ENCUESTA
27/01
Imagen positiva: Fernández y Larreta, palo a palo en cuanto a la aceptación
Tanto el presidente de la Nación como el Jefe de Gobierno porteño superan el 50 por ciento de imagen positiva, según se desprende del trabajo de enero de la consultora Clivajes. Además, en el PDF, los números del resto de la dirigencia. Qué opinan los consultados sobre el aumento de casos. Quiénes son los responsables
Se conoció el último trabajo de Clivajes consultores, realizado entre el 18 y el 25 de enero en todo el país. El tamaño de la muestra alcanzó a los 1.160 casos, que fueron analizados a través de un sistema de recolección de información mediante plataforma on-line, dando lugar a un error de muestreo de +/- 2,90% y un nivel de confianza que asegura el 95%.

En lo que respecta a la imagen del presidente Alberto Fernández, se indica que en el comienzo de este 2021 electoral concentra un alto nivel de aceptación sobre su figura, que se ve reflejado en una imagen positiva que supera el 50% y un nivel de aceptación sobre la gestión de gobierno que llega a casi el 49%.

Por su parte, el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se consolida como el dirigente político de la oposición mejor posicionado para competir contra el oficialismo; pues acumula una imagen positiva que asciende al 51% y es seleccionado por los encuestados como la figura política que debe liderar el principal frente opositor.

Otro de los dirigentes medidos en la encuesta y que hace un buen tiempo viene haciendo un fuerte ruido es el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, quien presenta valores similares de su imagen positiva y negativa. "Concentra un nivel de aceptación de 31,3% y un nivel de rechazo sobre su figura que llega al 32,7%", se desprende del trabajo. 

Más adelante se preguntó sobre las causas con las que relacionarían los consultados el aumento de casos. Más del 50% afirma que “muchas personas no respetan el distanciamiento social y el uso del  barbijo” y poco más del 35% piensa que “la gente se relajó con la llegada de la vacuna y perdió  el miedo al virus”.

Por otro lado, ante la pregunta sobre qué debería hacer el Gobierno nacional para limitar el impacto de la segunda ola del COVID-19, los datos más destacados expresan que el 45% plantea que hay que “mantener el DISPO, pero con un mayor control del Estado en las calles”; el 16% dice que simplemente “hay que apelar a la responsabilidad individual”  y el 15% afirma que “hay que concientizar a la gente sobre el comportamiento y el cuidado social”.