NOTA DE TAPA
22/11
La carrera en Juntos
Algunos lo dicen abiertamente y otros se resguardan bajo el argumento de que “para hablar de candidatos falta mucho”. Pero casi una decena de dirigentes de la oposición ya se anotan para ir por la Gobernación. Quiénes son y cómo se posicionan dentro del frente
Tres días después de las elecciones en las que el Gobierno recibió un duro cachetazo, el presidente Alberto Fernández inauguró oficialmente el arranque de la campaña 2023 en su discurso del Día de la Militancia. Y no solo el oficialismo empezó a trabajar para retener la Nación y la Provincia dentro de dos años. En Juntos por el Cambio quedó abierta una lucha intestina por ganar espacios, potenciada por el éxito electoral que mejora las expectativas y que trasciende la relación entre los socios mayoritarios de la coalición, es decir, el PRO y la UCR.

Con el radicalismo medianamente ordenado y en la búsqueda de mayor protagonismo, los amarillos tienen frentes internos abiertos que costará suturar y pueden desangrar más de una aspiración. Eso sí, absolutamente todos comprenden que es Juntos o no es nada. Sacar los pies del plato significaría pasar al ostracismo y condicionar las chances del espacio que hoy los contiene. En ese contexto, después del éxito en las legislativas que le permitió a Juntos
ganar en la provincia de Buenos Aires aparecen casi una decena de figuras con intenciones de suceder a Axel Kicillof.

Diego Santilli quedó naturalmente posicionado. Del grupo de intendentes del PRO, a la ya conocida aspiración de Jorge Macri se suman los deseos de Diego Valenzuela, Néstor Grindetti y Julio Garro. El diputado nacional y exministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, no cesa de recorrer el territorio. Socios peronistas como Emilio Monzó y Joaquín de la Torre, también quieren ser. El radicalismo pondrá en la cancha un candidato y Ernesto Sanz ya tiró el nombre de Maximiliano Abad. 

Por ahora tendrán la libertad de moverse, caminar y armar. Después llegará la síntesis. La experiencia en las primarias recientes hace prever que, pese a todo el tiempo que falta, los candidatos de la oposición en 2023 se dirimirán en una gran PASO. En ello coinciden todos los entrevistados para esta nota. Aunque está claro que no serán ocho o nueve las boletas con el mismo logo, algunos de los que hoy sueñan deberán resignarse con otro lugar.

La analista Shila Vilker aseguró que “está todo en juego” y que “ahora empieza una escena de lucha por el posicionamiento y el poder”. Para la directora de la consultora Tres Punto Zero “hoy pareciera ser que Santilli es el candidato natural, y no habría que descartar una interna entre él y (Facundo) Manes”. El neurocirujano apunta a la Casa Rosada más que a instalarse en La Plata, pero es una figura que el radicalismo jugará con fuerza.

Consultado acerca de si intentarán convencer a Manes para que se quede en la Provincia, el presidente de la UCR bonaerense, Maximiliano Abad, respondió: “Facundo encarnó una candidatura y significó una oxigenación, una ampliación y una mayor competitividad para la coalición que integramos. La Unión Cívica Radical de la Provincia hizo un fuerte aporte al triunfo de Juntos a partir de proponerle a la gente la candidatura de Facundo, quien está absolutamente comprometido con la Argentina que viene y cuenta con una inmensa capacidad y vocación para ello”.

Parece difícil que el científico trueque sus intenciones por otra pelea en el ámbito provincial. Pero el radicalismo necesita un candidato, y desde las altas esferas empujan a que Abad juegue ese partido. Por ahora, el titular del bloque de Juntos por el Cambio en Diputados prefiere mantenerse fuera de la discusión, pero sabe que, llegado el momento, puede ser una carta que se deba mostrar

Tampoco el exvicejefe porteño hace públicas sus intenciones de ir por la Gobernación, y hasta se despega de los recientes carteles con la inscripción “Santilli Gobernador”. Consultado por La Tecla, el flamante diputado reconoció que “en todo espacio político hay aspiraciones y tensiones. No hay que dramatizar eso”, respecto a la gran cantidad de precandidatos. Con relación a la puja interna señaló: “Puedo asegurar que en Juntos
hay una unidad de criterio sobre lo que queremos: un país con trabajo, con educación, con el sector privado en marcha y sin trabas, con seguridad y con respeto a las instituciones. Y esa es la pelea que vamos a dar todos juntos. Hace dos años que gobierna el kirchnerismo y estamos más unidos que nunca. Y ahora más robustos y sólidos, con mayor presencia en el
Congreso y en las legislaturas”.

