GESTION
04-01-2022

Los nuevos nombres del Ejecutivo de Mar del Plata

Montenegro avanzó en 12 nombramientos que exponen el sistema de alianzas del gobierno. La UCR y el PRO emergen como los más favorecidos, pero hay lugar para varios sectores

Los nuevos nombres del Ejecutivo de Mar del Plata - La Tecla

Vía La Tecla Mar del Plata

“La unidad tiene un carácter estratégico”. En la definición coinciden los principales referentes de Juntos en Mar del Plata, comenzando por el intendente Guillermo Montenegro y el presidente de la UCR provincial, Maximiliano Abad. Sin negar las diferencias internas, el mantenimiento del acuerdo PRO-UCR guió la estrategia electoral entre la definición de las listas en julio hasta el amplio triunfo de noviembre, como así también la conformación del nuevo esquema de gobierno.

Condicionado por la renovación del Concejo e impulsado por el inicio de una nueva etapa, Montenegro nombró doce funcionarios en los últimos días, donde se destaca un avance de posiciones de parte del radicalismo. En la estratégica cartera de Desarrollo Social, en una ciudad que acumula un 48% entre pobreza e indigencia, la llegada de Vilma Baragiola por Verónica Hourquebié es más que un cambio de figurita radical. El bajo perfil de la exsecretaria contrasta con el peso específico de la excandidata a intendente y ganadora de las elecciones en 2013 y 2017.

En su equipo más cercano, el intendente también se blindó con otro nombre fuerte del radicalismo: Tato Serebrinsky, al que le crearon la Subsecretaría de Relaciones Institucionales, dependiente de la Secretaría Privada. Se prevé que el ex N°2 de Desarrollo Productivo y exdelegado provincial en el Ministerio de Trabajo cumpla un rol activo en la gestión política.

La ascendencia de los boinas blancas tuvo su propio capítulo en el ámbito legislativo. Pese a algunas resistencias internas del PRO que tuvieron trascendencia pública, el pacto Montenegro-Abad no se inmutó y los radicales no solo retuvieron la presidencia del Concejo Deliberante, sino que incluso avanzaron hacia la preciada secretaría. La exconsejera de la Magistratura, Marina Sánchez Herrero, es la nueva titular, en reemplazo del senador provincial Ariel Bordaisco; mientras que el experimentado Norberto “Gallego” Pérez reemplazó a Natalia Poleggio, vinculada al monzoísmo.

El escenario marca que la articulación PRO-UCR pasa por su mejor momento en la ciudad, donde hasta incluso parece escudarse de los cimbronazos que cada tanto destellan a nivel nacional y provincial. Por caso, ni las internas por la organización del bloque de Juntos por el Cambio en el Congreso ni las posturas en torno a la habilitación a las re-relecciones en 2023 generaron mayores contratiempos a nivel doméstico. Lo mismo había ocurrido en plena campaña, donde la guerra de baja intensidad entre Santilli y Manes no trastocó los planes.

Técnicos y políticos

Los nuevos nombramientos también contienen la participación al resto de los espacios que integran la coalición oficialista, como así también la ponderación de funcionarios de perfil técnico, vinculados con el mundo privado; una característica más propia del universo PRO.

Pese a su escaso desarrollo político, la Coalición Cívica sigue ratificando que es la tercera pata de la alianza. Luego de que Angélica González renueve su banca como segunda candidata a concejal, Bernardo Martín fue confirmado como el presidente del Ente de Turismo (Emtur), luego de estar a cargo medio año tras la renuncia de su extitular.

La gran sorpresa fue la designación de Adrián Cónsoli como reemplazante de Fernando Muro en la Secretaría de Desarrollo Productivo, un área que el gobierno trazó como prioritaria para 2022, el deseado año de la recuperación económica. Se trata de un funcionario técnico con amplia trayectoria en el mundo de las finanzas y, en menor medida, la producción. El arribo de la publicista Carla Ardanaz a la vicepresidencia del Emtur sigue la misma línea y se espera avanzar con una “Mar del Plata de 12 meses”, para romper con la estacionalidad.

La “pata peronista” también fue incluida. No solo porque la barrionuevista Mercedes Morro pudo renovar banca, sino que su sobrino político, Darío Ocampo, fue nombrado como director en el Emtur. En tanto, el desembarco de Stolbizer en Juntos repercutió a nivel local: el presidente del Gen Mar del Plata, Franco Luchina, ahora es director en Producción. Allí coincidirá con otra cara nueva, Hernán Alcolea, ex candidato a concejal de Avanza Libertad y con pasado en el PRO.

