAPA
14 de junio de 2022

El larretismo ante el desafío de detener la caída del pelado

Quien hace menos de un año se posicionaba como el mejor candidato del Pro ahora se ve eclipsado por la crecida de Patricia Bullrich y la reaparición en escena de Mauricio Macri. La complejidad del panorama bonaerense y las apuestas que hacen desde el larretismo

“Horacio tiene el tanque del auto lleno de nafta pero no encuentra la llave para arrancar”. Un legislador bonaerense imbuido de la rosca interna de Juntos por el Cambio apela a la metáfora para graficar el momento que atraviesa el jefe de Gobierno porteño en su aspiración presidencial. Desde el larretismo relativizan la situación y retrucan: “No es que no encuentra la llave, sino que guarda la nafta para arrancar cuando crea que es el momento”. En este sentido hay diferencias en el propio equipo entre los que recomiendan esperar y quienes dicen que no se puede perder más tiempo.

Hace menos de un año, elecciones legislativas de por medio, Horacio Rodríguez Larreta emergía como casi un sucesor natural de Mauricio Macri, un tanto alejado de la escena después de la derrota de 2019. Pero no pudo, o no supo, consolidar ese liderazgo que se le servía en bandeja. “Larreta no tiene la energía para ejercer el liderazgo que la parada le exige. El les paga políticamente a todos, pero no exige de la misma forma. Por ejemplo, no le tendría que haber permitido a (Cristian) Ritondo ser candidato en la Pro-vincia, si su candidato era Diego (Santilli)”, explicó un dirigente que se reúne seguido con el intendente capitalino.

En las encuestas no crece y su imagen negativa va en alza. Todavía recolecta el voto medio del Pro, pero se ve superado por los halcones, representados por Patricia Bullrich, quien hoy lo supera en la mayoría de los sondeos. Y la irrupción de Macri es otra mala no-ticia, aunque quien más pierda si el expresidente decide jugar sea la titular del Pro (es el mismo electorado). 

“El sigue adelante, pero nadie niega que está en un momento donde se ve un poco eclipsado; por un lado, por la aparición de (Javier) Milei, y por el otro, por Mauricio y Patricia, que son un poco más vivos y se adelantan a todo”, se mostró preocupado ante La Tecla un funcionario porteño. 

En el entorno apuestan a que la aprobación de la gestión en la Ciudad y la moderación que encarna Larreta culminarán inclinando la balanza en su favor. Juegan a que Macri termine por desistir de intentar volver a la Presidencia, porque, si bien se impondría con facilidad en las encuestas, tiene dificultades para ganar en el balotaje, según los números que se manejan hoy. 

Un problema: ni Macri ni Bullrich cederían ante la presión de las encuestas, porque desconfían de ellas. Otro problema: la grieta es cada vez más profunda y de ambos lados se buscan perfiles cada vez más duros, cuando Larreta construyó desde la moderación. Con todo, uno de los inconvenientes más importantes que se le presentan al manda-más de la Ciudad en su aspiración presidencial es hacer pie en la provincia de Buenos Aires, donde su principal espada, Diego Santilli, tampoco puede imponerse como su jefe desearía. Larreta intensificará sus salidas al territorio bonaerense, como lo hizo la semana pasada en Lincoln y Junín, distrito este último gobernado por Pablo Petrecca, alineado a Jorge Macri. Además, el Pelado multiplicó en el último mes sus salidas mediáticas y mandó a un escuadrón de funcionarios a mostrar gestión en los medios.

En cuanto al armado político provincial, Larreta busca apoyo de intendentes, pero los jefes comunales más importantes del Pro también juegan con sus aspiraciones, y siguen heridas abiertas de cuando impuso a Santilli como primero en las listas en las elecciones legislativas. Néstor Grindetti se mostró últimamente más ligado a Macri, incluso poniendo en tensión su relación con Julio Garro, con quien comparte el armado de Hacemos (que busca ampliar el pro con una pata peronista). El alcalde platense está más cerca de Larreta, y en su entorno dijeron no entender qué hacía Grindetti en el acto de lanzamiento de Patricia Bullrich la semana pasada. También cerca del Pelado se muestran Diego Valenzuela y los alcaldes que responden a Jorge Macri. 

Pero no hay un terreno donde Larreta domine, y entre los grupos internos  solo se destaca como propio el de La Generación, que conduce Manuel Vidal (jefe de Gabinete del Ministerio de Educación de la Ciudad), con algo de anclaje en la Provincia. También le arman en territorio bonaerense desde el nuevo espacio Estamos, que conduce Darío Kubar, exintendente de General Rodríguez.

