RECLAMO
28/06
Colegios privados presionan a Vila para ampliar la presencialidad
Aiepba insistió con la extensión del horario en escuelas bonaerenses. El tope en la actualidad es de cuatro horas. También piden profundizar la presencia en las aulas en Institutos Superiores, centros de formación profesional y escuelas agrarias e industriales.
A pesar de la vuelta a la presencialidad en muchos distritos de la provincia de Buenos Aires, la patronal de los colegios privados pidió al Gobierno bonaerense ampliar esta modalidad.

La Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la provincia de Buenos Aires (Aiepba) aseguró que se puso en contacto con la directora de Cultura y Educación, Agustina Vila, para reclamarle que se amplíe el número de tiempo que los chicos pasan en las aulas, que actualmente tiene un tope de cuatro horas.

Además, la entidad pidió la vuelta a la presencialidad en los institutos superiores y los centros de formación profesional, manifestando que “allí hay mucha gente  a la que le cuesta mucho sostener la educación virtual”.

En tal sentido, en un comunicado que firma la titular de Aiepba, Mónica Espinosa, expresaron que “es tiempo de pensar en ampliar la franja horaria de presencialidad, fundamentalmente para los alumnos de colegios secundarios.

Tras destacar los beneficios del “Plan Jurisdiccional”, estimaron que “la etapa de la pandemia en la que nos encontramos demanda, hoy más que nunca, realizar un ajuste en cuanto al límite máximo de cuatro horas reloj por día de clases presenciales. La existencia de detectores de dióxido de carbono suma un aliado al momento de relevar ambientes saturados con este gas. En consecuencia, ya no sería necesario un límite de carga horaria sino que el grado de utilización espacial estaría dado por las mediciones realizadas en cada aula, por cada establecimiento”.

Aiepba añadió que “el incremento de la jornada presencial permitida, es sumamente necesario en estos momentos en que debemos dedicar todos nuestros esfuerzos para diagnosticar y compensar los efectos de meses de trabajo a distancia, en todos los niveles y muy especialmente en la Escuela Secundaria, en la que la carga curricular excede las cuatro horas diarias”.

También reiteraron su pedido para que se profundice la presencialidad en Institutos Superiores, en centros de formación profesional, en escuelas agrarias e industriales, donde estar en el aula es “esencial para el aprendizaje”, aseguran, “principalmente por la matrícula que tienen los institutos superiores y los centros de formación profesional, en los que muchos alumnos les cuesta sostener la educación en forma virtual”.