HERIDOS DEL CIERRE
26/07
Arde la interna del PRO en Malvinas Argentinas: se presentan dos listas
El gremialista Lucas Aparicio competirá contra el médico Carlos Kambourián. Según trascendió, hubo pedidos del sector del primero para bajar al dirigente de La Territorial de la contienda. A su vez, estas dos boletas del PRO competirán con las del sector de Facundo Manes: una del cariglinismo y otra de radicales, aunque todavía no está firme.
Los cierres de listas previos a las elecciones suelen dejar heridos, no solo en los que quedan afuera, sino los que tienen contendientes que no esperaban. Ese es el caso del municipio de Malvinas Argentinas.

En el distrito bonaerense donde gobierna el peronista Leonardo Nardini uno de los que buscaba ser el candidato era el ex sindicalista de UPCN Lucas Aparicio. Sin embargo, también está en la compulsa el médico Carlos Kambourián. El ex director del Hospital Garrahan y de alto perfil mediático, se enroló en el espacio La Territorial.

Malvinas Argentinas, como en casi todo el conurbano, es uno de los distritos donde en Juntos creen que más pueden crecer en el caudal electoral. El espacio politico tiene que recuperar cerca de un millón y medios de votos que se perdieron en la última elección.

Según pudo saber este medio, Aparicio contaba con apoyos de funcionario de la estructura del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, pese a la reticencia a incorporar caras nuevas al espacio. Esto se habría completado con pedidos del sector de Aparicio de bajar al médico de la competencia.

Sin embargo, desde el PRO la decidieron habilitar la contienda entre los dos, luego de analizar los datos de una encuesta entre ambos.

Tanto la boleta de Kambourián como la de Aparicio competirán colgada de la del precandidato a diputado nacional del PRO, Diego Santilli. Por el lado de la del sector que llevará al radical Facundo Manes irán Marcelo Labonia y Elizabeth Aguilar.

La de Labonia es impulsada por el ex intendente Jesús Cariglino. Sin embargo, el desembarco del “barón” peronista fue rechazado por el radicalismo local, por lo que se impulsó la lista de Aguilar, aunque esta todavía no está oficializada.