INFORME ESPECIAL
25/01
El Frente de Todos y la difícil tarea de cuidar la unidad en territorio enemigo
El año electoral está en marcha y el peronismo busca sacar ganancia de la pandemia en las comunas mayormente pintadas de amarillos. Cuál es el escenario en las nueve grandes ciudades que lidera Juntos por el Cambio.

Las elecciones están a la vuelta de la esquina. Si bien la rosca y las negociaciones fuertes no comenzaron a jugarse aún, lo cierto es que la dirigencia ya mira a agosto con la papeleta en mente. Al menos, busca desandar el camino para que el cierre de listas y las bendiciones sea la deseada para cada sector.

Así, con la primera contienda electoral para el Frente de Todos luego de la victoria en unidad hace casi dos años, la mirada pasa por los distritos donde el gobierno está en manos ajenas. Claro está, la necesidad de derrotar al macrismo o al radicalismo obliga a que la paz se mantenga y no existan fisuras.

La situación no es la misma en cada comuna. LaTecla.info realizó un relevamiento en los distritos de mayor impacto político y social. Cómo está la convivencia del Frente de Todos en Vicente López, Junín, La Plata, Bahía Blanca, Lanús, Olavarría, Tres de Febrero, General Pueyrredón, y San Isidro.

Junín: La comuna que conduce el macrista Pablo Petrecca fue una de las que más complicaciones mostró, en el pasado, a la hora de la unidad. Las líneas del peronismo con Lautaro Mazzutti a la cabeza, y del kirchnerismo con Victoria Muffarotto, dilataron las conversaciones. Sin embargo, una vez cerrada la paz en las estructuras superiores con Rocío Giaccone y Gustavo Traverso como referentes, la convivencia superó todo tipo de altercados. Con el paso del tiempo, la hoy funcionaria nacional, Giaccone, se alejó del día a día juninense y su séquito se acercó a la conducción de Mario Meoni. Claro está, la buena relación con el ministro de Transporte de Nación no representa una fuga del seno del peronismo al Frente Renovador. En la figura del ex intendente de Junín recae la responsabilidad de ser uno de los “que cortan el bacalao”, no solo en el distrito sino en la Cuarta Sección. Junto con Pablo Zurro (Pehuajó), Meoni maneja la lapicera del Frente de Todos. La voz del Ministro será definitiva a la hora del cierre final. Lo cierto es que, la convivencia pacífica y en armonía dentro del Frente de Todos en el pago de Petrecca, está asegurada. Entre las renovaciones que debe afrontar, pican en punta el massista Maxi Berenstein y la kirchnerista Muffarotto, que podría volver a ir en la cabeza de la nómina.

Olavarría: En el pago de la Séptima Sección electoral el que maneja la batuta es el diputado bonaerense y hombre de La Cámpora, César Valicenti. “Es el jefe, después todo es cotillón”, señaló una alta fuente de la política distrital. Las líneas distritales del Frente Renovador y la diputada nacional Liliana Schwindt mantienen buena sintonía con el jefe regional de La Cámpora que transita su segundo mandato en la Cámara de Diputados provinciales. Claro está, la relación con Máximo Kirchner se vuelve una clave para que Valicenti maneje el poder en la órbita local. Por otra parte, el ex intendente José Eseverri bajó las armas y quedó sin sello para la discusión local. En lo interno, el entorno de Eseverri manifiesta que se alinearon a Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas. No obstante, dejaron de lado la participación electoral. Todo indica que la lapicera y la decisión final quedarán en manos de Valicenti. Dentro de La Cámpora, y bajo la conducción de Valicenti, en 2019 pegó el salto el hoy funcionario bonaerense Federico Aguilera (subsecretario de Minería).

La Plata: En la capital bonaerense la interna ya empezó a jugarse y con varias aristas. En el mapa no solo aparece el Concejo Deliberante donde uno de los escaños a renovar es el de Victoria Tolosa Paz, sino que también en la Cámara de Diputados donde deben revalidar su banca la referenta local del kirchnerismo, Florencia Saintout, y el peronista Guillermo Escudero. “Todos son candidatos hasta que el partido diga lo contrario”, señalan desde el Frente de Todos al tiempo que desde el kirchnerismo aclaran: “somos orgánicos, lo que se defina dentro del Frente lo vamos a aceptar”. En el entorno de Tolosa Paz apuestan a una revancha luego de la derrota en la interna 2019 con Saintout, claro la diputada y especialista en educación busca volver a la disputa local con vistas a 2023. Además, el último andar electoral de la pareja de Pepe Albistur la potencia a buscar la cabeza de la nómina. Sin embargo, internamente no todos avalan su candidatura. Por lo bajo, Escudero se quiere sumar en la pulseada y poner sobre la mesa una oferta electoral renovada para el electoral opositor al macrista Julio Garro. La interna platense promete dejar tela para cortar.

