INFORME ESPECIAL
01/02
Se buscan candidatos
La estrategia electoral del gobierno del Frente de Todos comienza a aparecer en el juego. La posibilidad de que funcionarios y funcionarias cambien los roles es una realidad. Los nombres y la mirada de los especialistas.
Mientras el gobierno del Frente de Todos atiende las principales preocupaciones, de la política y de la sociedad, empiezan a acelerarse los tiempos para definir posturas electorales. Claro, si bien el eje central pasa por la pandemia de coronavirus y la recuperación económica, no es menos cierto que las elecciones de medio término se avecinan. Así, entre el debate del mundillo dirigencial por la suspensión o no de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), la rosca comienza a ganar terreno.

Por caso, el oficialismo tendrá su primer testeo para revalidar la administración luego de la amplia victoria sobre el ex Cambiemos y actual Juntos por el Cambio. Incluso, es algo que la oposición lo usa a su favor. “El oficialismo son ellos, los que tienen que salir a demostrar y ganar son ellos”, sostuvo una fuente cercana a la conducción del PRO bonaerense a LaTecla.info.

De esa manera, según recolectó este medio, si bien el peronismo no piensa modificar su impronta histórica y la definición se dará sobre los segundos finales del reloj, comenzaron algunos sondeos.

Así, la posibilidad de que algunas figuras del equipo nacional y el bonaerense pasen a las listas de medio término es una realidad. Tal como informó este medio, la Secretaria Legal y Técnica de Nación, Vilma Ibarra, comienza a ganar peso en las calles de Vicente López para medirse contra la estructura del presidente del PRO bonaerense, Jorge Macri. Al igual que el integrante de la Secretaría General de la Presidencia, Camilo Vaca Narvaja, es una apuesta para Lanús, el pago que lidera Néstor Grindetti.


Camilo Vaca Narvaja


En la órbita provincial, también figuran algunos nombres con chances de mutar desde el equipo del gobernador Axel Kicillof a los pasillos de la Legislatura. Ahí, la estrategia tiene que ver con fortalecer al Ejecutivo con hombres y mujeres de peso para la rosca legislativa bonaerense. 

La ministra de Gobierno, Teresa García, fue mencionada en un eventual regreso al Senado y lo desmintió ella misma. Vale recordar que, la funcionaria tiene licencia en su puesto de senadora y ya supo conducir el bloque de Unidad Ciudadana (hoy integrado en el Frente de Todos). Similar situación se dio con una de las figuras de la gestión, el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak. El referente sanitario aseguró a este medio que si bien forma parte de una construcción colectiva y estará donde el FdT lo determine, su deseo es permanecer en la gestión ministerial. 

Otro nombre que aparece en la escena es Agustín Simone, el titular de Infraestructura y hombre de Mercedes, con buena relación con Eduardo “Wado” de Pedro y Santiago Révora. El ministro del Interior y el subsecretario de Asuntos Municipales son el 1 y 2 indiscutidos de la política mercedina. Simone, al igual que ocurre con Gabriel Katopodis a nivel nacional, transita la gestión como un rockstar entre los intendentes bonaerenses. La fuerte apuesta en obras públicas lo ubican en ese rol protagónico.


Agustín Simone

A pesar de ello, desde la mesa chica de la administración de Kicillof la posibilidad no aparece sobre las barajas a jugar en los comicios venideros. Incluso, fuentes allegadas a la máxima figura, liquidaron la estrategia: “es una estupidez”.

Así, la posibilidad de que funcionarios cambien sus roles para pasar a las listas de medio término, ya sea locales o legislativas, es toda una realidad para el Frente de Todos. Claro, la medida no es una novedad. El peronismo ya lo realizó en sus años previos de gobierno e incluso Cambiemos también hizo lo propio. 


Las famosas “testimoniales” y el impacto negativo

El salto de dirigentes con cargos en el Gobierno a puestos electorales -como ya se marcó- no es una novedad y no siempre caen en gracia en el electorado. Claro, el recuerdo de las candidaturas testimoniales se mantiene fresco y no genera el mejor de los humores en buena parte del electorado. La sospecha por candidatos que no asuman su cargo son el motor. Vale recordar, hace varios años ya, la candidatura de Daniel Scioli para diputado mientras era Gobernador bonaerense.

En ese escenario, el analista político Pablo Romá, titular de la consultora Circuitos, se refirió a la situación. “Sin un planteo claro del rumbo y sin acciones de gobierno que lo respalden, las candidaturas testimoniales no ganan elecciones”, sentenció.

De esa manera, remarcó que “el gobierno necesita una campaña con volumen político y para ello, tanto el plan de vacunación como la relación entre precios, tarifas y salarios será central. Por esta razón, las candidaturas testimoniales pierden efecto”.

Así, Romá sostuvo que “el Gobierno tiene que encontrar candidatos que puedan plantear claramente el rumbo y defender la gestión. En el ámbito bonaerense, para un amplio sector, la elección de este año es importante. En este sentido, la recuperación económica y la superación de la crisis sanitaria van a marcar la temperatura de la campaña".

“El gobierno tiene que fortalecer el discurso y para ello necesita cuadros políticos”, liquidó el analista. Por último, señaló que “desde ese discurso de Cristina Fernández de Kirchner, donde planteó la idea de funcionarios que funcionan y funcionarios que no funcionan, queda la duda si es para fortalecer las listas o una manera elegante para reemplazar”.