Los nuevos nombres del Ejecutivo

 

La unión PRO-UCR, un sello infalible en las urnas marplatenses

Con el triunfo en los comicios de medio término en noviembre, la alianza sumó su cuarta victoria al hilo desde su creación, en 2015, y consolida su hegemonía tras el parejo 2019.

La alianza entre el PRO y la Unión Cívica Radical en Mar del Plata es vista como un modelo a seguir por otras ciudades del país y el territorio bonaerense, a raíz del éxito electoral que ha traído aparejado desde 2015. En aquel año -el de la fundación de Cambiemos- la alianza se impuso al Frente Marplatense, compuesto por Acción Marplatense y el Frente Para la Victoria, por 47% a 36,87%.

En los comicios de medio término de 2017 Baragiola logró el mayor caudal de votos, con un 48,62%, frente al 26,82% obtenido por Unidad Ciudadana.

Como es sabido, en 2019 -la elección más ajustada de los últimos tiempos en General Pueyrredon-, Guillermo Montenegro logró 2,3 puntos porcentuales más que Fernanda Raverta, por un 40,23% a 37,91%.

En tanto, este año, la lista que encabezó el extitular de Desarrollo Productivo, Fernando Muro, aventajó por casi 19 puntos al armado del Frente de Todos, que tuvo como cabeza de lista a Virginia Sívori (46,70% vs. 27,98%).

Las victorias también tuvieron su correlato en la Quinta sección, donde la coalición antikirchnerista se impuso en todos los comicios desde 2015. Con los triunfos sobre la mesa, la unión continúa.

 

La nueva área para Serebrinsky

Tras la asunción de Alejandro Rabinovich como senador provincial, Montenegro deberá reestructurar la gestión política del Ejecutivo, teniendo en cuenta el vacío que deja el ex coordinador de Gabinete.

En este sentido, el jefe comunal dio un paso adelante a partir de la creación de la Subsecretaría de Relaciones Institucionales, que funciona bajo la órbita de la Intendencia y es dirigida por el radical “Tato “ Serebrinsky.

Su principal misión será “asistir al intendente en asuntos de valor e interés institucional”, según lo expuesto en el Boletín Oficial. Y tendrá diversas funciones. Entre ellas, “propender al desarrollo de las relaciones institucionales tendientes a aumentar el conocimiento e imagen pública del Municipio”, y generar un intercambio “constante” con el resto de organizaciones e instituciones públicas y privadas que integran la ciudad.


Los nuevos nombres del Ejecutivo

Montenegro y Abad emergen como las dos cabezas principales de la alianza del  gobierno municipal, cuyo vínculo se fortaleció tras los comicios de 2021.


Organización

El armado del PRO ha tenido una figura clave en Emiliano Giri, con la responsabilidad de estructurar al partido a nivel local e incluso a nivel regional: junto a Serebrinsky manejaron la campaña de Juntos en la Quinta sección electoral.

 

Partido Unir

En los próximos días se aguarda el desembarco de Emilio Sucar Grau, presidente del Partido Unir en Mar del Plata, en el Ejecutivo, aunque no se sabe en qué área. Durante el gobierno  de Carlos Arroyo fue el subsecretario de Inspección General.

 

Desafío

Con solo 26 años, Pomponio llega al área de Tránsito en un contexto hostil ante la irrupción de la temporada y un caos vehicular que se traduce en los números: en 2021 se registraron a razón de 120 siniestros con lesiones por mes y, en el acumulado, hubo 45 fallecidos.

 

El “gesto” de Alcolea

Tras perder en la triple interna que tuvo Avanza Libertad en Mar del Plata, Alcolea se distanció del armado y llamó a votar por Juntos para no favorecer al kirchnerismo, al que consideró el “representante de las peores prácticas llevadas Alcolea a cabo en democracia”.

 

El escenario por el futuro intendente

Los cálculos hacia el 2023 empiezan emerger cada vez más en los debates políticos de Juntos en la ciudad. Con Montenegro jugando por la reelección pareciera haber poco margen para que el radicalismo le oponga resistencia en las PASO. El 2027, si no media alguna nueva modificación a las reglas de juego, podría ser el año apuntado por los boinas blancas para regresar a la intendencia, a 20 años del último jefe comunal propio, Daniel Katz.