Los intendentes del PRO creen que es su momento. Varios muestran la intención a sabiendas de que, si les toca, podrá ser solo uno y con el apoyo del resto. En el entorno de Julio Garro confirmaron que arma para posicionarse. Por ahora, el platense solo anticipa que esa construcción es para el conjunto y que las candidaturas se resolverán mucho más adelante. Tampoco quieren referirse a sus aspiraciones Diego Valenzuela y Néstor Grindetti, pero las tienen. “Diego no cree que sea oportuno hablar del 2023, las candidaturas se definen más adelante”, indicaron fuentes cercanas al alcalde de Tres de Febrero. “Néstor no lo descarta”, afirmaron desde Lanús. Grindetti no lo dice, pero sus laderos lo ubican en la contienda.

Aunque aseveró que “no es momento de hablar de 2023”, Jorge Macri está lejos de renunciar a la competencia. Es uno de los que pelean para que un jefe comunal llegue al palacio de calle 6. Sobre el particular, dijo: “Puede ser el momento para algunos intendentes, los que sean exitosos, los que tengan una mirada provincial, la capacidad de sumar voluntades, de armar un buen equipo y que hayan demostrado gestiones transformadoras. No creo que el simple hecho de ser intendente te transforme en un buen candidato, pero, sin duda, los que lo
hemos hecho de manera exitosa tenemos chances de dar un paso más”.

Hay cuentas pendientes entre los alcaldes amarillos que armaron el Dorrego, implosionado tras la candidatura de Santilli. Shila Vilker remarcó que “lo primero es ver si existe un lote de
intendentes. A diferencia de lo que uno imagina sobre los jefes comunales del peronismo, aquí hay una fragmentación mayor. Los que responden a los ‘halcones’, como Jorge Macri, y los que están con las ‘palomas’, como Grindetti, que, a su vez, es una figura que estaría dispuesta a ir por la Provincia”.

Maximiliano Aguiar, de la consultora Aciertos, opinó que es complicado que el candidato pueda surgir desde la construcción provincial. “Con la excepción de Jorge Macri, no veo figuras con una instalación suficiente en Juntos como para poder, por lo menos, arrancar”. Y
resaltó: “En la política argentina dos años son una era geológica. Ahora, con lo que hay a la vista, los terceros actores deberán sacar un conejo de la galera para poder instalarse en un
proceso que no les va a dar más de un año. Quien no esté instalado a esta altura del próximo año, la va a tener difícil, y tiempo no le sobra”.

El presidente del bloque PRO en Diputados de la Nación, Cristian Ritondo, es uno de los pocos que reconocen públicamente que está en la competencia. Reúne un sector del vidalismo residual, herido en la Provincia tras la fuga de la exgobernadora a la Capital
Federal. También el expresidente de la Cámara Baja nacional, Emilio Monzó, quien juega
del lado de Dar el Paso en alianza con el radicalismo, dice abiertamente que está dentro de los que aspiran a suceder a Kicillof, y es uno de los que más batallan por que el candidato no venga impuesto desde la superestructura con sede en la Ciudad.

En tanto, Joaquín de la Torre, otro dirigente de origen peronista aliado a la UCR en la interna de Juntos, “tiene voluntad de ser candidato a Gobernador”, tal como ratificaron desde su entorno. El, por ahora, prefiere esquivar las referencias directas al 2023, pero un colaborador mostró la posible jugada: “Su alianza con Manes es muy fuerte. Manes aspira a ser candidato a Presidente en una interna contra Larreta, y podría apoyar a Joaquín en Provincia”. El sillón es uno solo. Los candidatos son muchos. Algunos ya largaron y otros simulan que no, pero todos están en la carrera




JORGE MACRI
“Sería bueno que el Gobernador haya pasado por la gestión local”


- Los resultados de la última elección posicionan muy bien a Juntos. ¿Eso lleva a que aparezcan más interesados en pelear por la Gobernación?

-Todavía no es momento para hablar de candidaturas. Falta mucho para 2023, recién pasaron las elecciones legislativas y ahora debemos estar enfocados en otras prioridades, como resolver los problemas de los argentinos que están muy angustiados por los hechos de inseguridad que crecen todos los días, la economía o la educación, y que le dieron un mensaje contundente al Gobierno de que este no es el rumbo que quieren para el país. En Juntos estamos muy unidos, consolidados y trabajando en conjunto para dar respuesta a las necesidades de la gente.

