SAN ANDRES DE GILES
03/03
Asumieron los reemplazantes de las concejalas que renunciaron por el Vacunagate
La presidenta del Concejo Deliberante, Laura Branchini, y Mariana Cané, ambas del Frente de Todos, recibieron la Sputnik V sin ser personal de Salud. Tras el escándalo renunciaron a su banca.


El Concejo Deliberante de San Andrés de Giles designó reemplazantes para las exconcejalas Laura Brachini y Mariana Cané, ambas del Frente de Todos, quienes renunciaron tras el escándalo generado por haberse vacunado por fuera del cronograma que prioriza al personal sanitario.

En sesión preparatoria, juraron sus bancas Pablo Piriz y Cristian Punte, quienes tendrán mandato hasta 2023, en el distrito que conduce el peronista Carlos Puglelli.

Punte es el actual jefe de la oficina local de ANSES y ocupará por primera vez un cargo legislativo, mientras que Piriz es asesor del bloque del Frente de Todos e integró la lista como segundo concejal suplente.

Según el orden le tocaba asumir a Vanesa Kenny, quien figuraba como concejala suplente, aunque presentó su renuncia en las últimas horas.

Como informó La Tecla, el escándalo explotó días atrás, luego de que se conociese que una decena de personas del distrito habían recibido la primera dosis de la vacuna Sputnik V sin ser personal sanitario, entre ellas Cané y Branchini, esta última presidenta del cuerpo. 

En la presidencia, el Concejo votó a Gustavo Lennard, a propuesta del bloque del Frente de Todos.