HOMENAJE Y POLéMICA
01/11/2020
Conocchiari y el "Hospital Conocchiari": entre el "yo no lo pedí" y el duro ataque a los críticos
"Yo no pedí nunca nada, no quise ni querré honores, homenajes, reconocimientos, bronces, ni nada que se parezca. Que lo sepan y entiendan todos, nunca hice nada para recibir esa u otra honra a cambio!", señaló el diputado por la Cuarta sección, Alberto Conocchiari, ante el revuelo generado a partir de la iniciativa de imponer su nombre al hospital municipal. La respuesta al legislador cambiemita que presentó un proyecto de repudio. La carta completa
Gran revuelo generó la iniciativa impulsada por el bloque de concejales del Frente de Todos de Leandro N. Alem para imponer el nombre del actual diputado provincial y ex intendente Alberto Connochiari, al Hospital Municipal de ese distrito. Incluso, tal como se informó días atrás, el diputado Alex Campbell (Juntos por el Cambio), presentó un proyecto de repudio. 

Y fue tal el revuelo que el propio Conocchiari se vio en la necesidad de salir a hablar, y lo hizo a través de una extensa carta que publicó en sus redes sociales en la cual, entre otras cosas, deja en claro que el homenaje no fue pedido por él, ni siquiera deseado.

"Yo no pedí nunca nada, no quise ni querré honores, homenajes, reconocimientos, bronces, ni nada que se parezca. Que lo sepan y entiendan todos, nunca hice nada para recibir esa u otra honra a cambio! No lo pedí, no lo pretendo, no lo busque, no fue nunca un deseo ni lo es hoy!", señaló el legislador kirchnerista.

Y en respuesta al proyecto de Campbell, sostuvo: "No quiero victimizarme, pero tampoco puedo aceptar este nuevo ataque artero, sin denunciarlo. Solo me dedico a trabajar por la gente, no ataco a nadie, no busco conflictos, ni siembro odio, pero no me resigno a la mediocridad y la infamia como formas ya tristemente habituales de un sector de la política", aseveró.

La iniciativa indica que el ex funcionario de Vidal expresa "su más profundo repudio a la decisión de designar al Hospital Municipal del Distrito de Leandro N. Alem con el nombre de “Alberto Rubén Connochiari”, actual diputado provincial por la Cuarta Sección Electoral".

"Esta medida atenta contra el espíritu republicano de nuestro sistema de gobierno, confundiendo al gobierno de turno con el Estado. Anular un criterio que determinaba una distancia temporal para nombrar espacios públicos con el nombre de alguien, para luego nombrar a un Hospital con el nombre de un Intendente que dejó el cargo hace menos de 1 año es una ofensa a la república", indica finalmente el texto del proyecto del ex Sub secretario de Asuntos Municipales del gobierno provincial.  

Por otra parte, a la luz de la controversia generada, los ediles del oficialismo de Alem, sostienen que para imponer el nombre del exalcalde al nosocomio local se modificó el artículo 31ª de la ordenanza que regula el "Régimen de Honores", que marca un período de tiempo desde el fallecimiento de las personas para este tipo de homenajes.

Tras la modificación, sacada adelante con la mayorìa del Frente de Todos en el Concejo Deliberante, el texto indica que "la imposición de nombres a sitios públicos y el emplazamiento de monumentos y bustos, se llevarán a cabo sin considerar tiempo de fallecimiento e, incluso, pudiendo ser personas en vida".