-¿Usted mantiene la intención de competir por la Provincia en 2023?

-Ya es sabido mi compromiso profundo con esta provincia, pero, como dije antes, no es momento de pensar en el 2023. Deseo que a esta provincia le vaya bien porque no es inviable, sino que la política la volvió así tras tantos años de desidia, de no hacer transformaciones profundas ni pensar en las necesidades reales de los bonaerenses. Pero en un año veremos los roles de cada uno de nosotros.

-¿Se va a reabrir la discusión de que el candidato esté entre los dirigentes con experiencia en la Provincia, como sucedió antes de las PASO?

-Yo no abandoné el grupo ni la idea del Dorrego. Sigo creyendo en ese concepto y sigo estando parado en el mismo lugar. Hay otros que tienen que explicar por qué cambiaron de idea. Más allá de los nombres propios y las individualidades sería bueno que el próximo Gobernador haya pasado antes por la gestión local. Un intendente conoce cada rincón de la
Provincia, las necesidades y preocupaciones de los vecinos; y además de entender los problemas que existen es capaz de ver las grandes oportunidades que tiene, como el eje Zárate-Campana, la producción ganadera en el interior o la industria en el Conurbano. Eso es fundamental para poder llevar adelante la gestión con los 135 intendentes.

-¿La experiencia de estas legislativas potencian la posibilidad de dirimir las candidaturas ejecutivas a través de las PASO entre dos o más candidatos?

-Creo, de nuevo, que es muy temprano discutir candidaturas y, por lo tanto, para establecer cómo se van a definir esas candidaturas. Sin embargo imagino casi de manera certera que no va a haber una definición de abajo para arriba ni va a ser a dedo y va a haber competencia de dos o más listas dentro de nuestro espacio.




MAXIMILIANO ABAD
“Lo principal es generar un proyecto político con ideas y propuestas”


-Ernesto Sanz te subió a la pelea por la Gobernación en 2023 y el radicalismo necesita un candidato. ¿Es un compromiso que empieza a correr?

-Con Ernesto Sanz me une una sólida relación política y una fuerte amistad, y debe ser por eso que realiza esa propuesta (ríe). La verdad es que tenemos una inmensa responsabilidad a partir del respaldo que nos dieron nuestros vecinos en las urnas, y toda nuestra energía, nuestra cabeza y nuestra vocación deben estar colocadas en función de generar un proyecto que contenga políticas públicas concretas para poner a la Argentina en el rumbo de la modernidad y el progreso. No es momento de debatir candidaturas ni nombres propios. La
sociedad no espera eso de los dirigentes políticos.

-Los resultados de la última elección posicionan muy bien a Juntos. ¿Eso lleva a
que aparezcan más interesados en pelear por la Gobernación?


-Tenemos que distinguir lo principal de lo accesorio. Lo principal es generar un proyecto político con las ideas y las propuestas concretas que les vamos a ofrecer a los bonaerenses y
a los argentinos para sacarlos de la angustia, la frustración y la desesperanza. Lo principal es ser capaces de entender el valor estratégico que tiene mantener la unidad de Juntos, y ampliarla, incorporando a los sectores más dinámicos de la sociedad que compartan los valores y las ideas que representamos en función de un destino común. Lo accesorio, lo secundario, es la discusión de las candidaturas, que, llegado el momento, serán las que mejor representen ese proyecto que vamos a ofrecerle a la sociedad.

-¿La experiencia de estas legislativas potencian la posibilidad de dirimir las candidaturas ejecutivas a través de las PASO entre dos o más candidatos?

-Las elecciones primarias han demostrado ser una excelente herramienta para decidir las candidaturas cuando no existe acuerdo. No debemos dramatizar las diferencias, ni convertirlas en irreductibles. Cuando el debate, las discusiones y hasta los legítimos posicionamientos sectoriales o individuales se hacen de cara a la gente y se resuelven mediante mecanismos democráticos se fortalecen los partidos, las coaliciones y la democracia. 





JULIO GARRO
“Yo voy a construir para recuperar la Provincia y el país”


-Los resultados de la última elección posicionan muy bien a Juntos. ¿Eso lleva a que aparezcan más interesados en pelear por la Gobernación?

-Mi postura es que para hablar de 2023, todavía falta una eternidad; son dos años que en la política argentina, en particular la política bonaerense, hay otra prioridades, y entiendo que por ahí no es oportuno.

