CRISIS Y VACACIONES
24/04
Los números que dejó la temporada
Cómo les fue a los principales municipios turísticos entre el verano y Semana Santa. Cómo se reinventaron en medio de la crisis. El balance total de un año diferente
Luego del anuncio, en marzo del 2020, de la instrumentación de una cuarentena estricta se generó un dilema entre la salud y la economía que polarizó a la dirigencia política. Los municipios de la costa atlántica bonaerense y Tandil tuvieron que adaptarse a la nueva normalidad para recibir al turismo a partir del 1 de diciembre pasado e intentar reactivar el sistema productivo local. Aunque el panorama se preveía muy complicado hasta el mes de noviembre por las restricciones que aún regían en la Provincia, con el correr de las semanas, las rutas fueron tomando ritmo y los destinos clásicos comenzaron a tener su rutina de enero. 

En el caso de Mar del Plata, desde que se reactivó el turismo hasta el 4 de abril, cuando terminó Semana Santa, la ciudad tuvo 2.934.526 arribos, lo que significa un 72% de los que ingresaron en el mismo período de 2019-2020 y un 69% respecto del promedio de los últimos cinco veranos. Asimismo, los números de marzo mostraron un mejor rendimiento en relación con 2020, cuando el 20 de ese mes se cerró completamente la actividad turística por la implementación de una cuarentena estricta.

Las cifras oficiales arrojaron que en marzo de este año fueron 593.495 los visitantes. La ocupación varió según las estrellas de los hoteles y los momentos. Hubo un promedio de 40%, pero en los fines de semana principales se llegó al 60%. Y hoteles de 4 y 5 estrellas tuvieron findes de más del 80% de ocupación. 

En el Partido de la Costa, la cantidad total de turistas que llegó a vacacionar fue 2.793.700. Ya en diciembre fueron 608.500 visitantes que ingresaron a los diferentes balnearios que integran el municipio; en enero lo hicieron 915.00; en febrero fueron 893.400, y en marzo se contabilizaron 376.774. 

En Semana Santa, según expresaron a La Tecla desde la Secretaría de Turismo de la Municipalidad de La Costa, se totalizaron 140.000 arribos, un 6% más que 2019, y la ocupación promedio rondó el 50%, con picos del 98% en Costa del Este. Villa Gesell estuvo dentro de los tres destinos más elegidos, con alrededor de un millón de turistas, de acuerdo a datos relevados desde el área municipal, a cargo de Emiliano Felice. Un 63% de los turistas llegó de Buenos Aires, 25% desde CABA, 6% de Santa Fe, 2% de Córdoba, 1% de Mendoza y 3% del resto de las provincias. 

Según datos de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), el gasto diario por persona fue de $2.363. En cuanto a la situación sanitaria, el pico máximo de casos de COVID fue a finales de enero y principios de febrero: 240. En Semana Santa, en tanto, la cantidad llegó solamente a 63. 

En Monte Hermoso, el secretario de Turismo, Franco Gentili, aseguró que el promedio de ocupación fue superior al 70% durante toda la temporada. Además recalcó que “fue un número muy bueno, teniendo en cuenta el contexto de pandemia”. Al mismo tiempo señaló que en la segunda quincena de enero tuvieron picos del ciento por ciento de ocupación, y destacó que fue el tercer fin de semana de ese mes donde se trabajó con normalidad. 

Durante el mes de febrero se mantuvo la estabilidad, alcanzando el 90% de ocupación en los fines de semana. En Pinamar, desde la Secretaría de Turismo, a cargo de Juan Ibarguen, informaron que durante enero, el alquiler inmobiliario fue del 75% en la ciudad cabecera, 63% en Ostende, 62% en Valeria del Mar y 91% en Cariló. Mientras que en el rubro de Hotel y Apart Hotel tuvieron un 70% en Pinamar, 69% en Ostende, igual porcentaje en Valeria del Mar y 80% en Cariló. 

En ese sentido, la estadía promedio fue de una media de 3,7 noches por persona para el rubro puramente hotelero, y de 5,3 noches para los rubros Apart Hotel y departamentos con servicios. En cuanto al camping, el promedio general de ocupación fue de 31%, y la estadía promedio fue de 3,5 noches. En el mes de febrero, el alquiler inmobiliario fue de un 40% en Pinamar, 39% en Ostende, 47% en Valeria del Mar y 62% en Cariló. Al tiempo que en el sector de Hotel y Apart Hotel, la ocupación fue de 63% en Pinamar, 62% en Ostende, 77% en Valeria del Mar y 84% en Cariló. De esa forma, la estadía promedio fue de 3,1 noches para el rubro netamente hotelero y de 4,9 noches para los Apart Hotel y departamentos con servicios. 

En tanto, el promedio general de ocupación en camping fue de 27,2%, registrando un promedio de estadía de 2,9 noches. En Tandil, el Monte Calvario, las ferias y los distintos atractivos de la ciudad lucieron repletos de personas, dejando en evidencia lo que anticiparon los prestadores turísticos sobre la gran cantidad de turistas en Semana Santa. La ciudad alberga a unos 140.000 habitantes y tiene una capacidad aproximada de 10.000 camas. Los niveles de ocupación fueron de más del 70% durante la temporada alta, aseguró a La Tecla Rodrigo Lole Inza.

Respecto del turismo en Semana Santa, un informe de la CAME destaca que en el caso de la provincia de Buenos Aires, el 30% de los turistas eligió destinos del distrito. Alrededor de 2.100 autos por hora circulaban por la ruta 2, según datos del peaje Samborombón. 

“En el interior, la ciudad que lució repleta fue Tandil”, informaron desde la CAME, con una ocupación similar al fin de semana de Carnaval.