LA CARTA COMPLETA

Nunca, en 61 años de vida, pensé tener que transitar una situación como esta…
He perdido un hermano, el único que tenía, asesinado por la dictadura… He visto partir a mi padre y a mi madre, con dolor, pero con la tranquilidad no solo de haberlos cuidado hasta el final, sino de haberlos honrado con una vida basada en el sacrificio, la decencia, la solidaridad… y el trabajo desde los 12 años hasta el presente.
En política, como en la vida en general, he dado todo lo que tenía para ofrecer… Con aciertos y errores, pero luchando siempre por el bien general, el de todos, no el personal como hacen muchos. Hice de la honestidad una forma de vida, no solo una forma de gobernar, y lo hice siempre por convicción, como fui educado, para honrar ese legado y para que mi familia -en especial mi pequeño hijo- sepa qué jamás tendrá que agachar la cabeza cuando hablen de su padre… Di todo, por convicción, para estar en paz ante todo con mi conciencia… Así fui dejando en el camino mis “mejores años”… y una porción importante de la buena salud de que gozaba…
Nada de lo que logré fue fácil, pero no reparé nunca en el esfuerzo, tuve aciertos y errores, pero puse lo mejor que Dios me dio… También, para ser justo, recibí mucho cariño, sincero, de mucha gente por la que también acuñé el mismo sentimiento…
Sobrellevé de parte de la oposición, marchas inventadas, agresiones de todo tipo, críticas mentirosas, denuncia judicial en Comodoro Py… lo que imaginen y más… fue víctima de espionaje ilegal hasta mi Secretario Privado…
Pero hoy, cuando ya no soy más Intendente, pero sigo trabajando como diputado, y al mismo tiempo por la gente del distrito, el bloque de Concejales del Espacio político al que pertenezco, decide sorprenderme con un reconocimiento, proponiendo mi nombre para el querido Hospital Municipal, por el que luché 20 años y por el que pasé, como por otros temas, muchas noches de desvelo (a pesar de la medicación que siempre  iba en aumento…).
YO NO PEDI NUNCA NADA, NO QUISE NI QUERRÉ HONORES, HOMENAJES, RECONOCIMIENTOS, BRONCES, NI NADA QUE SE PAREZCA. QUE LO SEPAN Y ENTIENDAN TODOS, NUNCA HICE NADA PARA RECIBIR ESA U OTRA HONRA A CAMBIO! NO LO PEDÍ, NO LO PRETENDO, NO LO BUSQUE, NO FUE
NUNCA UN DESEO NI LO ES HOY!
Lo agradezco, en todo caso, porque es de bien nacido hacerlo, y sé del enorme afecto que nos tenemos con todos los y las Concejales del bloque, y sé también que lo hacen porque lo sienten, acertados o no, pero sin   especulaciones mezquinas porque yo no soy candidato a nada.
Pero la oposición, la que apoyó el terrible desastre que sufrimos en la Nación y la Provincia, la que nunca trabajó, al menos para construir, la que se opuso a todo, la que vive sembrando odio para ahondar la grieta, la que siempre está lista para “sacar tajada” de lo que sea, la que miente y apoya la mentira de sus dirigentes mayores, la que decidió en lugar de crecer para ser superiores, luchar para desgastar o destruir a quienes pensamos y obramos en sentido opuesto, hoy me hace blanco duramente de todo su odio y de la impotencia de su incapacidad.
Me explican los Concejales del Frente de Todos, que no solo querían mostrar ellos su gratitud, sino que lo hicieron en representación de las MAS DE 2000 personas que apoyaron la idea, desde aquel anuncio después ya de la Terapia Intensiva, cuando presenté la compra al contado de un Tomógrafo (el primero) de última generación traído de Japón, de un ecógrafo también de vanguardia, de un equipo de rayos nuevo y del sistema de digitalización absolutamente innovador, adquisición que se aproximaba al medio millón de dólares. Allí algunas personas propusieron a viva voz, pidiendo hacer uso de la palabra, la idea de imponer mi nombre al hospital, lo que desalenté de inmediato, agradeciéndole pero pidiéndole que dejaran esa idea y nos concentremos en la importancia brutal de la compra, histórica por cierto.
INSISTO NO LO PEDI, LO RECHACE YA ENTONCES EXPRESAMENTE.
Seguí trabajando por el sistema de salud ya como diputado, logrando aumentar un 15% la coparticipación que recibe de la Provincia el Municipio, y en estos días, gestionando con éxito los casi 12 millones de pesos, que se destinarán mayoritariamente a equipamiento hospitalario (Torre de Video Endoscopia y Video Colonoscopía, nuevo de última generación, digital, mesa de cirugía nueva completa con todo el Kit de traumatología y muy superadora de la existente).
Pero junto con el pretendido agradecimiento de esos miles de personas y el bloque de concejales, recibo un  feroz ataque de Cambiemos, y una fuerte operación mediática en mi contra, a través de un medio local, llegando a medios provinciales e incluso a Clarín, sin contar un proyecto de repudio, si escucharon bien, de repudio, en la Cámara de Diputados que integro, presentado a pedido de Cambiemos local por un diputado estrecho colaborador de la ex Gobernadora Vidal, que hoy está siendo investigado por la presunta participación en las mafias de las escuchas ilegales.
No quiero victimizarme, pero tampoco puedo aceptar este nuevo ataque artero, sin denunciarlo. Solo me dedico a trabajar por la gente, no ataco a nadie, no busco conflictos, ni siembro odio, pero no me resigno a la mediocridad y la infamia como formas ya tristemente habituales de un sector de la política.
Por último, una vez más mi agradecimiento a quienes de  modo bien intencionado hicieron la propuesta, porque solo fue eso y democráticamente en estos casos cualquiera puede oponerse, en un Registro que se abre a tal efecto, no hacen falta estas bajezas, ni mentiras, ni estas operaciones mafiosas…
El agradecimiento también a los miles, que según me dicen, firmaron en apoyo, y a las decenas de personas del distrito y de la región que llamaron solidarizándose, brindándome aliento y comprensión por esta situación absolutamente inmerecida que me toca atravesar.
NO QUISIERA POR NADA, QUE EN UN MOMENTO TRISTE COMO EL QUE ATRAVESAMOS, DONDE MUEREN COMPATRIOTAS POR LA PANDEMIA, Y MUCHOS LUCHAN PARA SALVAR VIDAS, MIENTRAS OTROS AGRAVIAN ESA LUCHA DESAFIANDO AL VIRUS, A LOS GOBIERNOS, Y A LA CIENCIA QUE TRATA DE PROTEGERNOS, SE GENEREN DISCUCIONES INNECESARIAS PARA MUCHOS, E INMERECIDAS PARA MI, PORQUE ESTA CLARO QUE EL ODIO NO DESCANSA, NI EL VIRUS LO DETIENE.
NINGUNA IMPORTANCIA TIENE QUE EL HOSPITAL LLEVE O NO MI NOMBRE, MI CONCIENCIA ESTÁ Y ESTARÁ SIEMPRE TRANQUILA POR LO HECHO O INTENTADO HACER, SANAMENTE.
TODOS SABEN QUE NUNCA TRABAJE EN BENEFICIO PROPIO Y NO TRAICIONARIA ESA CONFIANZA, NI MI HONRA JAMAS.
DIOS Y EL TIEMPO DIRAN COMO FUE MI GESTION. YO SOLO AGUARDARE ESE JUICIO, EN PAZ Y SIN PEDIR NADA.

Un abrazo.
Alberto Rubén Conocchiari.-