-¿Y Julio Garro?

-Siempre he tenido la vocación de construir para ser más grandes, para ampliar la base territorial y la base de sustentabilidad política. Y voy a construir porque quiero que nos vaya bien. ¿Si eso puede ser leído hoy como una aspiración?, de ninguna forma. Yo voy a construir para recuperar la Provincia y el país. En ese sentido voy a laburar. Después estaría
haciendo futurología diciendo qué es lo que puede llegar a pasar.

-¿Se va a reabrir la discusión de que el candidato surja entre los dirigentes con experiencia en la Provincia?

-Soy de los que consideran que los dirigentes políticos con experiencia de gestión son los mejores dirigentes para hacerse cargo de un Ejecutivo, siempre. No hay mejor experiencia que haber formado parte de una gestión de un Ejecutivo para ocupar otro Ejecutivo. Eso
siempre es muy importante, sobre todo por la cercanía con la gente.

-¿La experiencia de estas legislativas potencia la posibilidad de dirimir las candidaturas ejecutivas a través de las PASO entre dos o más candidatos?

-Soy de los que comparten la idea de la PASO. Yo soy producto de una PASO. En el 2015 tuve que competir con otros dos candidatos, y de los tres me tocó ganar por elección de los platenses, y eso nos fortaleció. Yo creo mucho en la herramienta de las PASO, porque no creo en el dedo de la política.





EMILIO MONZÓ
“Me siento en un buen momento para administrar nuestra Provincia”


-Los resultados de la última elección posicionan muy bien a Juntos. ¿Eso lleva a que aparezcan más interesados en pelear por la Gobernación?

-El espacio político de Juntos tiene varios dirigentes en condiciones de aspirar a la Gobernación, y el resultado genera mayor expectativa, porque nos acerca a ese objetivo. Celebro que varios nos preparemos para esta instancia.

-¿Usted mantiene la intención de competir por la Provincia en 2023?

-Sí, mantengo mi intención. Me siento en un buen momento para administrar nuestra Provincia, por experiencia, madurez y convicción.

-¿Cómo se hace desde una posición que no es PRO ni UCR para colarse en la discusión por la Gobernación?

-Convenciendo a los dos partidos mayoritarios de que puedo asumir este desafío con una coalición amplia.

-¿Se va a reabrir la discusión de que el candidato esté entre los dirigentes con experiencia en la Provincia?

-Sigo convencido de que la salida de esta crisis continua de nuestro país tiene mucho que ver con cambios sistemáticos en la Provincia, y para realizarlos, el conocimiento del territorio es la condición primordial.

-¿La experiencia de estas legislativas potencia la posibilidad de dirimir las candidaturas ejecutivas a través de las PASO entre dos o más candidatos?

-Las PASO llegaron para quedarse, generan amplitud y federalismo. Amplitud porque permiten la diversidad, y federalismo porque valoran a quienes legitiman en el territorio, limitan el dedo, limitan la centralidad en las decisiones.




MAXIMILIANO AGUIAR
“Las PASO fueron una ventaja estratégica de Juntos”


Maximiliano Aguiar, titular de la consultora Aciertos, analizó la situación de Juntos de
cara a la carrera por la Gobernación dentro de dos años.

-Con miras al 2023, ¿ve alguna figura que pueda perfilarse en Juntos para la gobernación bonaerense?

-Tenés un escenario que es bastante claro en el corto plazo con la victoria de (el diputado electo Diego) Santilli. Me parece que salió golpeado de las legislativas, pero va a tener algunos inconvenientes para instalar su potencial candidatura. De todos modos se instaló políticamente en la Provincia, sobre todo después de las PASO. Pueden revivir algunos nombres que pueden jugar algún papel en esa definición en el mediano plazo, como (el intendente de Vicente López) Jorge Macri, porque lograron mantenerse y alinearse con los “halcones”.  Si bien (el diputado electo Facundo) Manes parece interesado en una carrera nacional, yo creo que no le da el piné, pero para la Provincia sería una figura bien competitiva. La rápida reacción que tuvo de unir a las figuras que habían pugnado en la PASO hizo que Manes se pudiera subir al escenario de la victoria en las internas y no salir
golpeado en la general.

-¿Diría que la PASO en Juntos fue una experiencia que funcionó para dirimir
candidaturas?


