Argentina
Lunes, 27 junio 2022
RECHAZO
8 de junio de 2022

Con protestas, continúa el tratamiento de un polémico proyecto del Ejecutivo

Los trabajadores del Instituto Biológico “Tomás Perón” se convocarán para reclamar participación en la comisión de Salud de Diputados. La iniciativa propone convertir el centro en Sociedad de Estado. Los profesionales aseguran que la transformación implicaría perder capacidad de control y producción de medicamentos.

Con protestas, continúa el tratamiento de un polémico proyecto del Ejecutivo - La Tecla

La comisión de Salud de la Cámara de Diputados bonaerense, que preside la oficialista Roxana López, iniciará el tratamiento de un proyecto del Ejecutivo, que ha despertado reacciones adversas.

Se trata de la iniciativa para convertir en Sociedad del Estado al Instituto Biológico “Tomás Perón”, ubicado en la ciudad de La Plata. El proyecto, impulsado por el ministro de Salud, Nicolás Kreplak, es rechazado por los trabajadores del centro, que volverán a movilizarse este mediodía para reiterar su posición, además de solicitar ser escuchados y participar del debate.

Tras el visto bueno dado a la iniciativa en la comisión de Minería e Industria, el Frente de Todos buscará despacho favorable en Salud, donde la paridad es importante: seis diputados son del oficialismo, cinco de Juntos y uno de Avanza Libertad y el FIT. 

Los trabajadores del Biológico consideran que la propuesta es una privatización encubierta, que provocaría el desguace por parte de empresas privadas vinculadas al negocio de la salud.
Vale recordar que, el Instituto Biológico tiene la función de producir vacunas, sueros, medicamentos en grandes cantidades y realizar análisis de las aguas de toda la provincia. Toda esa amplia producción es el principal insumo de los programas de promoción de la Salud pública en los centros, instituciones y salitas del territorio bonaerense.

Los profesionales del Tomás Perón consideran que “una sociedad de Estado no puede realizar estas funciones, no puede inscribir ni fiscalizar nada dentro de la Provincia dichas funciones no son compatibles para esa ley y, como si esto fuera poco, los trabajadores veríamos vulnerados nuestros derechos adquiridos bajo la ley 10430 ya que perderíamos estabilidad laboral, insalubridad y nos quieren convencer diciendo que tendríamos mejores sueldos, lo que no entienden es que defendemos al instituto biológico entero y unido como siempre fue”.

Pero, según denuncian los empleados del Instituto Biológico, desde la presentación del proyecto que pretende convertir el organismo en Sociedad de Estado a través de su sanción parlamentaria, los insumos básicos para la producción comenzaron a entrar en falta, lo que provocó un progresivo vaciamiento.

En concreto, señalaron qué cosas podrían verse impedidos de realizar: inscripción y control de productos, envases y material en contacto con alimentos, productos industriales/domisanitarios, plaguicidas de uso doméstico y cosméticos; inscripción y control de establecimientos elaboradores de envases; no se podrían fiscalizar los productos de consumo humano; no podría funcionar el Centro Provincial de Referencia de Diagnóstico de HIV-SIDA, Covid 19, análisis de hepatitis B, leptospirosis, rabia, hantavirus, micología y enfermedades de transmisión sexual; educación en manipulación segura de alimentos y prevención de enfermedades transmitidas por alimentos; análisis de agua de red para jardines, escuelas y hospitales públicos y agua de diálisis; control de alimentos frente a intoxicaciones; control de calidad interlaboratorial, ni los servicios de monitoreo a áreas estériles de hospitales, etc.

Al presentar la iniciativa, a mediados de octubre del año pasado, el Gobierno de Axel Kicillof aseguró que la modificación busca acelerar y ampliar la producción de alimentos en territorio bonaerense.

"Es un proyecto estratégico, muy importante a corto, mediano y largo plazo. Es la restitución de nuestro laboratorio Tomás Perón, que nos va a permitir tener más velocidad y capacidad de producción, reducir los costos para el Estado, además de dar previsibilidad y garantizar los medicamentos a toda la población de la Provincia", aseguró Kreplak.

El ministro bonaerense explicó entonces que "también implica un desarrollo industrial, creación de más puestos de trabajo, apalancar con una industria nacional que asocia al sector público y el sector privado para innovar, para sustituir importaciones. Este es el primer paso de un proyecto que lleva mucho tiempo y que nos va a dar un nivel de soberanía y de capacidad para ayudar a la salud de nuestro pueblo mucho más potente".