SIGUE CLAUSURADO
03/11/2020
Ante versiones de cierre, kirchnerismo y macrismo se cruzan por el aeropuerto de El Palomar
Nación no habilitó la base áerea y el ministro de Transporte Mario Meoni fue cauto respecto a si se "justifica" el movimiento aéreo de las low cost. El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, afirmó que el cierre se debe a "cuestiones ideológicas". Desde el oficialismo de Morón, confían en que habrá una reapertura. Mientras tanto, trabajadores de Fly Bondi reclaman por sus puestos de trabajo.
El Aeropuerto de El Palomar tenía fecha de reapertura para el mes de octubre, a raíz de la adecuación que necesitaba respecto a los protocolos de prevención del Covid-19. Sin embargo, las versiones del cierre de la base aérea, donde operan las empresas de vuelos low cost, abrió la puja verbal en la política local.

Luego del cierre decretado por Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, garantizó semanas atrás que el aeropuesto “continuará operando con las compañías low cost”, aunque adelantó que se hará “un análisis muy profundo” de su situación, para saber“si se justifica su funcionamiento por el movimiento aéreo y económico”.

Al cruce salieron desde de Juntos por el Cambio de los municipios donde está el aeropuerto y aledaños. El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, afirmó que el cierre responde a “cuestiones ideológicas”, apuntando contra el gobierno nacional del Frente de Todos. “Un sector político que busca mantener privilegios, y pone en riesgo miles de trabajos”, señaló a través de sus redes sociales. 

Desde el oficialismo de Morón, el intendente Lucas Ghi (Frente de Todos), afirmó que la postura del municipio es que el aeropuerto tiene “más impactos positivos que negativos para la ciudad”. 

“Se lo hicimos saber al Ministro de Transporte y a las autoridades. También transmitimos la importancia de sostener los puestos de trabajo, aunque nos garantizan que eso está salvaguardado. Seguiremos llevando nuestro testimonio a cada lugar en el que podamos expresarlo”, señaló en una entrevista reciente en el programa radial “Aquí no ha pasado nada”.

A su vez, Ghi fue criticado por su antecesor, el macrista Ramiro Tagliaferro, quien se preguntó “¿cómo un Intendente de una ciudad aeronáutica como Morón no defiende su aeropuerto? Es como no defender a nuestra historia, a nuestra identidad y a nuestra gente”, señaló a través de su cuenta de Twitter.

Poco y nada quisieron decir a este medio desde los municipios de Morón y Tres de Febrero sobre el tema, mas allá de lo publicado en medios y rede sociales. Sin embargo, fuentes del oficialismo de Morón aseguraron a La Tecla que hay la postura “de todas las fuerzas políticas es sostener el aeropuerto, llamando a los sectores afectados para ver como se organiza la zona”. En ese sentido, señalaron que hay un "consenso" entre los tres intendentes de los municipios implicados: Ghi, Valenzuela y Juan Zabaleta, de Hurlingham.

“Ahí está la parte comercial del aeropuesto, que es la que está en cuestión, una zona de viviendas, terrenos donde se quiere armar un SUM deportivo y hay un compromiso de sostener un pulmón verde en la zona”, explicaron voces del Frente de Todos de Morón.

Por su parte, desde la oposición moronense analizaron otro detalle de la puja: Las low cost, como Flybondi - con sus irregularidades y falencias- quedaron asociadas al gobierno de Cambiemos, con lo cual creen que el oficialismo “está regulando la intensidad”. Indicaron que “les cuesta mucho pasar a defenderlo, porque queda como un tema de Cambiemos”. 

En el medio de esto, los trabajadores de la empresa Flybondi reclaman la reapertura del la terminal aérea. La semana pasada llevaron su reclamo a la puerta de la Casa Rosada. Tal como indicaron desde la oposición moronosense, en los pocos años en los que operó, la base aerea, las low cost y los asociados conformaron una reactivación laboral en la zona.