Lanús: Uno de los terrenos más complicados para la unidad del Frente de Todos es el pago que lidera Néstor Grindetti. En lo llano, el trabajo se mantiene en línea, pero son varias las agrupaciones que pujan internamente por la bendición de la candidatura. “Lanús es una bolsa de gatos”, sostuvo una alta fuente del Conurbano afín al Frente de Todos. Las PASO son un hecho. Edgardo Depetri y Julián Álvarez mantienen la buena sintonía; Darío Díaz Pérez tiene su séquito; y el secretario general del PJ local, Gabriel Sandoval, juega en línea con Agustín Balladares, hombre con un cargo en la estructura del jefe de Gabinete de Alberto Fernández, Santiago Cafiero. No hay un líder y la apuesta es llegar en unidad hasta las internas. Por caso, el hombre PJ local, Sandoval, lo graficó con plena claridad: “el límite es no pasarse al bando enemigo”. Terreno hostil para la unidad en Lanús. El regreso de Julián Alvarez no se da en buenos términos, si bien el kirchnerismo volvió a abrirle las puertas lo mira con recelo. El que se quema con leche ve una vaca y llora. En tanto, Depetri desembarcó en el ministerio de Obras Públicas y se desentendió del día a día de la política local. Por su parte, Balladares sueña con firmar la paz entre todos los sectores y ya inició conversaciones con algunas líneas. No la tiene fácil, el ex legislador Díaz Pérez no piensa atender el teléfono. La unidad es una utopía. En los últimos comenzó a aparecer en el tablero el nombre de Camilo Vaca Narvaja con la bendición de Cristina para buscar la unidad local.

General Pueyrredón: “Se hizo mérito de sobra para que Fernanda sea la candidata”, sostienen desde la estructura provincial. La titular de Anses, Fernanda Raverta, cuenta con el apoyo del camporismo y de la mesa chica de Axel Kicillof. Además, con el acuerdo superior entre Máximo y Sergio Massa, el FR bajaría las armas en La Feliz. El camino es largo, pero todo indica que volverá a tener la venia para ir por la disputa en 2023. Así, los comicios de medio término venideros, encontrarían a una nueva oferta electoral para Todos. Claro, el ala del ex intendente Pulti, se alejó del espacio antes de cerrar las listas y jugó en soledad. “No hay otro candidato”, dicen desde la unidad del peronismo para referirse a las ambiciones de Raverta por llevar los hilos de la ciudad marplatense. 

Bahía Blanca: La suerte electoral del Frente de Todos en 2019 no fue la mejor. El macrismo de Héctor Gay se recuperó luego de un mal desempeño en las PASO y acabó por imponerse a Federico Susbielles. El ex senador y hombre del kirchnerismo busca volver a la competencia. Por ello, entre la oferta de posibilidades se mantuvo en el pago chico. Desde el Consorcio del Puerto de Bahía Blanca arma su regreso a la arena electoral. La otra pata fuerte del distrito, Marcelo Feliú, cuenta con una banca en el Senado hasta 2023. La unidad distrital transita con buenos caminos y con espacio para la renovación paulatina de la dirigencia peronista. En el último tiempo ganó terreno la hoy senadora Ayelén Durán.

Vicente López: En el pago del presidente del PRO bonaerense, Jorge Macri, se da una situación similar a la de San Isidro. Hay dos líneas que juegan con mayor peso. Por un lado el sector alineado a Santiago Cafiero, con Joaquín Noya y Lorenzo Beccaria como referentes. Vale destacar que, Noya inició su militancia alineado al Movimiento Evita. En el otro sector aparece el camporismo con Malena Cholakian como la figura más fuerte de la escena local. Además de ser la jefa de La Cámpora en el distrito del norte del Conurbano, Cholakian suma el apoyo de las diferentes organizaciones como Kolina, Nuevo Encuentro. Por lo bajo comienza a aparecer la figura de Vilma Ibarra como conductora de una línea albertista que acabe con la interna local. Es que, las nuevas figuras dejaron de lado a los veteranos. Como si fuera poco, Beccaria ya piensa en una candidatura 2023. La unidad necesita trabajarse.

Tres de Febrero: La comuna que conduce Diego Valenzuela, tiene al ex diputado bonaerense y actual funcionario nacional Juan Debandi como la principal figura y heredero del armado de Hugo Curto. Debandi fue candidato a intendente en 2019 y cuenta con el acompañamiento de varias líneas ligadas al peronismo y el kirchnerismo. Será una voz clave a la hora de cerrar posiciones. El massismo tiene a Diego Achilli como su figura local, con buenas relaciones con los Debandi (Juan y Santiago). En los últimos días comenzó a buscar el regreso a la arena política el ex diputado nacional Horacio Alonso. El hombre del peronismo gremial se posiciona desde el peronismo ortodoxo para colarse en la pelea, solamente cuenta con una concejal en su espacio y el camino es complicado para su ambición.

San Isidro: Dos caciques que juegan por fuera de la política local son los que tendrán la voz final. Teresa García, la ministra de Gobierno de la Provincia y con llegada directa a Cristina Fernández, es una de las conductoras del Frente de Todos en el pago del radical Gustavo Posse. El otro es nada más y nada menos que Santiago Cafiero, la mano derecha de Alberto en el Gabinete nacional. Todo indica que la unidad será un hecho. Claro está, en una región donde pesan dos figuras de tanta relevancia para la política del oficialismo, no hay otra opción que mantener los modos y transitar el camino en paz. En el mano a mano, la funcionaria bonaerense gana la pulseada a la hora de sumar adeptos. Por caso, Federico Gelay, hombre de Teresa en el distrito, realizó una elección histórica para el peronismo y superó los 25 puntos después de 20 años. La otra figura local es Fernanda Miño, con vínculo con Cafiero y movimientos sociales de Juan Grabois.