RENUNCIA
09/03
La sucesión de Losardo será clave para el futuro de Alberto Fernández
En diálogo con La Tecla, los consultores Jorge Giacobbe (h), Gustavo Córdoba y Maxi Aguiar coincidieron en que el anunció del Presidente no fue apropiado y la danza de nombres generará más incertidumbre.
Luego del anuncio de Alberto Fernández de la renuncia de su ministra de Justicia, Marcela Losardo, a través de un programa televisivo, se abre un nuevo foco de conflicto al interior del gobierno Nacional, y más precisamente en torno a la figura del máximo mandatario.

La Tecla habló con los consultores Jorge Giacobbe (h), Gustavo Córdoba y Maximiliano Aguiar para analizar el trasfondo de esta decisión en el contexto de una fuerte caída de imagen positiva del presidente de la Nación.

Jorge Giacobbe (h) fue más allá del escándalo de la vacunación VIP y las posteriores renuncias de los ministros y explicó que “la imagen positiva de Alberto ya era de 26%, de modo tal que lo que esta viviendo en este momento, que parece ser la crisis mas severa de su gobierno, no son las más severas en término de opinión pública”.

Desde su punto de vista a partir de los trabajos con las mediciones de las encuestas “los peores momentos de su gobierno ya pasaron”, y precisó que “en marzo de 2020 tenia una imagen positiva de 68 puntos. Antes de las vacunas y las renuncias ya había caído 42 puntos”.

Giacobbe le atribuyó esto a que “el año anterior él se fue desconectando de las necesidades de la opinión pública”, y analizó que hasta ese momento “Alberto había perdido todo el público que lo puede acompañar por fuera del kirchnerismo, y entonces le quedaba solamente el 30% que adhiere a Cristina, y esto lo deja en una crisis le renuncien o no los ministros”.

Asimismo, el analista fue tajante con el futuro del Presidente: “Alberto se empieza a quedar más sólo dentro de ese gabinete, y está maniatado en función de cumplir la tarea para lo cual Cristina lo puso allí, que son comerse los cachetazos de una gestión que ella no quiere hacer y solucionarle las causas judiciales”.

De esa forma, sentenció que “la crisis real de Alberto es que el público que hoy lo sostiene a él es el de Cristina, que es prestado”, y concluyó que “si el se pelea con Cristina, ella se queda con la casa con los nenes con el auto y el se queda con la deuda del hipotecario”.

En ese sentido, el consultor Gustavo Córdoba habló con La Tecla e hizo hincapié en la decisión del próximo ministro de Justicia y consideró poco “apropiada” la manera de anunciar la renuncia sin tener definido el sucesor, y resaltó que ahora “se abre un período se incertidumbre”. 

Asimismo, afirmó que el recambio de nombres en el Gabinete tiene más que ver con un tema de “microclima del poder”, y resaltó que el problema para Alberto Fernández será “la danza de nombres” para suceder a Losardo y discusión adicional que se genera para definir la designación del cargo.   

También el consultor Maximiliano Aguiar (Consultora Acierto) dejó sus apreciaciones en La Tecla sobre la renuncia de la ministra: “estas definiciones tienen que ver con una apuesta identitaria, tal como fue el discurso de apertura de las Sesiones Legislativas”.

En ese plano, Aguiar consideró que el Presidente se encuentra en una nueva etapa de “redefinición estratégica en términos de comunicación política respecto de cómo se muestra en su construcción en torno a su relación con Cristina”.

En ese contexto, explicó que “todas las acciones del gobierno que demuestren una mano firme, clara y sin vacilación, le suman a luchar contra esta imagen de debilidad”.

Aguiar analizó esta situación a partir de los sondeos de la consultora que maneja: “Cuando uno pregunta a los que están en desacuerdo con la gestión, lo primero que aparece  como motivo en preguntas abiertas es que está manejado por Cristina y eso en términos de tributo hablaría de un liderazgo débil”, finalizó.