En tanto, La Territorial, donde abreva el vidalismo y es conducida por Alex Campbell, está casi por completo jugada a la carrera por la Gobernación de Cristian Ritondo. De La Territorial solo se acercaron al jefe de Gobierno Lucas Delfino (concejal de Hur-lingham) y el diputado Martiniano Molina. Tanto en la Legislatura bonaerense como  en la porteña la atomización de los bloques entre los socios en la coalición como de los sectores del Pro es muy importante y hace imposible ganar liderazgo absoluto en esos espacios.

La irrupción de Macri relega a Rodríguez Larreta, como a los otros precandidatos del Pro. El expresidente tomó las riendas y ya nadie duda de que será “el gran decisor” del espacio. En el larretismo aseguran que a la hora de la definición, si Macri no va por el segundo tiempo se inclinará por Horacio. Y si el expresidente decide jugar dicen que se puede romper la alianza, y hasta aventuran con un Larreta fuera del Pro y en consonancia con una vía de centro que junte peronistas heridos, radicales, Coalición Cívica y todo lo que no sea extremo. Una aventura que aparece por ahora como utópica para quien hace gala de la lealtad aunque lo perjudique. 




ENCUESTAS DE MANAGEMENT & FIT
Leve fluctuación, con una imagen negativa que va en ascenso 

De acuerdo a las encuestas realizadas en el último año por la consultora Management & Fit, que dirige Mariel Fornoni, la imagen de Horacio Rodríguez Larreta ha sufrido leves fluctuaciones. 

Una de las preocupaciones en el búnker larretista es que ha tenido incremento en la imagen negativa. 

En septiembre de 2021 registró la mejor “muy buena” (15,2%), que sumada a la “buena” (24,4) arrojó la positiva más alta del último año, conjuntamente con el mejor diferencial entre positiva y negativa. 

Los datos malos comenzaron a llegar  después. En el último sondeo, de mayo, producto de que la imagen “muy mala” superó por primera vez la barrera de los 20 puntos (22%) y pese a que la “mala” bajó a 10, la imagen negativa del Pelado alcanzó 32 por ciento. Y aunque la posi-tiva se ha mantenido desde noviembre hasta ahora en derredor del 35%, hay una notoria caída de la percepción “muy buena” del dirigente, que se estableció en 9,3%, siendo la más baja en un año.  

En cuanto al nivel de aprobación de la gestión, de acuerdo a los números de Management & Fit, pasó del 63,1% en mayo de 2021 a 54,6% en mayo de este año, sin registrar ascenso en los meses intermedios. Mientras que la desaprobación de la gestión mutó de 32,8 hace un año a 40,8 en el registro del mes pasado.



ZUBAN CORDOBA Y ASOCIADOS
Los números de la puja interna en el campamento amarillo

Los datos surgidos de la encuesta cerrada por la consultora Zuban Córdoba y Asociados en los primeros días del presente mes arrojan que, dentro de los cuatro posibles precandidatos presidenciales del Pro, Horacio Rodríguez Larreta se ve superado en imagen positiva por Patricia Bullrich, quien, además, registra la negativa más baja. En ambos casos, la buena imagen supera a la mala. 

En cambio, Mauricio Macri y María Eugenia Vidal tienen una percepción negativa superior a la positiva, lo que supone un serio problema a la hora de encarar un proceso electoral. 

En cuanto a los otros dirigentes de otros partidos que integran Juntos por el Cambio, el radical Facundo Manes tiene 42% de positiva, 39,4% de negativa y un alto nivel de desconocimiento (11%) o que no sabe (7,6%). El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, con 23,3% de positiva y 59,5% de negativa; el senador Alfredo Cornejo, 32% de buena y 39,9% de mala; y Miguel Pichetto tiene 37,3% de imagen positiva y 51,2% de negativa.


DEFENDER EL TERRITORIO
Los postulantes en la Ciudad y las dudas en la tropa propia

En el larretismo se ufanan de que “todos los posibles candidatos del Pro en la Ciudad son de Horacio”. Hoy, la grilla de los posibles postulantes para ocupar el próximo Gobierno porteño son: Jorge Macri (ministro de Gobierno de la Ciudad), Soledad Acuña (ministra de Educación) y Fernán Quirós (ministro de Salud). En el caso de Jorge Macri, no es que está distanciado de su primo, pero no pocos sostienen que le conviene que Mauricio abandone la idea del segundo tiempo en la Presidencia porque dos Macri en una misma boleta no sería una buena señal. Aun así aparece como la primera opción en la línea sucesoria. Acuña, en tanto, es una de las dirigentes en las que apuesta fuerte Larreta; y Quirós ganó imagen y prestigio en el manejo de la pandemia. Los tres son los habilitados a jugar. 

