NOTA DE TAPA
03/08
El análisis de cada uno de los candidatos con sus dos caras
Reconocidos politólogos muestran las virtudes y falencias que, a priori, tienen los postulantes en la interna de Juntos, Diego Santilli y Facundo Manes; la elegida del oficialismo, Victoria Tolosa Paz; y los que buscan a los desencantados: Florencio Randazzo y José Luis Espert. VER PDF
La campaña adquiere desafíos inéditos en el contexto de pandemia y un creciente desencanto hacia la política. Los candidatos deben apelar a la originalidad para encarar el proceso electoral y tratar de seducir a una sociedad que, además, ve a los comicios de medio término lejanos y fuera de las prioridades cotidianas. 

Cuáles son, a priori, las ventajas y las desventajas de los principales postulantes a primer diputado nacional por la Provincia para conquistar o ser rechazados por el electorado. La Tecla consultó a analistas políticos sobre las virtudes y falencias de Victoria Tolosa Paz, Diego Santilli, Facundo Manes, Florencio Randazzo y José Luis Espert. 

“Lo que tienen en común todos es que son candidatos poco conocidos y tienen poco nivel de resistencia, sin un techo de gente que no los quiera o tenga una imagen negativa de ellos, sino que tienen para crecer”, analiza Mariel Fornoni. Y sus colegas coinciden. También coinciden, como dice Facundo Nejamkis, en que hay casos donde “el atributo negativo y el positivo casi es el mismo”; como sucede con Manes, que, por un lado, suma por no provenir de la política, pero, por el otro, esa misma condición le juega en contra. 

El problema de Santilli de no ser del distrito y la ventaja de tener cierta simpatía del peronismo no K; el discurso de Espert para seducir a los antipolítica y desencantados desde una estructura floja; el desafío que se le presenta a Randazzo por sus largas desapariciones públicas y un mercado electoral que se le achica; y el reto para Tolosa Paz de sostener el voto oficialista. 





Por Daniel Ivoskus
El escenario que se le presenta a cada una de las ofertas electorales

Veo un escenario donde la atracción de la PASO de Juntos va a agrandar los votantes de ese espacio. Si Juntos en el histórico de la Provincia saca 38% (que fueron 39 de Vidal en 2017 y 41 de Esteban Bullrich en 2017), la PASO hace una ampliación de ese universo electoral. La decisión de participar de Manes amplía la coalición. El segundo punto relevante es que empieza a haber propuestas como la de Espert-Píparo. Los que creen que así las cosas no funcionan y la antipolítica pueden representar hoy entre un diez y un quince por ciento, tranquilamente. Después viene la campaña y hay que ver cómo se ejecuta eso, pero es un espacio que veo creciendo. El oficialismo va a una estrategia de consolidación de lo propio y tratar de ampliar con Tolosa Paz. Hay que ver cuánto puede ampliar, parece difícil. Lo que en el ‘19 fue Alberto buscando al centro y a los desencantados, con Tolosa y Gollan, a priori es complicado. Creo que van a retener el voto tradicional de kirchnerismo más peronismo de la Provincia, y van a estar por debajo del voto de 2019. Lo que para mí no tiene espacio en la configuración electoral, y que va a ser una sorpresa en términos negativos es lo de Randazzo. El problema está de dónde sale el voto para él. Primero hay una PASO de Cambiemos muy competitiva y agrandando electorado. Segundo, de todo el voto de Lavagna o Urtubey, que podría ser un votante de Randazzo, el 88% tiene una muy mala o mala imagen del Gobierno y un 80% nunca votaría al Gobierno; entonces, 8 de lo que saque Randazzo se lo sacaría a Juntos y 2 al oficialismo. Con las PASO de Juntos no hay espacio para la propuesta de Randazzo.