Argentina
Domingo, 2 octubre 2022
LA MATANZA
8 de noviembre de 2021

Conurbano al rojo vivo: reclamaban seguridad, les respondieron con gases lacrimógenos

Momentos de extrema tensión se vivieron en Ramos Mejía, donde familiares y amigos del kiosquero asesinado de enfrentaron con la policía durante una manifestación en pedido de seguridad y justicia. Qué dijeron desde el Municipio.

Conurbano al rojo vivo: reclamaban seguridad, les respondieron con gases lacrimógenos - La Tecla

Horas de extrema tensión se vivieron en el partido de La Matanza donde familiares, amigos y vecinos de Roberto Sabo, el quiosquero asesinado a balazos durante un asalto en su comercio de Ramos Mejía, se enfrentaron con personal policial durante la manifestación que llevaron adelante  frente a la comisaría de esa localidad en reclamo de justicia y mayor seguridad.
 
Los manifestantes se concentraron minutos antes de las 19 frente al quiosco de Sabo (45), situado en Avenida de Mayo y Alvarado, donde colocaron flores y pegaron sobre la persiana metálica carteles con mensajes que expresaban sus reclamos y también de apoyo a la familia de la víctima.
 
Al grito de "¡justicia!" y "¡seguridad!", con aplausos e insultos, la marcha se trasladó luego hasta la seccional de Ramos Mejía, ubicada a unos 300 metros de la escena del crimen, donde había un fuerte operativo policial con un vallado montado una media cuadra a la redonda de la seccional.
 
Al llegar hasta la esquina de la comisaría, algunos de los manifestantes retiraron parte del vallado para intentar acercarse a la seccional y hubo empujones con efectivos de Infantería que respondieron con gases lacrimógenos.
 
Se trató de la segunda marcha en reclamo de justicia y seguridad que se llevó a cabo en el mismo lugar luego de la de ayer, que se prolongó hasta la noche frente a la seccional, donde estuvo presente el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, quien en las últimas horas se reunió con Pedro, según contó el propio padre de la víctima.
 

Este domingo, el kiosquero de 45 años fue asesinado de un disparo cuando una pareja de delincuentes armados intentó robarle en su comercio. Tras efectuar el crimen, los supuestos agresores huyeron en un automóvil que le sustrajeron a un remisero y luego abordaron una moto que antes le habían robado a un repartidor. Finalmente fueron detenidos por personal de la policía de la provincia de Buenos Aires.

Según pudo saber LaTecla.Info, el intendente Fernando Espinoza se comunicó con familia de la víctima y respaldó la realización de la movilización. “El Municipio se pone al frente del reclamo de mayor seguridad. Es el principal problema que tenemos, pero no tenemos responsabilidad en el asunto, eso es competencia de la Provincia, y se ha reclamado mayor presencia policial”, señalaron.

En este sentido, destacaron que en los últimos meses han podido sumar “250 patrulleros nuevos, 3.500 alarmas comunitarias instaladas, 15 Torres de Vigilancia con conexión satelital y cámaras 360, se están instalando 2000 nuevas cámaras de seguridad que se suman a las 1000 ya instaladas y se están instalando anillos de seguridad con detectores de patentes en los accesos”, que permitieron bajar el delito prevenible en un 27 por ciento. 

No obstante, aclararon que aún falta mucho y que hacen muchísimo esfuerzo con el Presupuesto que tienen, que significa un 3 por ciento del que adminstra la Ciudad de Buenos Aires, que tiene un territorio mucho menor y una población similar a la de La Matanza. 


Berni en la mira

A raíz de este episodio, el bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados ya trabaja en un pedido de interpelación al ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, para que se presente en la Legislatura y dé las explicaciones pertinentes.
 
 


Este lunes, el Ministro dejó en claro que a pesar de las acciones de prevención y protección de la fuerzas de seguridad, hay “un sistema que no funciona”, como consecuencia de diversas causas, relacionadas con la “falta a la autoridad y el orden”.

“¿Qué es prevenir? ¿Poner un policía en cada esquina? Actualmente tenemos 2,1 policías custodiando cada 100 manzanas”, dijo el funcionario y explicó que “hay un factor cultural muy importante, hay una degradación económica muy importante, hay una degradación social, una falta de absorción del concepto de autoridad, del concepto de orden, en el cual se enmarcan estos hechos, más allá de las responsabilidades políticas del caso".

 

Etiquetas / Tags
La matanza
Inseguridad