Argentina
Miércoles, 29 junio 2022
MATANZA - RIACHUELO
19 de diciembre de 2020

Eterna promesa de una causa perdida

Ya sea por irregularidades o falta de decisión política, la demanda civil que ordenó a la Nación, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad a limpiar el espejo de agua, no avanza

Eterna promesa de una causa perdida - La Tecla

En el corazón del Área Metropolitana de Buenos Aires se encuentra el río Matanza, conocido popularmente como “el Riachuelo”. En esta “General Paz de agua” navegan residuos cloacales e industriales que la hacen inhabitable. Sin embargo, allí vive cerca del 15 por ciento de la población argentina. Se tomaron decisiones desde la sociedad, la política y la Justicia, pero todavía no hay soluciones a esta problemática histórica.

En 2004, un grupo de vecinos y asociaciones se embarcaron en una demanda civil para que se solucione la situación en la Cuenca Matanza -Riachuelo. Ante este reclamo, en 2006 se creó la Agencia de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar). Dos años después, la Corte Suprema de la Nación ordenó a la Nación, a la Ciudad de Buenos Aires y a la Provincia que presenten un plan de saneamiento, y designó para la causa al juez federal de Quilmes, Luis Armella. Los avances en la limpieza de la cuenca se presentarían en audiencias públicas. 

El primer titular de la Acumar fue Juan José Mussi, que se desempeñaba como secretario de Ambiente de la Nación. Las distintas obras comenzaron a avanzar, así como las audiencias públicas de la Corte Suprema con los representantes de las jurisdicciones implicadas. En la audiencia de octubre de 2012, Mussi señaló que la Acumar se iba aquedar sin fondos, ya que la Ciudad y la Provincia no estaban cumpliendo con sus aportes. 

Un mes después, la Corte Suprema de Justicia apartó de la causa Mendoza a Armella, acusado de exigir plazos breves para la ejecución de obras, en beneficio de empresas con las que se lo vinculaba. La causa pasó a manos del juez Jorge Rodríguez, titular del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional de Morón N° 2.Durante la presidencia de Mauricio Macri, la conducción del organismo cambió titular en cinco oportunidades.

También, en diciembre de 2018, el entonces Presidente transfirió el comando de la Acumar del Ministerio de Ambiente a Interior, Obras Públicas y Vivienda. “Lamentablemente, la causa Mendoza está dormida hace seis años”, señaló a La Tecla Ramón “Chino” Castillo, integrante del Foro Hídrico de Lomas de Zamora.

La Acumar tiene un Cuerpo Colegiado de entidades que supervisan el Plan de Saneamiento. Entre ellas se encuentra la Asociación Vecinos de la Boca. El apoderado de ésta, Raúl Estrada Oyuela, publicó, en junio de2020, columnas de opinión en los dos diarios de mayor tirada de Argentina, en las que criticó duramente el estado de la causa.

“En diciembre último (del 2019), Acumar presentó ‘índices de cumplimiento’ del fallo ordenados por la Corte. El registro de calidad de vida de la población fue objetado por el Cuerpo Colegiado por considerarlo insuficiente, pero el juez a cargo de la ejecución de la sentencia resolvió que los informes del organismo no son susceptibles de aprobación judicial. Queda preguntarse para qué los había pedido la Corte o si el juez no comprende su función”, afirmó Estrada Oyuela. 

Con la llegada de Alberto Fernández, la presidencia de la Acumar recayó en el exintendente de Morón Martín Sabbatella. La funcionaria menemista María Julia Alsogaray había prometido la limpieza del Riachuelo en mil días. Ya pasaron varios y esa posibilidad todavía parece lejana, a pesar de los espasmódicos intentos. Mientras tanto, la causa judicial que exige el saneamiento de la cuenca está sin actividad.


Municipios en la Acumar: quiénes son sus representantes

El Consejo Municipal de Acumar está compuesto por representantes de las jurisdicciones. Lo integran Carlos Ortiz(Lanús), Guillermo Pesce(Avellaneda), Emiliano Baloira (Lomas de Zamora), Alejandro Bonomo (Esteban Echeverría), Omar Lacoste (La Matanza), Gustavo Boccaccio (Ezeiza), Marta Ferraro (Cañuelas),Máximo Lanzetta (Almirante Brown), Hernán Sabbatella (Morón), Guillermo Bustos (Merlo), Sabrina Mc Cubbin (Marcos Paz),Hernán Santana (Presidente Perón),Néstor Fernández(San Vicente), Isaías Bianchi(General Las Heras) y Fernando Galetto (CABA).


“Nuestras iniciativas no se vieron en estos cuatro años”

Natalia Gradaschi preside el Consejo Municipal de la Acumar. En diálogo con La Tecla, la concejala de Lanús destacó la labor del organismo tripartito y su cooperación con el Ministerio de Salud bonaerense en la pandemia del coronavirus.

-¿Qué objetivos tiene la Acumar?

-El organismo tiene que ir respondiendo a cada una de las mandas judiciales, en ese marco se hace la planificación más general de las intervenciones. Pero también hay acciones particulares que hacen al pensar los abordajes de gestión desde una perspectiva más amplia que de la salud de la población y el cuidado y la preservación del medio ambiente. Tuvimos nuevas iniciativas que no se vieron en estos últimos cuatro años. Realizamos una intervención muy fuerte con los municipios para la limpieza de los arroyos y evitar las inundaciones. Los anegamientos, siempre traen consecuencias muy graves, pero en el contexto de pandemia son todavía mucho peor.

-¿Cómo trabajó la Acumar en el marco de la pandemia?

-Este año, también tuvimos una intervención muy fuerte en ponernos al servicio de la estrategia sanitaria del Ministerio de Salud de la Provincia. No solo nuestros recursos humanos, sino los tráilers sanitarios. Fueron utilizados por distintos hospitales bonaerenses, sea para vacunación, el triage o ampliar la circulación de gente para evitar los contagios. Los trabajadores, con mucho compromiso participaron del Operativo Detectar.


Foro Hídrico de Lomas de Zamora: en la búsqueda de una solución 

Ramón “Chino” Castillo forma parte del Foro Hídrico de Lomas de Zamora, una agrupación vecinal con más de veinte años de existencia que alerta sobre el drama de las inundaciones, reclama obras de agua potable y cloacas y concientiza sobre el cuidado del medio ambiente. En varias oportunidades particpó el grupo en las audiencias públicas de la Corte Suprema de Justicia sobre la cuenca Matanza - Riachuelo, ya que ésta atraviesa al municipio lomense.

-¿Cómo ven desde el Foro Hídrico la situación de la cuenca Matanza-Riachuelo?

-Esperemos que los compañeros de Acumar, a los que yo les dije que son mi gobierno, puedan hacer algo. Hace veinte años que es todo chamuyo. Yo quiero una solución a la gran contaminación del riachuelo. Se necesita un proyecto a futuro, pero, también, solucionar el tema de los barros contaminados. No hay una planta de tratamiento de barros. También tenemos que controlar los vuelcos. Se tienen que eliminar los productos que hace 40 años están prohibidos y que Gladys González (extitular de Acumar) autorizó a que se vuelvan a hacer en los distintos lugares. Esos son venenos puros que se utilizan mucho en la industria pesada y las curtiembres. Toda la gente que vive a la vera del arroyo está contaminada, tienen distintos tipos de metales, sobre todo plomo, en sangre. Nosotros hicimos un buen trabajo en la gestión anterior al PRO con los tráilers sanitarios. Antes había doce y ahora quedó solamente uno”.