Argentina
Lunes, 27 junio 2022
NEUQUEN
22 de marzo de 2022

Mano a mano con el Vicegobernador: "Vamos a volver a ser gobierno en 2023"

Es el nombre puesto del MPN para competir por la gobernación. En una entrevista exclusiva, Marcos Koopmann, dialogó abiertamente con La Tecla Patagonia. Sus inicios en política, la gestión en pandemia y su posible candidatura al sillón provincial

Mano a mano con el Vicegobernador:


Vía La Tecla Patagonia 


El Movimiento Popular Neuquino tendrá un doble desafío de cara al 2023: mantener el gobierno y, además, hacerlo sin Omar Gutiérrez, que no podrá ir por un nuevo período. Allí asoma el vicegobernador, Marcos Koopmann, un hombre de perfil similar al actual mandatario. Es un secreto a voces que el oriundo de Zapala es el elegido del oficialismo provincial.

En la previa a internas partidarias que prometen ser muy competitivas, el vicegobernador habló sin casete con La Tecla Patagonia sobre lo que fue, lo que pasa y lo que vendrá en la provincia de Neuquén.

-¿Cómo fue gestionar durante la pandemia?
-Fue fuerte y distinto, complejo. Había mucha incertidumbre y muy pocas certezas. Además recién me sumaba al Poder Ejecutivo, y al Legislativo como presidente de la cámara. Ya era un desafío construir la vicegobernación, y fue muy difícil en ese marco. Se tomaban siempre decisiones con una manta corta. Pero siempre tuve la esperanza y el convencimiento de que íbamos a salir. Eso me dio la fuerza para seguir 
buscando la forma de resolver de la mejor manera posible los distintos conflictos.

-¿Cambiaron mucho los planes en la Legislatura?
-Sí. Durante los dos primeros años estuve imposibilitado de ser un vicegobernador federal en forma efectiva, visitar cada punto de la Provincia. No lo podía hacer. Me alejó del contacto con la gente. Fue un gran limitante de lo que yo quería hacer. Y, por otro lado, aceleró los tiempos de lo que tenía pensado para la Legislatura en materia de modernización. Crear una Legislatura cercana desde la transparencia, la in-formación y la digitalización. Lo que íbamos a hacer en cuatro años lo hicimos en uno. Pero el factor más importante, el humano, de cercanía y escucha, recién lo estoy pudiendo hacer este año.

-¿Qué quedó pendiente y qué se puede desarrollar en los dos años que restan?
-Haber comenzado antes el tratamiento del Nuevo Código Procesal, Civil y Comercial. Creo que se tendría que haber empezado un año antes, por lo menos. Pero fue muy difícil. La Ley del Compre Neuquino, el Marco Regulatorio de Servicios Públicos, el Ente Regulador; son pasos importantes que hay que dar porque son leyes estructurales para el futuro de la Provincia. Tenemos que generar leyes que superen nuestra gestión. Hay que trabajar por una ley nueva de co-participación federal, que tenga una mirada amplia a la hora de analizar el progreso de cada localidad.

-Si bien con la pandemia es difícil un balance, ¿cuál hace de estos dos años?
-A nivel personal, positivo, de aprendizaje. En la Provincia estamos en una curva ascendente, todo lo que viene es mucho mejor de lo que pasó. El progreso y el desarrollo están garantizados y equilibrados en Neuquén, gracias a la energía, el gas y el petróleo. Y pudimos mantener la paz social. Eso nos permitió llegar hasta hoy. Ahora tenemos que consolidarlo y darle una nueva mirada a la Provincia, generando una nueva matriz productiva. Generando servicios, turismo, producción primaria de calidad, ciencia y tecnología, fomentando el cuidado del ambiente. Con políticas de igualdad de género. Tenemos el futuro para seguir construyendo eso. Fue negativa la pandemia, pero es positivo haber consolidado la paz en la Provincia y tener encarrilado el progreso a través de Vaca Muerta, en un país que va a los tumbos.