-Sin dudas. Una de las ventajas estratégicas que tuvo Juntos respecto al Frente de Todos
fue la utilización inteligente de las primarias. Es posible que no hubiesen capitalizado la
agenda pública. Se habló mucho de la campaña de Juntos y no de la del Frente de Todos, en virtud de que hubo competencia. El dispositivo de las PASO fue utilizado para dirimir diferencias, generar agenda pública y garantizar un modo de convivencia política
que les permitió tener figuras emergentes. Manes sería inimaginable sin esta PASO. 


CRISTIAN RITONDO
Ser Gobernador “es una intención que he manifestado y que mantengo”


-Varias veces se manifestó con intenciones de ir por la Gobernación en 2023. ¿Sigue la idea de buscar esa candidatura?

-Sí, es una intención que he manifestado y que mantengo. Afortunadamente, dentro de nuestro espacio hay una gran cantidad de dirigentes que pueden aspirar a eso, y en su momento se verá quién está mejor posicionado, y el resto, como ha ocurrido siempre, acompañará. Voy a seguir recorriendo la provincia de Buenos Aires como lo vengo haciendo desde que fui ministro de Seguridad.

-¿A qué otros dirigentes o sectores (intendentes PRO, radicales Monzó o De la Torre) ve con chances en Juntos para ir por la Gobernación?

-Todos tienen chances. Como te dije, afortunadamente, dentro de nuestro espacio hay una gran cantidad de dirigentes que pueden aspirar a ser Gobernador.

-¿A Diego Santilli, habiendo ganado la legislativa, se lo puede considerar en el lote de candidatos?

-Diego está claramente dentro de esos dirigentes capacitados con prestigio.

-¿Con la experiencia de estas elecciones se puede volver a recurrir a las PASO en Juntos para dirimir la candidatura a Gobernador?

-Juntos nació en la diversidad. En 2015 Cambiemos presentó tres candidatos a Presidente y después de las PASO nadie se fue, sino que, por el contrario, la coalición se fortaleció. Lo mismo ocurrió en las últimas PASO. Tenemos valores en común a defender, y eso es lo que
importa. 

-¿Se lo puede considerar como el candidato de Vidal en la Provincia?

-De cara a las elecciones de 2023 voy a trabajar con María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, para impulsar, si es que ellos lo deciden, eventuales candidaturas presidenciales. María Eugenia sirve para un proyecto grande de una república con inclusión social, libertad. A donde ella vaya estará mi corazón, mi militancia y mi apoyo incondicional. Siendo diputada va a ser una leona, como fue como Gobernadora. De todas maneras quiero
ser muy claro en esto: hoy es muy temprano para empezar a hablar del 2023, hay muchas urgencias y prioridades que abordar desde el parlamento y como oposición constructiva.





SHILA VILKER
“Empieza una lucha por el posicionamiento en la Provincia”



Shila Vilker, titular de la consultora Trespuntozero, opinó respecto de la carrera por la jefatura de Gobierno de la provincia de Buenos Aires en Juntos.

-Con miras al recambio ejecutivo de 2023, ¿ve alguna figura que pueda perfilarse en Juntos por el Cambio para la gobernación bonaerense?

-Hay un gran elenco de figuras que podrían aspirar o manifestaron sus intenciones para la
Provincia. Santilli pareciera ser el candidato natural después del resultado de las elecciones, pero también (el diputado Cristian) Ritondo fue presentado por (la exgobernadora María Eugenia) Vidal; (el intendente de Lanús, Néstor) Grindetti tiene interés; (el jefe comunal de Vicente López) Jorge Macri es otro que se perfila con claridad, y también la figura de (el
diputado electo Facundo) Manes, que suena para la presidencial pero tranquilamente puede
recalar en la Provincia. Veremos cómo se articulan estas voluntades. La pelea recién comienza, probablemente haya PASO, pero probablemente los candidatos resulten de
alguna clase de articulación en el esquema de propuestas que vinculen a Nación, Provincia y
Ciudad.

-¿Qué rol se abre ahora para los radicales tras la postulación de Manes?

-La primera nota que hay que tomar es que el peso político en Juntos ha cambiado sustancialmente entre 2015 y lo que se abre en 2021. Además de la fuerza que tiene en el
interior de la Provincia, hoy el radicalismo tiene un impulso mayor concentrado en la aparición de estas candidaturas. Eso tiene que ver con el peso que tuvieron no solo en Buenos Aires, sino en todo el país. Cuando esto se mira en los escenarios locales o provinciales, uno ve que es una escena de mucho equilibrio. Es muy probable que el radicalismo hoy decida imponer y negociar desde una mayor fortaleza.



