LANÚS
22/03
Alberto: "Hay que preservar la salud antes que la renta, por eso nos preocupa que la vacuna sea gratuita"
Junto al gobernador Axel Kicillof, el Presidente anunció el millón de inoculaciones en la provincia de Buenos Aires. Ambos defendieron la decisión de que el sistema sanitario el que esté a cargo de la campaña de inoculaciones.
El presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, anunciaron la aplicación del millón de vacunas contra el coronavirus en la provincia de Buenos Aires en la posta de vacunación de la Universidad Nacional de Lanús.

Además de Fernández y Kicillof, participaron del acto la vicegobernadora bonaerense,  Verónica Magario; la ministra de Salud, Carla Vizzotti; su par provincial, Daniel Gollan, y el ministro del Interior nacional, Eduardo "Wado" De Pedro. El Jefe de Estado defendió la distribución gratuita a través del sistema sanitario de las vacunas.

"Hay que preservar la salud antes que la renta, por eso nos preocupa que la vacuna sea gratuita, y que todos tengan acceso a ella. Nosotros no concebimos la vacuna como parte de un comercio, sino como un bien global al que todo el mundo debe poder acceder".

En ese sentido Fernández aseguró que en la lucha contra la pandemia, la Argentina va “por el camino correcto, con el esfuerzo y la comprensión de todos”.

"Los que estamos gobernando, todos, e incluyo a los gobernadores de todas las provincias, sabemos de los esfuerzos y del cuidado que tenemos que mantener y todo lo que tenemos que trabajar juntos para que podamos vacunar primero a los argentinos y argentinas que más lo necesitan, y después extender eso a toda la población", remarcó.
 


Al analizar el avance del Plan de Vacunación el presidente Fernández agradeció “a todo el personal de salud, porque lo que he visto acá en las vacunadoras, es lo mismo que he visto en Catamarca el viernes pasado, es una entrega hacia el prójimo enorme”.

“Mi gratitud eterna a todos ellos, que es la gratitud que como pueblo le debemos a cada hombre y a cada mujer que trabaja en la salud por el esfuerzo inmenso que han hecho”, enfatizó.

Por su parte, Kicillof señaló que se trata de una campaña de “vacunación pública, gratuita y optativa” y explicó que la decisión “de que la vacunación sea pública quiere decir que las vacunas que consigue el Estado nacional se administran a través del sistema público, y eso genera igualdad”.

“Estamos vacunando a toda marcha, a todo vapor”, sostuvo.

Kicillof explicó que el objetivo es “vacunar primero a las personas  de riesgo y los trabajadores esenciales. Es decir, de 17 millones, 5 millones. Y dentro de esa población de riesgo y esencial hay 2.5 millones que son mayores de 70, mayores de 60 y con enfermedades preexistentes. Pero con las vacunas que llegar se va a cumplir con ese primer hito en término de riesgo y de edad”.

Y aclaró que “cuando eso pase, no habremos detenido la propagación del virus pero con dos millones y medio de vacunados vamos a tener cubierto a aquellos de más riesgo. Y en los países que ya ocurrió determina que puede haber contagios pero y se reduce fuertemente la cantidad de internados graves y fallecidos. Y le habremos ganado el primer tiempo a la enfermedad. Eso es muy importante, es un esfuerzo importante”.

Finalmente Kicillof destacó que la Campaña de Vacunación desarrollada por la Provincia sea “pública, gratuita y optativa”.

“En esa decisión de a quién ir vacunando no está primero el que más plata tiene ni el que tiene determinada prepaga, está primero aquel que según nuestra prioridad corresponde", dijo el mandatario provincial.

La Provincia dispone de 617 puntos de vacunación activos en simultáneo, entre hospitales, postas y puntos IOMA, y son alrededor de 20.000 las personas involucradas en el operativo.

El plan Buenos Aires Vacunate se encuentran inoculando a personas pertenecientes a los grupos priorizados para esta primera etapa. Se trata de personal de salud, docentes y auxiliares, trabajadores de las fuerzas de seguridad, mayores de 60 y personas de 18 a 59 años con factores de riesgo.