MINISTERIO VACIO
14/03
Alberto surfea entre la desprolijidad y la incertidumbre de no tener ministro de Justicia
Los consultores Damián Di Pace y Federico González dialogaron con La Tecla sobre la salida de la ministra Losardo y la acefalía de la cartera. ¿Cómo impacta en su imagen la decisión? Además, resaltaron la dificultad del Gobierno para transmitir los hechos positivos a la opinión pública.

En comunicación con La Tecla, los consultores Damián Di Pace y Federico González abordaron temas como la sucesión de la ministra Losardo, el repunte de la economía, la deficiente comunicación de la estrategia política del Gobierno, y las intenciones de voto de los candidatos del oficialismo y la oposición.

Al ser consultado sobre la renuncia de la ministra de Justicia Marcela Losardo, el consultor Damián Di Pace precisó que "el Gobierno ha tenido dificultad en trabajar  la salida de la ministra. Hay una doble cuestión: primero, tiene que ver con el hecho de no tener el nombre del reemplazante, en un cargo de tanta reelevancia lo ideal hubiera sido que el Presidente tenga una reemplazante cuando se va la persona y no generar incertidumbre, ni proyectar dudas respecto a las políticas del gobierno".

En segundo lugar, remarcó que "una semana antes de esta salida, el Presidente dijo en el discurso ante la Asamblea Legislativa  con claridad que la Justicia iba a ser el eje de la política más importante del Gobierno en este año. Suena un poco preocupante que si el Gobierno planteó que esta era su política más importante y a la semana no tiene ministro ni relevo, es un síntoma de preocupación que los analistas estamos viendo".

En ese sentido, analizó que en cualquier gobierno, "el relevo de una figura ministerial requiere de cierto protocolo y de cierto cuidado, tanto para el que se va como para el que llega".

Por otra parte, Di Pace le dio importancia a la economía y la soslayó como "la principal preocupación de la sociedad argentina", y reconoció que en la mayoría de las encuestas de opinión pública "la preocupación pasa por temas de reactivación económica, la perdida de empleo, la inflación, etc". 

Asimismo, consideró que el elemento central que el Gobierno todavía no ha logrado transmitir es que "hay una recuperación económica, que quizas viene más lenta en los sectores marginales o informales, donde la crisis por la pandemia y lo acumulado del Gobierno anterior a impactado con mayor crudeza".

En ese sentido, recalcó que "ahora el gobierno pareciera que tuviera alguna imposibilidad de fijar alguna agenda de discusión que le permita contarle a la sociedad argentina que hay una recuperación económica, evidentemente la inflación es un problema", sin embargo puntualizó que "el Gobierno ha logrado planchar al dolar, pero no ha logrado ganar el encuadre de la discusión política argentina".


Quién también se refirió a la polémica salida de a ministra Marcela Losardo fue el consultor Federico González, que en diálogo con La Tecla manifestó que detrás de esa renuncia "está la mano de Cristina y eso no le suma al Gobierno, porque la opinión pública, más allá de cómo puedan operar los medios, en la mente del ciudadano tiende a simplificar las cosas porque es una cualidad humana". 

En ese plano, analizó que "la lógica simple parece ser que había una ministra que no funcionaba, según la Vicepresidente, entonces la agobiaron hasta que tuvo que renunciar y ahora le están buscando reemplazante pero parece que eso es muy complicado porque el Gobierno está muy condicionado por lo que piense el Instituto Patria sobre ese reemplazante. La opinión pública decodifica eso".


Al referirse a la imagen de Alberto Fernández respecto a la polémica salida de Losardo, González destacó que "es importante ver cuan creíble sea que fue una decisión autónoma o fue una decisión para satisfacer a otros. No solamente por quien sea el elegido, sino cómo se comunica y porqué se eligiría tal o cual reemplazante".

En relación a quien ocupe el cargo ministerial de Justicia, el consultor deslizó que "en estos tiempos de la vida social y compleja de la Argentina, hay veces que hay factores espureos que pueden inclinar la balanza para uno u otro lado", y avisoró que "hay una cierta astricción en la opinión publica entre feminismo y kirchnerismo"  

De igual forma, consideró que "parte de la sociedad percibe que mientras más feminista sea un funcionario, más afín estaría al kirchnerismo", sin embargo aclaró que "esto no es cierto, por que hay opositoras al Gobierno que son defensoras de la causa feminista".

Pero aventuró que en la opinión pública "si se decide que una mujer abogada y feminista acceda al cargo, pareciera que Alberto cedió al Kirchnerismo, por eso es muy importante cómo se presenta la información". 


Finalmente, González se refirió a las posibilidades electorales de los políticos tanto en Provincia como en Nación, y dejó sus impresiones:"A kicillof se lo ve por fuera de la corrupción, se le puede objetar muchas cosas pero no esa. Distinto es el caso de Máximo Kirchner, que se lo pone en el lugar de los que detentan el poder del kirchnerismo y van por todo. Kicillof no está en ese lugar".
 
Al ser consultado sobre las últimas encuestas en las que trabajó en cuanto, aportó que en los candidatos del oficialismo, "el que mejor medía era Berni"; mientras que en Juntos por el Cambio "la mejor candidata era Vidal y de cerca la seguía Diego Santilli".

También acotó que "se posciona bien José Luis Espert, y podría ser un tercero y ahí le sacaría votos a Vidal, o a Juntos por el Cambio".

Por último, Federico González dejo apreciaciones en términos más generales en cuanto a las internas y evaluó que "a veces se miden las preferencias relativas dentro del Frente de Todos o Juntos por el Cambio, pero dentro del oficialismo Alberto tiene más votabilidad que Cristina; y en la oposición, Larreta tiene muchísimos mas votos que Macri y bastante más que Patricia Bullrich".

En ese sentido concluyó que "en términos de tener votos, Larreta y Fernández tendrían más que Macri y Cristina respectivamente, y eso es importante y no se destaca ya que se da por supuesto que Cristina es dueña de los votos".

Finalmente, remató que "como Macri se alimento mucho del antikirchnerismo, hoy ese sector lo ve mejor a Larreta porque a Macri le objetan que fue malo y fracaso pórque hoy está Cristina de vuelta, y a Larreta se lo perdonan".