DIAS DEFINITORIOS
17/05
Provincia piensa en más restricciones y CABA también recula: clases presenciales ¿en duda?
Así como desde Provincia ya analizan nuevas restricciones en base al aumento significativo de casos de covid-19, en Ciudad de Buenos Aires el panorama no parece ser diferente y también comienzan a pensar en medidas para bajar la cantidad de contagios.
La situación del AMBA es cada vez más compleja. Mientras que en Provincia mantienen un tono de alerta que busca apaciguarse con la llegada de más dosis de vacunas, Ciudad de Buenos Aires finalmente da un paso atrás y mira el panorama: el 90% de las camas UTI están ocupadas.

En el día de ayer, el viceministro de Salud bonaerense expresó: “ Volvió a subir el promedio semanal de casos y la situación es crítica en todo el territorio bonaerense. Estamos en un promedio alto. Necesitamos cuidarnos, no relajemos. La vacunación está dando excelentes resultados y es la salida de es difícil momento. Pronto será historia”.

En ese sentido, también señaló que la situación es preocupante en el interior de la Provincia, donde la ocupación de camas es tal, que se están realizando derivaciones interprovinciales.
“En esta cantidad de casos que encontramos ahora, con un nivel de ocupación de las camas de terapia intensiva tan alto, que en muchos lugares están necesitando derivar pacientes, si uno logra contener con un cierre fuerte en las próximas semanas, podríamos estar en mejores condiciones", remarcó al respecto.

El pase hacia fases más restrictivas en varios municipios del interior provincial es notable, entre ellos Junín, La Costa, Tandil, Carlos Tejedor, Trenque Lauquen y Monte Hermoso. Además, el municipio comandado por Gustavo Barrera, Villa Gesell, también pidió el pase a esta fase más restrictiva.

Del otro lado del cordón, en Ciudad de Buenos Aires, el propio ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, aseveró: "Si los casos no bajan en CABA podríamos tomar medidas más restrictivas".

Si bien no hay definiciones determinantes con respecto al futuro de las clases presenciales que Horacio Rodríguez Larreta se ocupó de mantener a cualquier costo, la situación actual hace que se esté analizando con mayor detenimiento: "Toda medida tiene daño", precisó Quirós al respecto.

"En los últimos 5 días la curva de la Ciudad dejó de descender. Hay un alerta importante. En base a lo que veamos hoy mañana o pasado, estamos dispuestos a dialogar las medidas", remarcó además. En el AMBA, tanto de un lado como del otro de la General Paz, advierten que el día miércoles será clave para tomar decisiones respecto a la evolución de los casos y muertes por coronavirus.

Desde Provincia, tal como han hecho hasta el momento, aguardarán a las definiciones nacionales, pero ya es sabido que no habrá menos restricciones de las existentes. En Ciudad de Buenos Aires, el foco sin duda está puesto en el futuro de las clases presenciales, y la respuesta que generarán las decisiones. 

En el plano legislativo, mientras que el viernes 21 de mayo vence el decreto que estableció las restricciones que rigen actualmente en base a la situación epidemiológica, el pedido de Alberto Fernández para tratar el DNU que permita que el Ejecutivo tome las riendas sobre la situación sanitaria sin interferencia del poder judicial, también pone a correr el reloj. Las restricciones comenzarían a regir a partir del próximo fin de semana.