NOTA DE GRáFICA
21/03
Interna boina blanca: la prueba final
La Unión Cívica Radical define los nuevos titulares del Comité Provincia, convencionales nacionales y autoridades distritales. Propuestas, balances y cábalas de cada espacio
Llegó el capitulo final en la elección interna del radicalismo bonaerense. Este domingo 21 dos fórmulas se disputarán la silla que deja el exvicegobernador Daniel Salvador. De un lado se encuentra la nómina “Adelante Buenos Aires”, que encabeza el diputado provincia Maximiliano Abad en compañía de la intendenta de General Arenales, Érica Revilla; del otro está “Protagonismo Radical” con el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, y la vicerrectora de la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires, Danya Tavela. 


Maximiliano Abad y Érica Revilla

Con puntos en común, como también diferencias respecto al rol del partido y la impronta en la conducción se definirá quienes llevarán las riendas en la UCR bonaerense por cuatro años.
La interna por el Comité Provincia está clara desde hace tiempo. En más de la mitad de los municipios se llegó a un acuerdo para que haya lista de unidad para el Comité local, mientras que en unos 40 habrá puja entre una nómina de Adelante Buenos Aires (oficialismo) y otra emparejada a Protagonismo Radical. En otras 18 comunas competirán tres listas, y en una habrá cuatro.

Desde el punto de vista de la construcción y conformación de cada espacio, el oficialismo muestra una gran fortaleza en el interior, y en su tropa se mueven la mayoría de los intendentes radicales. Los actos y mitines partidarios pusieron color a las medidas de distanciamiento y cada dirigente supo moverse para cosechar el respaldo de referentes de peso.

La fórmula Abad - Revilla tuvo la bendición del diputado nacional Mario Negri, que sin pelos en la lengua y fiel a su estilo sentenció: “Una vez que Maxi Abad logre la presidencia del partido hay que construir el retorno del radicalismo a la gobernación”. También sumaron su respaldo el senador nacional Luis Naidenoff, el actor y exlegislador Luis Brandoni, el gobernador de Jujuy; Gerardo Morales, el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés; la intendenta de La Rioja Inés Brizuela y Doria y el dirigente Ernesto Sanz, entre otros.


Gustavo Posse y Danya Tavela

En tanto, la oposición se hace más fuerte en el Conurbano, y muestra como oferta una conjunción de espacios internos que van desde históricos como Federico Storani y Juan Manuel Casella a la renovación que un sector del partido vislumbra en el senador Martín Lousteau. De hecho, su espacio, Evolución, acompaña a Posse.


De qué lado están…

Ambas fracciones sentaron sus claros posicionamientos respecto a la importancia del centenario partido en la coalición Juntos por el Cambio, como también el fortalecimiento del espacio y el peso en la toma de decisiones dentro de la alianza. Allí estriban las diferencias más sustanciales que obturaron la unidad. La impronta en la nueva conducción es la clave y el punto de discordancia entre las fórmulas que pugnan por quedarse con el podio.

 Tanto la lista de “Adelante”, como la de “Protagonismo” no reniegan de la pertenencia a Juntos por el Cambio, y ambos espacios coinciden en fortalecer a la alianza opositora. Pero hay enfoques distintos de cómo continuar esa relación, y más allá que se piensa en un día después con un llamado a la unidad las posturas están bien expuestas.

Así lo manifestó el diputado Maximi-liano Abad (Adelante Buenos Aires), que vislumbra la conducción radical en los próximos comicios. Dialogó con La Tecla sobre la necesidad de que haya un presidente y un gobernador de pertenencia ucerreísta y destacó que “la elección de este año tiene que ser el primer paso para volver al poder en 2023”.

Desde el lado que lidera Gustavo Posse, el posicionamiento es más crítico. En ese espacio no ahorran cuestionamientos a las actuales autoridades del radicalismo ni a su papel en Juntos por el Cambio. En especial cuestionan al actual titular del partido, Daniel Salvador, a quien también señalan por su tarea como vicegobernador de María Eugenia Vidal. A pesar de ello, la continuidad en el arco cambiemita tiene luz verde. “Se tienen que terminar estos cinco años de sumisión, servilismo y casi no emitir sonido por parte del radicalismo de la provincia de Buenos Aires” sentenció el intendente de San Isidro en diálogo con este medio (ver cuadro).

Más allá de los vaivenes que implican avances y retrocesos, cada dupla supo ganar territorio y disputar, cabeza a cabeza con su rival, la conducción partidaria, llegando con previsiones parejas al día de los comicios internos del radicalismo bonaerense.

