LA ROSCA QUE VIENE
09/11/2020
Las reelecciones indefinidas, una cuestión que divide aguas en un lado y en el otro
“Hoy pueden querer venir por la reelección mañana vendrán por la paridad. Hay muchos sectores que no les gusta que las mujeres estén a la par de los hombres en la faz política”, señaló el massista Rubén Eslaiman, autor del proyecto original. Por supuesto, la mayoría de los intendentes PJ van a contra mano de sus palabras. En el Pro sucede algo parecido
Las palabras del presidente de la Nación Alberto Fernández ante un grupo de intendentes peronistas del Conurbano aceleraron el asunto. Si bien se trata de un tema que al igual que el aborto atraviesa la grieta por el medio, o sea hay oficialistas en contra y a favor y opositores en contra y a favor, la eliminación de las Primarias, al menos para 2021 y 2023, parece estar cada vez más cerca. La rosca ya arrancó. Y está a full.

Bajando el asunto a la provincia de Buenos Aires, la mayoría de los jefes comunales, sobre todo los que no podrían reelegir, están de acuerdo con la eliminación. No lo niegan. Y aquí no spolo hay que incluir a los peronistas, tambipen se anotan varios de los referentes de Juntos por el Cambio. Algunos lo hacen desde el silencio, para no set esclavos de sus palabras. Otros lo dicen a viva voz. 

"Los radicales, estamos por la autonomía municipal. Es decir, que cada municipio tenga el derecho de elegir al intendente una, dos o el número de veces que quieran", señaló sin vueltas el sanisidrense Gustavo Posse, quien fue electo jefe comunal por primera vez en el año 1999. 

En el medio, aunque se muestra en contra, el mandamás de Lanús, Néstor Grindetti, del Pro. "Esta ley que está vigente hay que cumplirla. No voy a borrar con el codo lo que escribí con la mano, yo no la voté de manera directa porque no soy legislador, pero en su momento apoyé el proyecto", afirmó.

"Nsotros apoyamos en su momento a la Gobernadora cuando trabajó el proyecto de ley que está vigente; en ningún momento desde mí estoy pensando en la reelección indefinida. Puede haber algún intendente que esté de acuerdo, pero yo apoyé esa decisión en su momento y no debería borrar con el codo lo que escribí con la mano", agregó el principal referente amarillo de la Tercera. 

En declaraciones a Radio Mitre señaló a su vez que "para las situaciones en las que están algunos municipios por ahí cuatro años no alcanzan para darlo vuelta, pero es un argumento que da para discutir; volver a los seis años de mandato es una opinión personal, pero debería alcanzar a los tres niveles de Gobierno, porque cuatro es poco", sorprendió Grindetti.

El otro intendente fuerte del Pro del Conurbano es Jorge Macri, de Vicente López, a quien le convendría que no haya más reelecciones, para de esa manera tener la excusa perfecta para ir si o sí por la Gobernación. Ya se mostró a favor del límite en su momento, también lo hace ahora. "No es bueno que haya reelecciones indefinidas, la alternancia es pilar fundamental para una mejora democrática", repite cada vez que puede el vicentelopense. 

Y en el Frente de Todos también hay posturas disímiles. Como se mencionó antes, los jefes comunales, sobre todo los del Conurbano, están más que entusiasmados. Claro, cuentan con el aval nada más y nada menos que del presidente de la Nación, que no habla por hablar. El tema es ver cómo caen esas declaraciones en el camporismo, que muchos dicen se preparaba para ir por el lugar que iban a dejar en los municipios los intendentes limitados. 

Sin embargo, los muchachos de la agrupación kirchnerista niegan esa supuesta rotunda negativa y resaltan que ya son varios los representantes del camporismo en la provincia de Buenos Aires y que para eso no hace falta que se limiten las reelecciones. Y ponen como ejemplo a Iván Villagrán, de Carmen de Areco, que derrotó a un intendente vecinalista que iba por su tercer mandato. 

En el massismo es otro cantar, ya que ese espacio se encargó, junto al vidalismo, de umpulsar la iniciativa. Rubén Eslaiman, autor del proyecto original, aseguró que en la Legislatura “no estamos abocados a este tema” pero aclaró que si alguien busca modificar la ley “militaremos en contra”. Además, advirtió: “Hoy pueden querer venir por la reelección mañana vendrán por la paridad. Hay muchos sectores que no les gusta que las mujeres estén a la par de los hombres en la faz política”, dijo.

El referente renovador recordó que “la iniciativa surgió en 2013, con la intención de refrescar la política, fundamentalmente en los distritos. Presentamos un proyecto que limitaba las reelecciones indefinidas para intendentes, concejales y consejeros escolares. Luego, en 2015 presenté el fin de las reelecciones para legisladores provinciales. En 2016 se aprobó, lo promulgó la entonces Gobernador Vidal y aquí estamos”.

Vale recordar que en diálogo con La Tecla fue la vicegobernadora verónica Magario la primera en referirse a la eliminación del límite. O al menos lo dio a entender. "La limitación la tiene que poner el conjunto del pueblo”, lanzó en la edición impresa de este medio. Y detalló: “En los últimos cuatro años, las leyes que se votaron acá (Legislatura), lo único que hicieron fue limitar si un intendente fue reelegido o no, y utilizaron la reelección como una bandera de la antipolítica; porque me parece que si a un intendente, en un pueblo, la gente lo quiere, lo va a votar, y si no lo quiere, no lo va a votar. Tampoco creo en esto de enquistarse en el poder, pero quien te saca y te pone son los ciudadanos, punto”, completó. 

Así están dadas las cosas en cuanto a lo político. Unos quieren, otros no. ¿Habrá cambios? La política es la que manda. Para volver atrás, habrá que borrar con el codo lo escrito con la mano, tal como señaló Grindetti, y modificar otra vez el artículo 3 de la Ley Orgánica de las Municipalidades, el 13 bis de la Ley Legislativa y el 148 de la normativa educativa.