De todos modos hay una piedra que molesta en las entrañas del larretismo,  y es el coqueteo permanente de Rodríguez Larreta con Martín Lousteau, el radical que desde Juntos por el Cambio quiere birlarle el Gobierno porteño al Pro. No creen que termine siendo su candidato, pero tampoco ven beneficio en la consecuencia que ello pueda acarrear.

“Se muestra demasiado con él. En el espacio está establecido que Horacio ve jugadas hacia adelante que otros no ven, y la mayoría cree que ahora se toma un café o va a comer a un bodegón con Lousteau, pero que después lo va a cagar”, señaló un funcionario porteño que, a la vez, marcó una consecuencia de esa jugada: “Tampoco está bueno que se instale la idea que Horacio, a la larga te va a traicionar, menos si lo que querés es construir para Presidente”.


GESTION Y POLITICA
Los doce apóstoles de la defensa de Horacio en los medios

Horacio Rodríguez Larreta definió un equipo de doce funcionarios para que hagan larretismo explícito en los medios de comunicación, con el objetivo de ponderar la gestión en la Ciudad de Buenos Aires y, a la vez, sostener constantemente su candidatura presidencial.

La tarea está encomendada a los siguientes dirigentes: Emmanuel Ferrario, presidente de la Legislatura porteña; Felipe Miguel, jefe de Gabinete; Jorge Macri, ministro de Gobierno de la Ciudad; Soledad Acuña, ministra de Educación; Fernán Quirós, ministro de Salud; Fernando Straface, secretario general del Gobierno porteño; Julia Pomares, jefa de Asesores; Jorge Telerman, director del Teatro Colón; Guadalupe Tagliaferri, senadora nacional; Diego Santilli, diputado nacional y precandidato a gobernador bonaerense; Silvia Lospenatto, diputada nacional, y Alvaro González, diputado nacional.  



CANDIDATOS EN PROVINCIA
A Santilli también le cuesta hacer pie en el territorio bonaerense

Diego Santilli es el elegido por Horacio Rodríguez Larreta para encabezar el espacio en la provincia de Buenos Aires, pero ambos han aprovechado poco la victoria del año pasado, cuando el jefe de Gobierno porteño impuso a su vicejefe como primer candidato a diputado nacional. Ni a Larreta le sirvió para erigirse como líder natural bajo el eterno eclipse de un Macri por entonces ausente, ni Santilli supo capitalizar esa victoria para crecer como futuro candidato a Gobernador. 

“Diego está estancado después de la  elección y hoy el preferido de Mauricio es Ritondo, que está pateando mucho la Provincia”, sentenció un legislador bonaerense que por ahora prefiere esperar antes de mover fichas en favor de uno u otro. Lo cierto es que al Colorado le cuesta hacer base en los distritos bonaerenses. Era un auto que venía con impulso y ahora hay que empujar para que avance un poco. Por otra parte hay quienes  afirman que Santilli también se acercó a Patricia Bullrich, con la intención de no quedar afuera de la conversación si la  presidenta del Pro le tuerce el brazo al jefe de la Ciudad en la carrera presidencial.

En contrapartida, Cristian Ritondo está decididamente en campaña. “Venimos trabajando muy bien con Cristian, recorriendo bien toda la Pro-vincia, con un trabajo muy fino y un armado con gente que responde a nosotros directamente en 110 de los 135 distritos, y la idea es llegar a julio con un candidato en cada uno de los 135 municipios”, contó a La Tecla uno de los principales armadores del ritondismo.

El exministro de Seguridad bonaerense, además, comenzó a formar los equipos técnicos, en su mayoría integrados por exfuncionarios de María Eugenia Vidal. Desde el espacio torean a Santilli con que “de los candidatos a Gobernador es el único con experiencia de gestión en la Provincia, y eso es una ventaja cualitativa frente a los demás”, dicen cerca del presidente del bloque del Pro en Diputados. Aceptan que es una desventaja no haber sido candidato en 
la última elección, un plus que sí tiene Santilli.

Pero no son los únicos. En el grupo de intendentes, Diego Valenzuela, Julio Garro y Néstor Grindetti también expresaron sus intenciones. En el caso del jefe comunal de Lanús se reunió con Macri y le contó su proyecto para la Provincia. La respuesta del expresidente fue de apoyo y lo impulsó a recorrer el territorio. Si bien desde el entorno de Grindetti aseguran que tiene buen diálogo tanto con Macri como con Larreta, aseguran que la diferencia con el Pelado radica en que se jugó demasiado de entrada por Santilli para la pelea provincial.