No cabe duda que la pandemia y el distanciamiento social trastocaron todos los cronogramas, y las comicios partidarias no fueron la excepción. Desde el partido se recalcó que la elección interna "está bien organizada, con protocolos en los 200 puntos de votación en toda la Provincia", donde no se esperan inconvenientes debido al porcentaje de afiliados que irán a las urnas a marcar su preferencia.

Con las cartas sobre la mesa, y vencidos los escollos propios de los tiempos de pandemia, los radicales están listos para ir a votar. Solamente queda la definición que pondrá cierre cuando se cuente el último voto y concrete quiénes serán los nuevos titulares partidarios en la provincia de Buenos Aires.

 
Maximiliano Abad (Candidato presidente Adelante Buenos Aires)
“Estamos trasmitiendo la necesidad de construir el radicalismo del futuro”




-¿Cuáles son expectativas y perspectivas en este tramo final?
- Tenemos muchas expectativas en esta última etapa. Estamos trasmitiendo la necesidad de construir el radicalismo del futuro sobre todo lo hecho. Se fortaleció el desarrollo territorial pasando de 11 a 32 intendentes, también los bloques legislativos de la Provincia; se aumentó la cantidad de diputados nacionales de 2 a 6; y se normalizó que la juventud no sea esquiva, sino protagonista. También se amplió la cantidad de concejales y consejeros escolares, además de demostrar la vocación de poder para ser un partido de gobierno y proyectarnos para construir un radicalismo basado en ideas, organización y nuevos liderazgos, además de ser un partido que sostenga la coalición opositora, pero que definitivamente se abrace al futuro.

-¿Qué impronta le daría al nuevo Comité Provincia en caso de ganar la elección?

-Le vamos a dar la impronta de un radicalismo que nuevamente quiere ser gobierno. La Unión Cívica Radical no puede mirar por el espejo retrovisor, sino que tiene que ser un partido de ideas, para dar respuesta a la coyuntura y construir nuestro modelo de provincia. Además, hay que construir una nueva mayoría que lidere la Provincia y el país. La UCR, tiene que ser un partido con una fuerte organización política para ser la columna vertebral de la coalición opositora, que trabaje en forma conjunta en lo provincial, lo seccional y lo local, construyendo posiciones políticas, identidad y llenando el partido de cuadros técnicos, académicos y de gestión. De hombres y mujeres que den respuesta a la necesidad de los vecinos y, fundamentalmente, un partido de poder que cuando nos toque gobernar, en 2023, nuestros equipos asuman las responsabilidades de gestión. Debe haber nuevos liderazgos que no tengan que ver con la edad de una persona, porque los nuevos liderazgos son de aquellos que no tienen arrugas en el alma y todas las mañanas se levantan pensando qué pueden hacer por el otro, además de construir una patria más justa y solidaria.

-¿Cuál es su cábala para el día de la elección?
-Me voy a levantar temprano, seguramente estaré en alguna escuela y al mediodía compartiré un asado con mi familia.

Erica Revilla (Candidata vicepresidenta Adelante Buenos Aires)
“Vamos a llevar al radicalismo a donde se merece”


-¿Cuáles son expectativas y perspectivas en este tramo final?
-Tenemos todas las expectativas, porque trabajamos muchísimo y estoy muy contenta porque en lugar hay militantes con ansias renovadas. Me llevo una satisfacción enorme en cada lugar que voy.

-¿Qué impronta le daría al nuevo Comité en caso de ganar?
-Trabajar mucho. Tenemos grandes personalidades que han trabajado, y lo siguen haciendo, mucho tiempo en el partido. Tenemos que avanzar sobre la base de proyectos, de ideas y también sobre la autonomía municipal. Por eso creo que es un momento muy importante que atraviesan el país y la UCR. Hace mucho tiempo que venimos trabajando para este momento y creemos que, con todo el acompañamiento y la fuerza, vamos a llevar al radicalismo a donde se merece.

-¿Puede haber heridos después de la interna o van a trabajar todos juntos?
-Bregamos para que eso no suceda. Somos militantes que siempre hemos ejercido el derecho a internas, hemos trabajando correctamente y creemos que el que pierde acompaña y el que gana construye, por eso tenemos que trabajar todos juntos.

