NOTA DE OPINIÓN
29-06-2021

Juntos por el Cambio: ¿Están listos para el desafío de la Tercera Sección?

"No sabemos tampoco si las diferentes tribus pancambiemitas confluirán en dos grandes armados, o si JxC tendrá una oferta múltiple. Lo que sí está claro es que la oposición a Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Axel Kicillof está activa, tiende a unir a todos los sectores bajo un mismo paraguas y se propone ganar en 2023", sostuvo el politologo Julio Burdman en una columna para La Tecla.

Juntos por el Cambio: ¿Están listos para el desafío de la Tercera Sección? - La Tecla

Por Julio Burdman*


La primaria bonaerense de Juntos por el Cambio se pone cada vez más interesante. Las dos corrientes del PRO, la macrista y la larretista, están organizadas. Sus referentes, Diego Santilli y Jorge Macri, definirán si van juntos o separados a partir de las encuestas que se están haciendo actualmente, que miden el impacto que tendrían las listas del radicalismo y los libertarios; también orbitan en esta competencia Emilio Monzó, Margarita Stolbizer y algunos peronistas PRO que aún no definieron cómo jugar. 
No sabemos tampoco si las diferentes tribus pancambiemitas finalmente confluirán en dos grandes armados, o si JxC tendrá una oferta múltiple. Lo que sí está claro es que la oposición a Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Axel Kicillof está activa, tiende a unir a todos los sectores bajo un mismo paraguas y se propone ganar en 2023. 
En su cálculo está también el randazzismo. Hoy es altamente probable que se forme una tercera vía de identidad peronista, que competirá con ambas coaliciones pero con una estrategia más orientada a sacarle votos al Frente de Todos que a JxC. Pero este espacio, a su vez, podría confluir con JxC dentro de dos años. 
Una prueba de ello es la posibilidad de que algunos cuadros políticos que ya forman parte de JxC vayan “a préstamo” al randazzismo en 2021, con la intención de volver después. El caso más renombrado es el de Joaquín de la Torre, pero abundan otros menos conocidos en las lapiceras hacia los concejos deliberantes. 
Este clima de efervescencia opositora está agitado por una percepción de oportunidad: muchos huelen que el ciclo del Frente de Todos se deteriora aceleradamente con la inflación y la pandemia, y se preparan para el futuro. Sin embargo hay una contradicción en ciernes. La crisis socioeconómica está fabricando más problemas y más pobres: ¿Está preparado JxC para ofrecer un horizonte al electorado empobrecido, que tiende a preferir al kirchnerismo? 
El larretismo tiene una respuesta, y es construir el candidato más peronista posible para competir con el FdT en la Tercera sección electoral. En esa región clave se materializó la derrota cambiemita de 2019 -recordemos que Kicillof superó a Vidal por 30 puntos-. Por eso apuestan a Santilli. 
La pregunta es si el resto de los sectores que participan de esta gran primaria tienen un candidato acorde para el enorme desafío que presenta el sur conurbanense.

*Analista político, profesor-investigador y consultor.