-¿Y a nivel nacional?
-Muchísima incertidumbre, muchas menos certezas que las que tenemos que tener para saber hacia dónde se dirige el país.

-¿Cómo vio el rol de la oposición, tanto en Provincia como en Nación?
-En Neuquén, la mayoría tuvo un rol constructivo. Y en los momentos que había que trabajar para mejorar la calidad de vida de los neuquinos y salir de la crisis, hubo consensos y acuerdos. En la Legislatura, los distintos bloques trabajaron en ese sentido. El Presupuesto 2022 fue aprobado por dos tercios de la cámara. Tenemos una oposición seria, que acompaña las propuestas reales del gobierno, en una provincia que está creciendo. Y en Nación ocurre todo lo contrario, el Presupuesto no se aprobó. Ya vimos también lo que pasó en el debate por el acuerdo con el FMI, que no fue constructivo. Solo vimos personalismos, para ver quién quedaba mejor parado ante los demás. 


Internas partidarias 
“No queremos poner un candidato por encima de un proyecto”

-Cuenta con el apoyo de pesos pesados del partido, como Jorge Sapag y Omar Gutiérrez. ¿Lo esperaba?
-No se trata solo de que elijan Omar o Jorge, sino todos los compañeros que están trabajando en este proyecto, que son muchos: intendentes, concejales, diputados, simpatizantes y adherentes. Se va generando día a día un volumen mayor de masa crítica y son los que van a ir definiendo qué lugar nos va a tocar a cada uno de nosotros.

-¿Tiene aspiraciones partidarias más allá de la carrera política?
-No, estoy centrado en construir el proyecto de la Lista Azul. Este espacio va a presentar candidaturas para todos los cargos partidarios, pero estoy concentrado en el proyecto político de cara al 2023 y en la gestión, porque tengo un compromiso y responsabilidad de cumplir con la función para la cual fui elegido, y, en paralelo, ir construyendo lo otro.

-¿Cómo ve la interna del partido? ¿Hay chances de armar una lista de unidad?
-La Lista Azul está construyendo un proyecto y va a presentar sus candidatos. Y vamos a estar en diálogo con los distintos sectores del partido. Sabemos que Guillermo Pereyra está trabajando en algo muy importante junto a Marcelo Rucci. Un modelo distinto de provincia, pero con algunas similitudes. Bienvenida la construcción de proyectos políticos, no de personalismos. Al MPN le fue muy mal cada vez que se acercó a los personalismos.

-Ese es un palo a Figueroa…
-No, no. Nosotros estamos en una construcción colectiva y plural, no definimos candidaturas por encima de un proyecto, porque la historia del MPN es así.

El outsider de la política 

“Aprendí a generar consensos en base al diálogo, la escucha y la cercanía”


-¿Cómo fue pasar del banco al Ejecutivo?
-Fue un salto y un paso muy grande. En los últimos doce años había estado trabajando en el Banco Provincia. Y antes de eso trabajé siempre en el sector privado. No había incursionado en algo político público. Fue y es todo un aprendizaje. En mi rol como presidente de la Legislatura aprendí cómo construir los consensos, en base al diálogo, la escucha y la cercanía. Soy un outsider de la rosca política. No venía de ese entramado de estar tejiendo por la política en sí misma. 

-¿Es un punto a favor compartir cierta formación académica con el Gobernador?
-Soy licenciado en Administración de Empresas (Gutiérrez es contador). La relación con Omar la construimos cuando empezamos a trabajar en el banco. Después siguió cuando fue ministro de Economía y, luego, Gobernador. Siempre nos encontró el trabajo, franco y sincero. Peleamos por los mismos objetivos: cuidar a Neuquén. Somos apasionados y defensores de la Provincia a ultranza. Por eso estamos en el mismo espacio político, en el mismo color de lista del MPN, el azul. Con Jorge Sapag, Mariano Gaido, Ana Pechen. Nos caracteriza que lo más importante para nosotros es la Provincia y defender los intereses de los neuquinos. Juntos trabajamos para construir un proyecto político colectivo amplio y plural.