-¿Qué opinión le merece que la interna esté disputada o tan pareja?
-Siempre al radicalismo lo tratan de sumiso, de que le falta vocación de poder, y acá estamos con mucha vocación. Eso hace que la interna se caliente y que haya muchas ganas de trabajar, y haya gente movilizada, porque esta interna la está mirando todo el país.

¿Cuál es su cábala para el día de la elección?
-Mis viejos, que siempre me acompañan.

Gustavo Posse (Candidato presidente Protagonismo Radical)
“Se tienen que terminar estos cinco años de sumisión y servilismo”




-¿Cuáles son expectativas y perspectivas en este tramo final?
-Estamos en un muy buen estado de opinión con el afiliado radical. Y por el sistema que tenemos en el radicalismo, que nos acostumbramos a votar juntos, también estamos muy bien parados por el armado que se logró, en el sentido de amalgamar antiguos movimientos con nuevos. Con personalidades que no son candidatos pero tienen antigua trayectoria en la consolidación de la democracia, como es el caso de Fredy Storani y Cachi Casella. Además, se nacionalizó la elección, como se está dando en la ciudad de Buenos Aires, Córdoba, y contamos con una personalidad irruptiva como es el caso de Martín Losteau, tal cual es la naturaleza que debe tener el radicalismo. Por eso están dadas todas las condiciones, por el estado de opinión con el afiliado, además del muy buen armado.

-¿Cuál es el mensaje, preocupación o inquietud que le trasmiten los afiliados en cada recorrido?
-Ellos hablan como argentinos. Tienen la preocupación para que el país y la Pro-vincia salgan adelante. Y después está el hecho de reequilibrar el sistema de partidos políticos.

-¿Qué impronta le daría al nuevo comité en caso de ganar?
-Tenemos que ser una oposición constructiva para que la UCR vuelva a escena, vuelva a incidir y que componga Juntos por el Cambio. En ese sentido, está bien la situación desde el punto de vista frentista del partido, pero se tienen que terminar estos cinco años de sumisión, servilismo y casi no emitir sonido por parte del radicalismo de la provincia de Buenos Aires.

-¿Pueden haber heridos después de la interna o van a trabajar todos juntos?
-Acá hay un plan que es la renovación. Nosotros somos la renovación con el voto del afiliado, al otro día de la elección será la reunión para sellar la unidad y producir una fuertísima amnistía para que ninguno se quede en la casa. Tiene que haber una convocatoria para seguir en Juntos por el Cambio y, a partir de ahí, organizarnos para que ninguno se quede sin participar en las PASO en los niveles de diputado nacionales, legisladores provinciales y concejales en los 135 municipios.

¿Cuál es su cábala para el día de la elección?
-Siento que va muy bien, no quiero desconcentrarme. La cábala es seguir trabajando y recorriendo. Que no perdamos un solo instante en distracciones.


Danya Tavela (Candidata vicepresidenta Protagonismo Radical)
“Vamos a llamar a la unidad del radicalismo y a fortalecer el frente”


-¿Cuáles son expectativas y perspectivas en este tramo final?
-Creemos que vamos a estar el 21 de marzo coronando este trabajo de estos meses con una victoria, a partir de que hemos logrado movilizar al radicalismo. Lo que nos llega de los afiliados y referentes territoriales es que estamos para ganar la elección, porque hemos realizado una construcción con valores, con claridad. En ese sentido, creemos que las posibilidades que se abren, a partir de las proyecciones nacionales de Martín Losteau y de Gustavo Posse, nos hace pensar que vamos a ganar la elección. Y al día siguiente, como lo hemos dicho, vamos a llamar a la unidad del radicalismo y a fortalecer el frente de Juntos por el Cambio.

-¿Qué impronta le daría al nuevo Comité en caso de ganar?
-Lo primero va a ser el tema de la unidad, porque lo fundamental para poder fortalecer Juntos por el Cambio es que el radicalismo esté unido; y por otro lado la incorporación de espacios políticos afines a nuestro pensamiento social demócrata, que hoy no se encuentran representados. Y, finalmente, lo que hemos planteado en todos los distritos sobre la obligatoridad de que tengan PASO aquellos que así lo deseen, como así también el respeto a la cuestión territorial ante la designación de los candidatos.

-¿Qué opinión le merece que la interna esté disputada o tan pareja?
-Hace mucho tiempo que no se veía una interna real en el radicalismo, eso creo que es lo que quedó plasmado. Uno se sorprende cuando viaja al interior, a los pueblos y distritos, por la cantidad de radicales que se acercan para decir que desean volver y acompañar este proceso.