LONGCHAMPS
30/03
Una enfermera fue esposada por una policía por no atender a un detenido
La profesional de la salud narró el mal momento que vivió, mientras se encontraba asistiendo a otro paciente con problemas coronarios. Fue liberada tras la intervención de la directora del centro de salud. Mirá.
El domingo pasado, Claudia, se encontraba asistiendo a una persona que ingresó a la Unidad de Pronta Atención número 5, en Longchamps, cuando fue sorprendida por una policía que la esposó por negarse a extraerle sangre a un detenido.

En las últimas horas, se difundió el video del momento en que la enfermera pedía a la oficial que le sacara las esposas. Ante la viralización del video la efectiva, aseguró que la habían recibido de “forma agresiva”. Según trascendió, la enfermera realizó una denuncia por abuso de autoridad, e interviene la UFI 4 de Lomas de Zamora.

Esta mañana, Claudia dialogó con “Arriba Argentinos” y afirmó: “Fue de terror lo que me pasó. Somos pocas enfermeras en las guardias porque hay muchas bajas, gente que se contagió y otros que murieron. Yo estaba finalizando mi turno, ni siquiera estaba en ese sector. Yo tenía que atender a una persona con un dolor en el pecho”.

Además, narró que cuando estaba en medio de un caso de “código rojo”, la policía le dijo que “tenía que hacer lo que ella me decía. Me trató muy mal. Entonces le dije que tenía que atender una emergencia y que además nuestro trabajo no es hacer extracciones, porque no somos extraccionistas. No hay en la UPA”.