DIEGO SANTILLI
“Debemos ampliarnos y mantener la unidad para llegar a más lugares”

-Los resultados posicionan muy bien a Juntos. ¿Eso lleva a que aparezcan más interesados en pelear por la Gobernación?


-Primero quiero destacar que Juntos ganó una elección muy importante para equilibrar el Congreso. También hay que resaltar que hicimos una elección histórica en todo el país y en la Provincia. Los números son los números, no hay relato que pueda disfrazar la derrota del kirchnerismo. En la Provincia ganamos por más de 111.000 votos. En el país ganamos en trece provincias, por casi dos millones de votos. Ganamos en provincias históricamente gobernadas por el PJ y el kirchnerismo. Y en la provincia de Buenos Aires tenemos que fortalecer la coalición, ampliarnos y mantener la unidad para llegar cada vez a más lugares y mejorar nuestra representación y nuestra territorialidad. Ese es nuestro desafío como espacio.

-¿Usted tiene intenciones de ser Gobernador?

-Tenemos que tener muy en claro que el resultado es un mensaje contundente de los bonaerenses: queremos una Provincia que apuntale al trabajo y la producción, que aumente sus exportaciones y atraiga inversiones, que tenga planificación y una política de seguridad concreta, que defienda a los ciudadanos y vaya a fondo contra la delincuencia y los narcos. Mi tarea es llevar y defender en la Cámara de Diputados ese pedido de los bonaerenses. Voy a pelear para discutir esa agenda en el Congreso. Mi foco está puesto ahí, en discutir cómo resolver los problemas de los bonaerenses. No en plantear candidaturas o ambiciones personales cuando la situación social y económica es tan difícil y compleja para la mayoría de los argentinos.

-¿La experiencia de estas legislativas potencia la posibilidad de dirimir las candidaturas ejecutivas a través de las PASO entre dos o más candidatos?

-Juntos por el Cambio demostró que es una oposición robusta, unida, y que va a ser firme
en el Congreso. Quedó claro que somos la alternativa real al kirchnerismo. Vamos a tener bloques fuertes en el Congreso y vamos a defender la agenda del trabajo, la producción y el combate a la delincuencia y el narcotráfico. Las primarias son un instrumento válido de la democracia. Quedó demostrado que nos potenció como espacio y que nos amplió. Pero para 2023 falta mucho. Cuando sea el momento de candidaturas se discutirá. Hoy el objetivo es representar a todos los argentinos que confiaron en nosotros; y en mi caso, representar y defender los intereses de los bonaerenses que nos votaron.




JOAQUíN DE LA TORRE
Plan 2023: PASO, baños de humildad y sociedad con Manes



Semanas antes de las elecciones legislativas, Joaquín de la Torre había señalado que cualquier definición respecto a una candidatura con miras a la Gobernación la haría con posterioridad a los comicios. Hoy, desde el entorno del senador provincial electo reconocieron que el plan 2023 está en marcha.

“Joaquín tiene voluntad de ser candidato a Gobernador”, afirmaron a La Tecla. Sin embargo indicaron que las definiciones más concretas siguen lejos, ya que apuesta a una interna entre las distintas facciones de Juntos y varios “baños de humildad” de posibles postulantes.
Hay dos apuestas en el tablero de De la Torre. Una es la reapertura de la discusión por las candidaturas bonaerenses para un bonaerense.

De la Torre había comenzado a principios de este año a reclutar peronistas sueltos o desencantados de Juntos por el Cambio con la expectativa de armar para la exgobernadora
María Eugenia Vidal, que todavía estaba en duda sobre su futuro en Capital o Provincia, o para su propio plan 2023.

Al igual que los intendentes del PRO, De la Torre resistió la llegada del porteño Diego Santilli, pero, a diferencia de los anteriores, terminó acompañando al hoy diputado electo Facundo Manes. En el neurocirujano, a quien el exintendente de San Miguel apoyó en las PASO, está la segunda expectativa en su intento hacia la Gobernación.

Desde las inmediaciones de De la Torre apuestan a la fortificación de la sociedad entre el radical y el peronista. “Si bien es cierto que no es PRO ni UCR, su alianza con Manes es muy fuerte. El aspira a ser candidato a Presidente en una interna contra (el jefe de Gobierno porteño, Horacio) Rodríguez Larreta, y apoyaría a De la Torre en la Provincia”, cerraron.